Reglas básicas para que un chabisque funcione

Reglas básicas para que un chabisque funcione

Los integrantes de tres bajeras de Estella revelan las claves para que todo vaya bien

Durante la semana festiva, los chabisques son un requisito esencial entre las cuadrillas. Varias semanas atrás los jóvenes comienzan a buscar, ilusionados, entre las distintas bajeras de la ciudad, el que podría ser su punto de reunión. Sin embargo, ni el proceso de búsqueda ni, una vez adquirido, la convivencia pueden ser fáciles. Desde la experiencia, los usuarios de tres chabisques de la localidad reflexionan sobre las reglas básicas para que un chabisque funcione y lo resumen en puntos clave.

Chabisque en La Chantona

Este local está integrado por tres cuadrillas de tres quintas distintas: 96, 97 y 98. Aunque es la primera vez que alquilar una bajera juntos, todos han tenido chabisques antes con sus más y sus menos, lo que les otorga la autoridad suficiente para poder hablar de qué evitar y qué cumplir en el lugar de reunión. 

1. CONFIANZA. “Poder dejar tu bolso en cualquier lado, o tener la seguridad de que no se va a romper nada es esencial”, explica Andrea Puntada Pacheco, una de los numerosos miembros del local. “Es como tu casa, pero con tus amigos, entonces tienes que saber quién puede gustar que entre y quién no, y para eso hace falta confianza”, continúa Amanda Andueza Valle; algo en lo que coincide Estibaliz Lastra Alén, que asegura haber vivido ya la situación de no tener ni dónde sentarse en su propio chabisque porque estaba ocupado por gente ajena a él. “Es muy importante saber con quién estás, porque si no, no estás a gusto”, termina diciendo Guillermo Fernández Egurza. 

2. TODO EN REGLA Y CON NORMAS.  “Si se quiere tener un chabisque, hay que tener todo en regla”, afirma tajante Anne Soravilla Ortiz. Se refiere a que haya un contrato de por medio que asegure que el local cumple con las normativas para evitar posibles problemas futuros, como multas. Pero esas no son las únicas normas necesarias. Los miembros de la bajera coinciden también en la importancia de establecer pautas internas a cumplir entre los integrantes. “Pretendemos poner normas de limpieza”, cuenta Amanda Andueza sobre uno de los motivos más habituales de discusión en estos locales.

3. COMUNICACIÓN.  Los malentendidos o desacuerdos son inevitables en una convivencia, pero, tal como comenta Nahia Mauleón Ausejo, siempre se puede solucionar si se habla con tranquilidad y se tiene predisposición por arreglar el posible problema. “Lo que no hay que hacer es echar las cosas en cara y de malas maneras, eso no lleva más que a discutir”.

Intimidad, divino tesoro

Las tres cuadrillas también destacan la zona elegida para tener su local, en La Chantona, como una de sus buenas decisiones. ¿Por qué? Aparte de estar a orillas del río Ega y rodeado de zona verde, se encuentra alejado del centro y es el único chabisque del lugar, lo que les permitirá vivir las fiestas de un modo íntimo, entre amigos.

Chabisque en EL BARRIO DE LIZARRA

Aunque este año estrenan bajera en el barrio Lizarra, es la segunda vez consecutiva que dos cuadrillas estellesas, de edades comprendidas entre los 19 y 24 años, deciden compartir local para fiestas. De hecho, eso mismo, el querer repetir y juntos, es lo que los convierte en expertos para que la adquisición de un chabisque y la convivencia vayan bien.

4. LIBERTAD Y RESPETO. “Somos tantos, que hay mil planes, mil gustos, mil opiniones, etc. La clave está en respetarnos”, cuenta Rubén Ibáñez. “Por ejemplo, a la hora de cenar, uno compra kebab, otro pizza, otro si quiere trae de casa… y en el chabisque cenamos juntos. Lo mismo al salir, unos quieren ir a un lado, otros a otro… El chabisque es el punto de encuentro donde aparece el que quiere, charlamos, cenamos, bebemos y jugamos al ping-pong, que también nos une mucho”, añade, entre risas, Daniel Gutiérrez Alén. Ibáñez comenta que incluso con la música, de la que difieren bastante unos y otros, nunca hay problemas. “El primero que llega la pone, y luego se cambia por lo que otro prefiera”. “Todo el mundo tiene derecho a hacer lo que quiera”, concluye Joseba García.

5. PREDISPOSICIÓN A LLEVARSE BIEN.  El hecho de juntarse dos cuadrillas diferentes puede ser difícil, sobre todo si no se conocen con anterioridad. Sin embargo, ese no ha sido el caso de los miembros de este chabisque, que, como una variante del respeto y la libertad que todos poseen, también comparten una actitud y una mente abierta. “Cuando nos juntamos hace un año, no nos conocíamos entre todos, pero estábamos predispuestos a llevarnos bien, conocernos, respetarnos y éramos muy abiertos”, explica Joshua Pozo.

6. CONOCER LA FIESTA. La edad también es importante, según Joseba García, otro de los miembros. “Aparte de que ahora tenemos más cabeza, cuando no teníamos chabisque íbamos a lo que había: cenábamos en Los Llanos, de ahí, como estaba cerca, íbamos a las txoznas, veíamos los fuegos… ahora pasamos mucho rato en la bajera, pero es una opción personal, porque ya sabemos qué hay fuera y salimos cuando nos interesa. Si desde pequeño te acostumbras a encerrarte, luego no sabes salir de ahí”. 


Aunar cuadrillas

A partir de que, hace un año, estas dos cuadrillas decidieran compartir local, ambos grupos forman casi uno. “Nos juntamos para que el chabisque nos saliese más barato, pero hemos acabado llevándonos muy bien y a partir de entonces incluso nos juntamos algunos fines de semana”, cuenta Joseba García, integrante de uno de los grupos.

Chabisque en LA PLAZA DE LOS FUEROS

En esta ocasión se trata de un local integrado por diez estellicas de la misma cuadrilla, con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años. Al igual que los dos casos anteriores, ya tienen experiencia con chabisques. De hecho, este será su cuarto año, y el tercero en el mismo lugar: en la parte trasera de la iglesia San Juan. A continuación explican, a partir de sus vivencias, lo primordial para que todo vaya sobre ruedas. 

7. TIEMPO. La organización con tiempo es clave. “No hay que dejar las cosas para el último momento, porque luego te pilla el toro. Por lo menos 15 días antes tienes que asegurarte de que esté todo en regla y ver qué se necesita, como bebidas, frigorífico, sofás…”, apunta Naiara Sádaba Goikoetxea. Siguiendo por esa línea, Lorea Gómez Uriarte habla de la importancia de que todos los integrantes tengan la misma idea de lo que se va a hacer en el local, establecer normas acorde a ello y respetarse unos a otros. “El chabisque es de todas, así que tiene que haber comunicación, todas deben sentirse integradas”, continúa Sádaba.

8. COLABORACIÓN MUTUA. También destacan como indispensable el trabajo en equipo. “Es algo que es de todas, así que lo lógico es que todas colaboremos”, opina Sonia Tristán Alén. “Lo más difícil siempre es juntarse, porque a estas edades una trabaja, otra está no sé dónde… no es como cuando teníamos 15, que estábamos siempre por Estella comiendo pipas. Pero una vez que nos reunimos las cosas salen, y salen porque todas quieren y ponen de su parte”, explica Iratxe Lasheras Galdeano.

9. GANAS. Relacionado con el punto anterior, todas las integrantes consideran requisito esencial las ganas de tener chabisque. De hecho, Adriana Sádaba Sádaba afirma que es esa motivación lo que hace que la gente se mueva. “Nunca hay que tomárselo como una obligación. Te tiene que gustar y estar predispuesto a disfrutarlo. Lo demás viene solo”, añade Lasheras. 

Epicentro de estella 

El chabisque de estas estellicas es uno de los muchos que hay tras la iglesia San Juan. ¿El motivo? Ellas mismas lo explican: “Al ser la plaza, que es donde ponen las verbenas, el ruido está más permitido y no molestamos si ponemos nuestra música”, cuenta Lorea Gómez Uriarte. “También es una buena zona porque te enteras de todo. Por aquí pasan todos los actos: la bajadica del Puy, el baile de la Era, txarangas… estás en medio de la fiesta y, al haber más chabisques, se forma un buen ambientillo”, completa Adriana Sádaba.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies