Paréntesis festivo en Murieta

Paréntesis festivo en Murieta

El municipio celebró del 22 al 25 de agosto sus fiestas patronales en honor a San Esteban, su patrón. Una vez más, fueron un éxito

Murieta hizo un paréntesis del 22 al 25 de agosto en su vida diaria, para acoger, un año más, sus fiestas patronales. Días repletos de música, baile y diversión entre amigos y familiares que se iniciaron tras el estallido el un resonante cohete y las esperanzadoras palabras de Amaia Acedo Oroz, su concejala de festejos: “¡Murieta, gracias a todos por venir! ¡Disfrutad de las fiestas murietenses y murietensas! ¡Viva Murieta! ¡Gora Murieta! ¡Mamá, va por ti!”.

Las fiestas de Murieta son las elegidas por numerosos visitantes para salir el sábado por la noche

Acto seguido, la música de la txaranga ‘Zalabarte’, de Igúzquiza, comenzó a sonar y se ensancharon las sonrisas de todos los habitantes de la localidad, ilusionados y expectantes por saber qué les depararían las nuevas fiestas. 

Desde luego que no defraudaron. Ni a ellos, ni a la multitud de personas que, como cada año, se acercaron desde otros municipios. “La verdad es que las fiestas de Murieta atraen a mucha gente, son bastante populares. Tienen mucha fama y yo creo que justamente si vienen, es por eso, por la fama. Además de que es una zona céntrica y las fechas son buenas, no coinciden con fiestas de demasiados pueblos”, explica el alcalde, Emilio Jesús Ruiz Recalde. 

La fórmula del éxito

Sea por la fama o no, la gente repite, porque año tras año, como ha pasado en éste, el pueblo se llena de gente. Posiblemente se deba a una buena oferta en el programa festivo, en el que este 2013 decidieron no variar demasiado respecto a otras veces, incluyendo como única novedad el corte y tentempié de jamón el domingo por la noche, antes del ‘Pobre de mí’. “Hemos reducido bastante presupuesto, pero estamos contentos, los vecinos han hecho un esfuerzo impresionante en todo. En la cena popular y el calderete, por ejemplo, han participado al máximo; tenemos hasta 38 cazuelas” continuaba el primer edil.

Así del 22 al 25 de agosto, Murieta vivió unos días con torico de fuego, partidos de pelota, orquestas, pasacalles, concurso de disfraces, hinchables, comidas, aperitivos y fuegos artificiales, entre otras actividades. Pero, sobre todo, fueron jornadas de risas, disfrute, buena compañía y unión del pueblo para pasar unas grandes fiestas. La fórmula perfecta para que todo salga bien y esperar, de nuevo, ilusionados, a las siguientes.

La fiesta en cifras:

4 jornadas 

82 horas de fiesta

Más de 30 actos programados

Título

La protagonista. Amaia Acedo: “Se lo he dedicado a mi madre”

Amaia Acedo Oroz, concejala de festejos de Murieta, tuvo el honor de prender, por primera vez, la mecha que inauguró las fiestas de su pueblo.

¿Cómo ha vivido el momento?

Con muchísimos nervios. Me temblaban mucho las manos y la voz, pero a la vez lo he hecho muy ilusionada y acordándome de mi madre, que es a quien se lo he dedicado. 

¿Lo imaginaba así?

Más o menos sí, pero al final quizá he sentido más nervios de los que esperaba. Por otro lado, he dicho todo lo que tenía pensado decir: se lo he dedicado a mi madre.

¿Qué tienen las fiestas de Murieta de especial?

Que hay mucho ambiente, porque participa todo el pueblo; que son unas de las últimas del verano, así que la gente las coge con muchas ganas; y que intentamos prepararlas con actos para todas las edades.

¿Y cómo vives las fiestas? 

Como una moto desde que empiezan hasta el domingo que acaban. La verdad es que intento participar en todos los actos posibles, disfrutando de cada uno de ellos hasta el final.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies