La Semana Medieval de Estella alcanza su mayoría de edad

La Asociación de Comerciantes organizaba por primera vez la programación en 1998. Desde entonces, ha ido creciendo en actos y en seguimiento hasta alcanzar la solidez de hoy en día y convertirse en uno de los eventos más importantes de la agenda cultural de la ciudad del Ega

Diecisiete ediciones celebradas y la de este año otorgan a la Semana Medieval de Estella su mayoría de edad. Del lunes 20 al domingo 26 de este mes, la ciudad del Ega vuelve a su pasado, retrocede unos siglos para recrear la vida y el entretenimiento propios de la Edad Media y lo hace con una programación completa, como cita consolidada que es en el calendario festivo de Estella.

La Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella-Lizarra organizaba por primera vez la cita en 1998, cuando por entonces las ferias de esta temática no proliferaban tanto como en la actualidad. El comerciante Juan Andrés Echarri recuerda los inicios de la iniciativa que ya entonces tenía como objetivos la dinamización cultural y de la vida en la ciudad durante el verano y el fomento de la actividad económica en la ciudad. No obstante, el programa ha ido nutriéndose y tomando cuerpo con el paso de los años.

“Formé parte de la creación de la Semana Medieval y recuerdo que contábamos con un presupuesto de 6.000 euros. Lo hicimos sin apoyo del Ayuntamiento, sólo con el del Gobierno de Navarra, y la Semana nada tenía que ver con la de ahora, ni por afluencia de público ni por actividades. Llenamos la ciudad de lunes a domingo. Fueron inicios duros, hubo que luchar mucho. Ahora también se trabaja mucho porque hay actividades desde primera hora de la mañana hasta la noche”, cuenta.
No fue hasta dos ediciones después cuando el Ayuntamiento contribuyó económicamente. La partida fija en el presupuesto municipal se establecía después, durante la legislatura de Mª José Bozal.

En esta decimoctava edición, el presupuesto para preparar la Semana Medieval es de 79.000 euros, de los cuales 25.645 los aporta el consistorio estellés y 25.000, el Gobierno de Navarra. Además, el Ayuntamiento subvenciona con otros 3.900 euros la organización de los Mercados de Antaño, que se instalan en el barrio de San Pedro y San Miguel durante el fin de semana.

El programa de este año gira en torno al periodo histórico del Reinado de Sancho Ramírez (1043-1094). Era en 1090 cuando fomenta el asentamiento en Estella de Francos, ya que se hacía necesaria una población que atendiera la creciente afluencia de peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela desde toda Europa. La temática es coincidente, como cada año, con la elegida por la Semana de Estudios Medievales de Estella.

La Semana la presentaban ante los medios de comunicación el presidente del colectivo, José Flamarique; miembros de la Asociación; el alcalde de la ciudad, Koldo Leoz, y la concejal de Comercio y Turismo, Marta Astiz. Excepto la posibilidad de que los niños den paseos en dromedario –además de en burro- pocas novedades se suman a un programa ya muy asentado. No faltarán las tan esperadas actuaciones callejeras, los juegos infantiles –este año se suma el tiro con ballesta-, las tabernas medievales en las plazas, los espectáculos en el palenque ni los mercados artesanales, conocidos como Mercados de Antaño, que transforman los barrios de San Pedro y de San Miguel durante el fin de semana.

El primer edil destacaba la importancia de la Semana no sólo en Navarra sino también en provincias limítrofes. “Es una semana muy bonita que nos coloca como centro de ocio y de turismo no solo de Nafarroa, también del País Vasco y de otros puntos del estado español. Que la ciudad cobre vida y que tenga eventos tan importante como esta Semana es importante, y el Ayuntamiento seguirá apostando por ella”, decía.

La concejal Marta Astiz agradeció la participación de los numerosos colectivos de Estella que se implican en la celebración de la Semana, así como el esfuerzo que realiza la Asociación.

Título

Para no perderse nada


CEREMONIA INAUGURAL.
El lunes 20 de julio, a las 20 horas, llegada del Rey Sancho Ramírez a la ciudad. Gran desfile con toda la corte que implicará a 150 integrantes. No faltará la música.

GRANJA MEDIEVAL.
La plaza Santiago vuelve a convertirse en espacio para las familias con la participación de animales de la granja escuela Basabere, con la realización de talleres infantiles y con paseos en burro y también en dromedario. Como novedad, los niños podrán ver a una búfala.

ANIMACIÓN CALLEJERA SIN PAUSA.
Cada día tendrá una temática diferente. Son actividades que se desarrollan desde media mañana hasta la noche. Entro otros, participan los ‘Titiriteros de Binéfar’, ‘Tartaruga Teatro’, ‘La Cremallera Teatre’ y ‘La Granja de Kaler’ –con los personajes propios de la Asociación de Comerciantes-, e ‘Historias de Gañegoleta’. La plaza Santiago acogerá un tío vivo medieval. La plaza de los Fueros dará cabida al campamento de adiestramiento de caballeros y a más juegos medievales. Una noria animará la plaza de la Coronación.

TABERNAS MEDIEVALES.
Se ubicarán dos tabernas en la plaza de los Fueros y en la plaza de Santiago, durante toda la Semana. La plaza de la Coronación contará con una tetería árabe.

CENA MEDIEVAL.
Se celebra el sábado 25 en el convento Santo Domingo. Requisito: acudir vestido a la antigua usanza con vestimenta medieval. Precio: 30 euros.

ESPECTÁCULOS EN EL PALENQUE.
El sábado 25, a las 12.30 h., se celebra ‘Las pruebas del Rey’. Precio: 4 euros (venta anticipada) y 5 euros en taquilla. El domingo 26, a las 19 h., ‘La Leyenda de Roldán y Ferragut’. Precio: 5 euros (anticipada) y 6 euros en taquilla.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies