“Un niño con TDHA puede estar hoy al nivel de niños sin el trastorno”

“Un niño con TDHA puede estar hoy al nivel de niños sin el trastorno”

Un ciclo de conferencias dirigido a los profesores sirve para sensibilizar y explicar el Trastorno con déficit de atención e hiperactividad, que afecta a un 5% de los niños

Según los estudios actuales, un 5% de los niños padece el Trastorno con Déficit de Atención e Hiperactividad. Las dificultades para concentrarse, los comportamientos impulsivos y una actividad superior a la de un niño de su edad repercuten en la vida escolar, familiar y social del niño. La detección y el tratamiento son vitales para ayudar con un problema que ha comenzado a diagnosticarse en los últimos años.

Para informar sobre la problemática más habitual en psiquiatría infantil y sensibilizar sobre ella, la médico especialista en psiquiatra general y master en Psiquiatría Infantil Maite Ferrín Erdozáin (Pamplona, 13/05/1976), trabajadora del Centro de Salud Mental de Estella, ofrece un ciclo de conferencias dirigidas a los profesores en el IES Tierra Estella. 

¿Qué es el Trastorno con Déficit de Atención e Hiperactividad-TDHA?

Es un trastorno de hiperactividad, impulsividad e inatención inapropiadas para la edad y, lo más importante, causa repercusiones en la vida diaria. Los niños se manifiestan más activos, más impulsivos y más inatentos para su edad y se producen problemas, por ejemplo con los amigos, o pueden ocurrir accidentes. No se mide por un grado sino por la repercusión.

¿Cuáles son sus causas? 

Interaccionan los factores genético y ambiental. El genético contribuye en un 70% de los casos y el ambiental en el 30% restante. La genética es muy importante. De hecho, los padres con TDHA tienen entre un 30% y un 50% de posibilidades de trasladársela a sus hijos. Ocurre que los niños de hoy están siendo los primeros diagnosticados. 

¿Siempre ha existido o es un nuevo trastorno de la sociedad actual?

Está más reconocido ahora que antes. En torno a un 5% de los niños presenta este problema, eso quiere decir que en una clase puede haber dos casos. Antes el trastorno pasaba desapercibido, había buenos y malos estudiantes. La sociedad actual demanda estudios y, por ello, es ahora cuando se ponen en evidencia los problemas para concentrarse, la inatención y la impulsividad. 

¿Cómo han cambiado las cosas?

Antes el niño con el problema no estaba diagnosticado. Se producía mucho abandono escolar, no se estudiaban carreras, las oportunidades no eran las mismas para un niño normal que para otro con trastorno. En muchos casos, lo superaban gracias a un coeficiente intelectual muy alto y a la situación económica de la familia que apoyaba en los estudios todo lo que fuera necesario. El cambio está en que ahora un niño con TDHA puede estar al nivel de niños sin el trastorno, con las mismas oportunidades, independientemente de su coeficiente y del apoyo económico y familiar. 

¿Resulta fácil detectarlo, cómo se manifiesta?

Es fácil detectar los síntomas en el ambiente familiar y educativo, pero es un clínico quien debe decir si se trata de un Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Para hacer el punto de corte nosotros tenemos nuestros baremos. A veces es normal y otras veces no. 

¿Cómo experimenta el niño el trastorno?

Los niños son conscientes y la mayoría sufre mucho. No lo pueden controlar, ellos dicen que no quieren ser así. El trastorno repercute en su área académica, social y familiar. 

¿Cuál debe ser la actitud de la familia cuando su hijo presenta el trastorno?

Primero tiene que comprender el problema, qué es el TDHA en sí mismo y los problemas cognitivos que presenta. Después han de apoyarse en buenos profesionales e implicarse con el tratamiento. 

¿Qué tipos de tratamiento se aplican?

Están el farmacológico, con medicamentos específicos, y el no farmacológico o psicológico, basado en el desarrollo de técnicas de psicología conductual y cognitiva-conductual para ayudar al niño. 

¿Qué debe hacer el centro educativo cuando detecta un posible caso?

Existen protocolos que los colegios han de seguir. Hay que decir que lo están haciendo bastante bien. Se realizan test, cuestionarios, y los casos se derivan al pediatra o al psicólogo si los profesores creen que el niño puede estar en riesgo de TDHA. Después, es muy importante el contacto del colegio con el profesional que lleva al niño. 

¿Se supera el problema con la edad?

Con la edad los síntomas cambian. Algunos síntomas mejoran pero muchos problemas de tipo cognitivo pueden permanecer. Los estudios dicen que un 4% de los adultos tiene el trastorno, es decir, un porcentaje pequeño se cura pero muchos continúan presentado algún síntoma con repercusión. 

Título

Cinco citas

A demanda de los padres de niños con TDHA y profesores de Tierra Estella, un ciclo de cinco conferencias aborda desde noviembre el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. El problema está de plena actualidad en las aulas. Celebradas ya cuatro de las cinco sesiones, los interesados todavía pueden atender la última, fechada para el miércoles 15 de febrero. El programa aborda la definición del TDAH, síntomas, diagnóstico, causas, factores, tratamiento, los problemas de la función ejecutiva y cognitiva, el manejo de conductas en el colegio y en casa y el TDAH en la adolescencia y en la edad adulta. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies