Disfraces rurales y variopintos animaron Estella

Disfraces rurales y variopintos animaron Estella

Repartida entre los sábados 23 de febrero, el viernes 1 de marzo y el sábado 2 de marzo, la fiesta del Carnaval llenó de alegría y de color las calles de la localidad

El Carnaval variopinto ponía el sábado 2 de marzo el final de la programación más disparatada del año con un concurso de disfraces en la plaza de los Fueros que implicó a niños y mayores. En torno a las seis y media comenzaba el desfile en el centro de la plaza para lucir atrezzo ante un jurado que desde el quiosco determinó los ganadores. Era la traca final de un programa que comenzó con Caldereros el 16 de febrero y continuó con dos kalejiras, la rural del sábado 23 de febrero y la de los Palokis de Lizarra ikastola, el viernes 1 de marzo.

CARNAVAL RURAL
Pieles, fuego, ceniza

El sábado 23 de febrero estuvo reservado al Carnaval Rural. Aunque la fiesta comenzaba ya por la mañana con una kalejira dirigida especialmente a los más pequeños, fue por la tarde cuando el Carnaval se vivió con más intensidad. Tras una comida en el frontón Lizarra, el ambiente se fue animando. A las siete y media de la tarde, la kalejira del Carnaval rural partía de La Bota para recorrer las calles céntricas de Estella, realizar varias paradas, una de ellas en la plaza San Martín ante la peña San Andrés, y terminar después en la plaza de los Fueros.

El atardecer ambientó un carnaval de personajes rurales, con pieles, cuernos de venados, ceniza y el fuego como protagonistas. El buen tiempo, con temperaturas primaverales, acompañó en una cita que cada año tiene una mayor participación. La jornada terminaba con una merienda-cena en La Bota, seguida de música.

CARNAVAL DE LOS PALOKIS
Desfile de los personajes etnográficos de Navarra

Mágica fue la tarde del 1 de marzo para los alumnos de Lizarra Ikastola con motivo del Carnaval de los Palokis. La comunidad educativa disfrutó de una kalejira que mostró un año más a la ciudad los personajes típicos del Carnaval rural de diferentes pueblos de Navarra, entre ellos los palokis de Estella.
A las cinco y cuarto de la tarde, los alumnos de Infantil, vestidos con sus gorros de colores, abrían un pasacalles que les llevaría por la calle Mayor, la plaza Santiago, la plaza de los Fueros, la Navarrería y, de nuevo, la calle Mayor para volver al patio de la ikastola.

En torno a 800 personas se involucraron como participantes en una fiesta que da vida a los txatxos de Lanz, a los carboneros, labradores y pastores, a las brujas, a personajes como Mielotxin, ziripot y zaldiko, a los momoxorroak de Unanua, a los mairuak de Lesaka, las brujas de Alsasua y en la que no faltan ni el oso de Arizkun ni Aldabika. Precisamente, en torno al ladrón Aldabika continuaba la fiesta en el patio de la ikastola, con la representación de una obra de teatro.

CARNAVAL VARIOPINTO
El triunfo de la creatividad

La imaginación y la creatividad se dieron cita en la plaza de los Fueros como auténtica fiesta de Carnaval en la tarde del sábado 2 de marzo. El buen tiempo animó la participación de cuadrillas de todas las edades y familias que no quisieron perderse la concentración de disfraces. El concurso fue el principal atractivo de la tarde, para determinar cuáles eran las creaciones más originales.

A las seis y media, comenzaba el desfile en el centro de la plaza, seguido desde el quiosco por el jurado. Animadoras, criaturas de Jurassic Park, punkis, una colonia de hormigas, personajes del circo, piratas, payasos, señoritas de época, ninjas, hippies, pinturas de colores, cazafantasmas, moteros, mariposas, indios, los personajes de Alicia en el País de las Maravillas, princesas y astronautas, entre otros, recorrieron el pasillo dibujado por el público a ritmo de coreografías, mostrando carrozas o simplemente disfrutando del momento.

Mientras que el reparto de chocolate permitía recuperar fuerzas, el jurado anunciaba los ganadores. Una cuadrilla de hormigas, integrada por alumnos y padres del colegio de Santa Ana, se llevaba el premio de Familias, que consistió en entradas para el parque Urbasa Aventura. La otra categoría, la de Grupo, la conquistaban los integrantes de ‘Alicia en el País de las Maravillas’, con entradas para el cine como recompensa.

La fiesta continuó con música y baile en la plaza, hasta el esperado momento del torico de fuego, que volvió a ganarse a grandes y pequeños. Muchos continuarían la fiesta del Carnaval de noche y de madrugada.

CARNAVAL-ALICIA PAÍS MARAVILLAS

GANADORES. Categoría Grupos
‘Alicia en el país de las Maravillas’

La cuadrilla de amigos de Lizarra Ikastola formada por Ainara Ortiz, Laira Otxotorena, Ane Echauri, Leire Goikoetxea, Mirari Rodríguez, Maider Lara, Uxue Ros, Araitz Santiago, Naiara Ibarra, Arkaitz Andueza y el padre Julen Goikoetxea daban vida a los personajes de Lewis Carroll en ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

Veteranos en el concurso de disfraces del carnaval estellés, no esperaban llevarse este año el premio en una plaza que mostraba mucha competencia. “Todos los años nos lo trabajamos mucho, hemos hecho disfraces mucho más sofisticados. En esta ocasión, los preparativos se quedaron para la semana previa, así que no pensábamos que podríamos ganar. Ha sido una sorpresa”, contaba Julen Goikoetxea, el único adulto del grupo.

La idea del disfraz fue de otra madre, Jeanette, y estaba clara con dos meses de antelación. Sin embargo, la organización tardaba en materializarse y, finalmente fueron los propios niños los que se pusieron manos a la obra. Se repartieron los personajes, algunos por duplicado, como el conejo y la propia Alicia, y confeccionaron los trajes. Su determinación y buen hacer les dio el merecido premio.

CARNAVALES-HORMIGAS

GANADORES. Categoría Familias
Hormigas

Por tercer año consecutivo, este numeroso grupo de alumnos de Santa Ana, acompañado por sus padres y madres, han conquistado al jurado. En esta edición, se vistieron de negro para formar una colonia de 60 hormigas, guiadas por la hormiga reina, una composición que seguramente contribuyó al premio, al igual que la cuidada coreografía que desplegaron durante su minuto de gloria en la plaza.

La idea tuvo mucha aceptación en el grupo de ­WhatsApp que los integrantes tienen creado, por lo que sólo quedaba ponerse manos a la obra. Yolanda Elizalde se encargó de la hormiga reina y, junto con Mikel López de Dicastillo y Cristina Zufía, diseñó los disfraces de los integrantes, tanto niños como mayores.
Explica Cristina Zufía que la clave de la participación del grupo está en la diversión y en compartir una actividad divertida entre padres e hijos. “Nos lo pasamos muy bien, antes, durante y después. Es una experiencia estupenda y el reconocimiento, si llega, un subidón”.

El premio conseguido con el disfraz de hormigas se suma a los logrados los dos años anteriores con Batman y con la recreación de la película infantil ‘Up’.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies