Los alumnos de Ikastola y Remontival rogaron protección a Santa Águeda

Los alumnos de Ikastola y Remontival rogaron protección a Santa Águeda

Los escolares recorrieron el lunes 4, víspera de la festividad, las calles de Estella cumpliendo con la antigua tradición

Los alumnos de Lizarra Ikastola y del modelo D de Remontival disfrutaron de una de las celebraciones fijadas en el calendario escolar: Santa Águeda. El lunes 4 de febrero, víspera de la festividad, recorrieron el centro de la ciudad cantando coplas a la santa protectora contra los maleficios, haciendo sonar sus makilas y lanzando las txapelas al aire.

“Los alumnos realizaron diferentes paradas en su recorrido para cantar”

Los alumnos de Lizarra Ikastola y del modelo D de Remontival disfrutaron de una de las celebraciones fijadas en el calendario escolar: Santa Águeda. El lunes 4 de febrero, víspera de la festividad, recorrieron el centro de la ciudad cantando coplas a la santa protectora contra los maleficios, haciendo sonar sus makilas y lanzando las txapelas al aire. 

Los alumnos del colegio público Remontival fueron los primeros en dejar el centro para realizar su propio itinerario a partir de las once de la mañana. Desde el colegio se dirigieron a las plazas Santiago y de los Fueros, para seguir por Carpintería, calle Mayor, plaza de Santiago y volver a Remontival por la residencia de San Jerónimo, donde realizaron la penúltima parada para cantar. El acto terminaría en el patio del IES Tierra Estella con las últimas coplas.

  

Por su parte, los alumnos de Educación Infantil y Primaria de Lizarra Ikastola dejaron la celebración para primera hora de la tarde. A las tres salían del centro, acompañados por los alumnos de primero y segundo de la ESO, para realizar una kalejira que cumple ya 42 ediciones. Dieron una vuelta por las calles San Andrés, Baja Navarra, Mayor, plaza Santiago, Calderería, plaza de los fuegos, Estrella, Navarrería, para deshacer el camino andado por la calle Mayor hasta la ikastola. Siete paradas a lo largo del recorrido permitían cantar unas coplillas al son de los acordeones. 

Cuenta la tradición que Santa Águeda, de origen siciliano, representaba la mejor protección contra todas las amenazas hacia las familias, las casas y las cosechas. Una leyenda anónima relata la intervención milagrosa de la santa para apagar la erupción del volcán Etna, lo cual incrementó la fe y confianza hacia ella.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies