ASOCIACIONES – Mujeres de Allín – Veinte años juntas

El colectivo aglutina en la actualidad a 75 socias de dieciséis pueblos
diferentes en torno a la organización de actividades

La Asociación de Mujeres de Allín celebra este 2016 el vigésimo aniversario de su formación. Han pasado veinte años de reunión, de ocio, conversaciones e inquietudes ccompartidas. Veinte años que han dado acogida a muchas mujeres de los valles de Allín y Metauten procedentes de un total de 16 poblaciones. Con motivo de esta fecha especial, el colectivo formado actualmente por 75 socias se convertía en anfitrión de la fiesta anual de la Mujer que coordina la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Ancín-Améscoa y que aglutina a otros colectivos análogos como son las Asociaciones de Mujeres de La Berrueza, Valdega, Améscoa Baja, Amécoa Alta y valle de Lana.

La fiesta de la Mujer se celebraba el sábado 30 de abril y comenzaba con un recibimiento en Zubielqui, donde las cerca de 100 participantes visitaron la iglesia, recorrieron una exposición fotográfica sobre los veinte años del colectivo y almorzaron. Desde Zubielqui el grupo se desplazó en autobús hasta Amillano, donde actuó el grupo de danzas de Ancín, y desde aquí se trasladaron a Larrión para disfrutar de una comida amenizada en la sobremesa por el humorista estellés Joseba Morrás y con baile para terminar. Como detalle y en conmemoración del 20 aniversario, la Asociación repartió un detalle y una tarjeta entre todas las asistentes.

El colectivo de mujeres del valle de Allín se creaba en 1996 como una invitación para reunir a las mujeres de los pueblos de Allín y de Metauten y ofrecerles actividades que fomentaran la relación. Su formalización como asociación les daría también acceso a subvenciones con las que llenar los tiempos de encuentro con recursos. La función social y de interrelación entre los pueblos y sus vecinas a través de la reunión y el conocimiento sigue hoy vigente como el primer día.

Con este propósito, la Asociación prepara un programa anual, que consiste en la organización de cursos de pintura y manualidades, gimnasia, el desarrollo de un campeonato de brisca, la realización de un viaje cultural, la celebración de charlas y el apoyo en todos los Días del Valle mediante la instalación de una muestra de manualidades, así como la participación en el Día de la Mujer de Ancín-Améscoa, una cita con carácter itinerante.

Su presidenta hoy y desde hace 20 años, Mari Gárriz Ripa, recuerda los inicios. “La Asociación se creó con la idea de reunir a las vecinas de estas localidades muy pequeñas. No estábamos cerradas a la participación de los hombres pero éramos todas mujeres. El invierno es largo y, además, era una manera de juntarnos gente de un pueblo y del otro, de comunicarnos con las vecinas. Hacemos actividades, nos tomamos un café y nos contamos nuestras cosas”, explica.

Cuenta la presidenta que la escasa población y la alta edad media de la población en los pueblos justificaban una actividad que, hoy en día, no tiene mucho relevo. “La verdad es que las mujeres dependen del coche, en muchos casos de que las lleven y las traigan. Este es un problema, que se suma al hecho de que el colectivo cada vez se valla envejeciendo. No vienen socias jóvenes, y yo lo entiendo porque ahora preocupan otros temas y porque tiene muchos otros recursos que los que teníamos antes las mujeres de nuestra edad”, explica.

¿El futuro de asociaciones como la de Allín? La presidenta explica que en los últimos años el número de socias ha bajado bastante, pero asegura que la necesidad de reunión de las mujeres en los pueblos va a existir siempre. “Quizá cambien las cosas, haya otros intereses, se organicen otras actividades o se hagan las cosas de otra manera, pero confío en las nuevas generaciones porque la reunión es necesaria”.

DATOS


FORMACIÓN: La Asociación de Mujeres del Valle de Allín se creó en 1996.

NÚMERO DE SOCIAS: Actualmente reúne a 75 mujeres, con una media de edad que ronda los 65-70 años. El grupo tuvo en sus inicios 40 socias y creció rápido hasta un máximo de 95 integrantes. Proceden de las 16 localidades de Allín y Metauten: Amillano, Aramendía, Arbeiza, Artavia, Ehávarri, Eulz, Galdeano, Larrión, Muneta, Zubielqui (Allín) y Arteaga, Ganuza, Metauten, Ollobarren, Ollogoyen y Zufía (Metauten).

JUNTA: Mari Gárriz preside el colectivo desde los inicios. Completan la junta la tesorera Maritxu Iparaguirre, la secretaria Rosario Lana y las vocales Mª Jesús Echávarri y Lourdes Larramendi.

FINANCIACIÓN: El colectivo recibe una subvención del Ayuntamiento del valle de Allín que ronda los 700 euros. Esta cantidad se suma a la de las cuotas de sus socias, de 10 euros al año. Los cursos y las comidas se las auto gestionan

MARI GÁRRIZ RIPA. PRESIDENTA



“En la asociación haces amistad con gente que antes era solo conocida”

¿Cómo ha evolucionado la Asociación durante estos 20 años?
La Asociación mantiene la misma idea y el objetivo de reunirnos, sobre todo por razones de ocio. Los cambios han sido más que nada probar diferentes actividades, por ejemplo la celebración de cursos de informática, de hierbas medicinales…

¿Qué le aporta personalmente formar parte del colectivo?

Desde un principio tengo que estar a gusto en lo que hago. Y lo estoy. A mí me sirve para llenar el invierno, para tener dos días por semana una actividad que hacer, y para relacionarme. En la asociación haces amistad con g

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies