PRIMER PLANO – Eduardo Hermoso de Mendoza Sanz de Galdeano, aficionado a la equitación y apasionado de las Ferias – “Hay que abrir la puerta al ganado de montura y enganche”

PRIMER PLANO – Eduardo Hermoso  de Mendoza Sanz de Galdeano, aficionado a la equitación y apasionado de las Ferias –  “Hay que abrir  la puerta al ganado de montura y enganche”

El estellés Eduardo Hermoso de Mendoza, de 44 años, será homenajeado por el Ayuntamiento, el sábado 30 de noviembre, por su involucración y esfuerzo para que las Ferias de San Andrés salgan adelante cada año

El sábado, 30 de noviembre, el Consistorio estellés rendirá homenaje al estellés Eduardo Hermoso de Mendoza (12/05/1975), apasionado de la equitación y amante de las ferias de su ciudad natal, en las que participa como jinete. El motivo: su gran involucración y esfuerzo para que este evento tradicional de Tierra Estella no pierda su esencia. Sus raíces familiares están ligadas al mundo del caballo. Cuando era pequeño ayudaba a su tío, Pablo Hermoso de Mendoza, a subir los animales hasta la plaza, desde la casa de sus abuelos. A ello se suma su labor como alguacilillo y mulillero en los actos taurinos de fiestas, junto a su hermano Francisco y su padre José Ramón, y su participación a caballo en la procesión del Santo Entierro, representaciones carlistas, cabalgata de reyes y desfile de la Semana Medieval.

¿Qué sentiste cuando te comunicaron que ibas a ser homenajeado en las Ferias de San Andrés?

Al principio tenía claro que no era la persona adecuada. No me lo voy a tomar como un homenaje personal sino como representante de un grupo de aficionados que desde hace varios años aportamos, de manera desinteresada, nuestras ideas y presencia como jinetes para ambientar las calles y plazas de la ciudad. También me lo tomaré como un homenaje a mi familia, los Hermoso de Mendoza, que ha estado y está muy ligada al mundo del caballo.

¿Cómo vivís las ferias desde el grupo de jinetes?

El día de la feria salgo pronto de casa para preparar el caballo, nos reunimos los jinetes, llevamos a cabo la simulación de bajada de ganado, pasamos la mañana a caballo y nos reunimos, después, en el restaurante Florida. Quiero recalcar que nuestra presencia a caballo es desinteresada y que supone un gran esfuerzo a la hora de que los animales se pueden alterar o dañar, podemos sufrir caídas, etc. Valoramos mucho el apoyo y organización del Ayuntamiento para llevar a cabo esta labor.

¿Funciona mejor la feria de ganado con sábado?

No me atrevería a afirmarlo porque el primer año cayó una buena nevada y con sábado suele coincidir con la feria de ganado de León, que es muy potente. Cuando se celebraba en domingo, muchos tratantes valencianos que volvían de León pasaban por Estella. Habrá que ir viendo.

¿Qué te parece la programación de este año?

Bien. Hay novedades muy bonitas como la demostración de trenzado de caballo y los paseos en calesa gratuitos por el paseo de la Inmaculada. La feria de ganado fue cayendo durante muchos años y desde hace unos seis años se aprecia que el Ayuntamiento apuesta por revivir el evento.

¿Cuál crees que es la clave para que las ferias no decaigan?

La esencia de las Ferias de San Andrés son los caballos. Lo que no puede ser es que se venda al exterior que las ferias son de ganado y que la realidad sea la contraria y las personas que acuden tengan que estar buscando al ganado. Hay que tener en cuenta que la compraventa de ganado de carne ya casi no se ejecuta en la propia feria sino que los tratantes acuden a las localidades de los ganaderos a negociar. La feria es ya algo simbólico. Lo que sí creo es que, sin descuidar el ganado de carne y valorando el esfuerzo de los ganaderos que acuden a la plaza, hay que abrir la puerta al ganado de montura y enganche, ya que en Tierra Estella hay mucha afición.

De ahí la idea de abrir la plaza de toros durante toda la mañana para probar los caballos y acondicionar el paseo de la Inmaculada para galopar.

Así es. Creo que hay que aprovechar los lugares y espacios que tiene nuestra ciudad para exhibir este tipo de ganado, que luce más galopando y moviéndose. Se fomenta la compraventa y se crea ambiente de feria.

¿Qué medidas tomarías para que ganaderos y jinetes se animen a traer sus animales a las ferias?

Hay que cuidar y valorar a los ganaderos aficionados y románticos de las ferias. En Estella y Tierra Estella hay muchos aficionados al caballo. A estas personas hay que cuidarlas y llamarlas año a año para que sepan que se cuenta con ellas para las ferias. El hecho de que se sortee una montura de Pablo Hermoso de Mendoza puede ser un aliciente para los jinetes, invitar a los involucrados a un almuerzo o comida, poner facilidades para que entren a descargar su ganado en la plaza y apuntar su contacto para poder llamarles al año siguiente, son detalles que no deberían faltar. Si esto se va instaurando quizá los tratantes también aumenten.

Personalmente, ¿qué es lo que más te gusta de la feria?

El ambiente, la posibilidad de andar a caballo tranquilamente y el agradecimiento de la gente, sobre todo, el de las personas mayores que, al verte, recuerdan las ferias de sus tiempos.

El test

– Un momentico: la simulación de bajada de ganado y el merecido almuerzo a caballo.
– Un recuerdo: cuando era niño y ayudaba a subir los caballos a mi tío Pablo.
– Un sueño relacionado con la feria: ver Estella llena de caballos.
– Otra feria de caballos: la de Galega (Portugal).
– Un caballo: Chicuelo, por su carácter.
– Un lugar en el que te guste cabalgar: la plaza de toros.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies