GRUPO ‘VALLE DE YERRI’. Teatro para romper la rutina

GRUPO ‘VALLE DE YERRI’. Teatro para romper la rutina

Como una actividad divertida, diferente y para aprender de uno mismo. Así nació hace cinco años el grupo de teatro del valle de Yerri

Con cierta similitud a los orígenes del teatro español, cuando las funciones se representaban en los patios interiores de las casas y servían para reunir al pueblo en torno a historias ajenas, así abordó el grupo de teatro del valle de Yerri ‘La Casa de Bernarda Alba’. Un escenario improvisado y un patio de sillas hacían las veces de ‘corral de comedia’ para la obra de Federico García Lorca en el contexto de las fiestas del valle, que se celebraron el 7 y el 8 de junio en Murillo.

“Desde la formación del colectivo han pasado por él catorce personas“

Se desvanecieron los nervios y la magia del teatro hizo lo demás. Frente a su público se mostraron, en el papel de Bernarda Alba y sus hijas, las actrices y el actor que integran, actualmente, el grupo de teatro del valle de Yerri: Pato Fernández y Esti Osés, de Arandigoyen, Arantza Delgado, de Alloz, Oihane Azpilicueta y Txelo Inoriza, de Estella, Lidia San Martín, de Murillo, y Gloria Villar, de Lerate. Cada una en su papel, recrearon las escenas costumbristas de la España de principios del siglo XX. Bernarda Alba (interpretada por Pato Fernández, el único hombre del grupo) se queda viuda a los 60 por segunda vez y decide vivir sus próximos ocho años de riguroso luto. 

“Ha salido muy bien, muy bonito y muy auténtico. Ha sido una gran experiencia llevar a escena esta obra”, apuntaba tres días del estreno la directora del grupo, Merche Castaño, escritora, actriz y profesora de la Escuela Navarra de Teatro. Su vinculación con el valle y el interés de un grupo de mujeres, socias de la Asociación Lagunartean, por la interpretación, gestaron el taller de teatro hace ya cinco años. 

Drama y humor

Lidia San Martín forma parte del colectivo desde los inicios y recuerda aquellos primeros pasos. “Merche nos planteó un reto para darle al curso un mayor sentido y fue preparar una obra para el final, coincidiendo con la fiesta del valle”, cuenta. Dicho y hecho. El primer año rompieron el hielo y se atrevieron con monólogos del ‘Club de la Comedia’. 

Después llegó la primera obra seria, ‘La zapatera prodigiosa’, de Lorca, bajo la dirección de Merche Castaño. El tercer salto al escenario lo protagonizaron con ‘Cuadros de amor y humor al fresco’, seguido el siguiente año por ‘¡Ay…, hombres!’, ambas obras bajo la dirección de Luis Arguiñariz. En 2012 Castaño volvía al grupo de teatro y se ponía al frente de la obra cumbre de García Lorca. 

“El trabajo del grupo es increíble. No dejan de ser dos horas a la semana para una obra muy exigente. La verdad es que les doy bastante caña y se lo trabajan mucho. Lo más importante de todo es que nos lo pasamos muy bien. Con el teatro se trabajan las emociones, la complejidad humana y sirve también como terapia y como una herramienta para conocerse mejor uno mismo”. 

Merche Castaño, directora. “El grupo de teatro hace valle”

¿Cuál es exactamente la labor como directora en el grupo?

Un director tiene que saber mirar. Necesita la sensibilidad suficiente para sacar lo mejor de cada actor. Se trata de hacer una selección de las cosas que van pasando y ver qué gesto de cada actor es el adecuado. 

¿La existencia del grupo de teatro contribuye a hacer valle?

Claro que hace valle. Es una manera buenísima de que las personas de diferentes pueblos se interrelacionen. El grupo de teatro crea lazos muy profundos. 

¿Qué beneficios tiene el teatro?

El motivo del teatro es la catarsis. Por eso, ayuda a desdramatizar los propios problemas. Te permite reírte de tus propias tragedias, y eso siempre es bueno. 

Título

Datos

AÑO DE FUNDACIÓN

Año 2008

INTEGRANTES

El grupo ha llegado a tener nueve miembros. En la Actualidad son siete, con edades variadas entre los 19 y los 50 años: Arantza Delgado (Alloz), Oihane Azpilicueta y Txelo Inoriza (Estella), Gloria Villar (Lerate), Lidia San Martín (Murillo) y Esti Osés y Pato Fernández (Arandigoyen). Catorce personas diferentes han formado parte del grupo en algún momento de estos cinco años. 

SUS OBRAS

En cinco años han representado cinco obras diferentes, una por año, con motivo del Día del Valle. La primera fue una adaptación de monólogos del club de la comedia y una parte de Romeo y Julieta. La segunda, ‘La zapatera prodigiosa’, de Lorca. Siguieron escenas de ‘Cuadros de amor y humor al fresco’, para continuar el año pasado con ¡Ay…, hombres!’ y este año, ‘La casa de Bernarda Alba’, de Lorca.  

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies