Antes de que todo comience

Antes de que todo comience

El desencajonamiento tiene su público. La entrada a la plaza de toros de los astados de las corridas del sábado y del domingo es seguida por muchos aficionados el jueves pre fiestas.

Uno de los momentos mágicos de las fiestas sucede la víspera. Cuando las ganas están a flor de piel y ya no queda nada para que arranque la mejor semana del año es cuando más se aprecian y se disfrutan los preparativos. Preparativos como el desencajonamiento, que consiste en la llevada a la plaza de toros de los astados que lidiarán los maestros en las corridas de toros, este año la de a pie del sábado y la de rejoneo el domingo.

Pastores, miembros del club taurino, efectivos de seguridad y numeroso público aficionado, atraído por la energía que produce ver la llegada de los toros a la plaza, se dan cita el jueves pre fiestas. El desencajonamiento es, oficialmente, el inicio de la feria taurina en Estella, y consigue llenar buena parte de las gradas. El presidente del club taurino, Juan José Crespo, se refiere al interés de la cita. “Es muy bonito porque el aficionado puede ver el ganado que se va a torear en la feria. Su cuerna, su color, su trapío, y el hecho de haber visto el ganado añade un aliciente más para la corrida de toros”, explica. 

El desembarco de los toros de los camiones a los corrales es seguido de cerca por muchos aficionados desde las alturas. Y antes de salir a la plaza, los toros pacen tranquilos en los toriles que rodean en el exterior el coso de la ciudad del Ega.  

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies