Juegos, chocolate y hoguera en honor de San Pedro

Juegos, chocolate y hoguera en honor de San Pedro

Los vecinos del barrio estellés vivieron tres días intensos en torno al 29 de junio

El barrio de San Pedro de Estella fue el más visitado desde el viernes 26 al lunes 29 de junio con motivo de sus fiestas. La quema de la hoguera en la isleta del río Ega, junto al puente del Azucarero, se erigió un año más como el acto más popular la víspera de San Pedro, no obstante a lo largo de las cuatro jornadas festivas, la afluencia también fue importante en la plaza San Martín en torno a chocolatadas, chisto­rradas, conciertos, juegos infantiles y bailes. Como valor añadido, el tiempo acompañó.

La asociación de vecinos del barrio de San Pedro contaba para la organización del programa de las fiestas con un presupuesto de 4.600 euros y con colaboraciones de instituciones y empresas de Tierra Estella. El programa comenzaba el viernes con un concierto en la casa de cultura Fray Diego. El sábado llegaba el homenaje a los mayores, en concreto la pareja formada por Carlos Lasheras e Isabel Basterra, de 77 y 76 años, respectivamente. Visitas guiadas al museo para todo el que quisiera y una misa mayor en Rocamador daban paso a la chocolatada en la plaza San Martín a las siete de la tarde. Después llegaría la txistorrada y la quema de hoguera en “el recial”.

La hoguera se nutrió de seiscientos palés de madera que ardieron desde las diez de la noche hasta la una de la mañana. Marisol Andrés, de la asociación del barrio, explicó que como en años anteriores Tenerías Omega guarda la madera para la pira de San Pedro. “Con unos meses de antelación les decimos que nos reserven los palés y así podamos organizar la hoguera. Estamos muy agradecidos”, dijo. En su preparación en la isleta del río Ega participaron entre otros vecinos colaboradores Enrique Salvatierra, José Manuel Olea, Andrés Díaz de Cerio y Javier Ongay. Ellos también fueron los encargados de darle fuego con la ayuda de garrafas de gasolina.

Paseos en burro
El lunes, día de San Pedro, comenzó con dianas a las diez de la mañana. A las once se celebraron juegos infantiles y concurso de disfraces a cargo del grupo ‘Como quieras’, que atrajo a un buen número de niños. Luego llegó el turno de Gorriti y sus animales y los chavales pudieron dar paseos en burro alrededor de la fuete de La Mona. La tercera chocolatada de las fiestas se comenzó a repartir a las siete de la tarde, antes de la misa mayor en Rocamador, debido a las obras en San Pedro. Después, chistorrada, baile de la Era y el torico de fuego.

En opinión de los miembros de la junta de la asociación, el balance de las fiestas ha sido muy positivo. “Estamos muy contentos, ha habido mucho público y también hemos podido organizar muchas cosas. Además, la gente se ha animado a colaborar”, añadía Marisol Andrés. •

Título

300 litros de chocolate

El chocolate hecho fue el elemento estrella del programa de las fiestas del barrio San Pedro. Se sirvió tres de los cuatro días, preparado en un gran caldero en la cocina de la peña San Andrés. Noventa litros el primer día, otros noventa el siguiente y ciento veinte el lunes hicieron chuparse los dedos a niños y mayores. En su elaboración y reparto participaron varios miembros de la asociación. En concreto, Marisol Andrés, María Jesús Sarasa, María Ángeles Saez, Begoña Caridad y Luisa Fernanda Ibáñez.
Dicastillo acogió la festividad

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies