Maaaaaaaambo

Maaaaaaaambo

La George Jazz Band reúne a veteranos y aficionados a la música que, a través de su repertorio, recuerdan tiempos pasados.

Lunes. 19 horas. Suena la música en la sociedad gastronómica Los Llanos, en Estella. Las notas de mambos, pasodobles, cumbias, foxes y boleros traen recuerdos de un pasado musical, en muchos casos profesional, para los integrantes de la George Jazz Band. Son piezas de décadas que pasaron, cuando algunos de los miembros de la agrupación integraban orquestas que marcaron una época en la vida de Estella: Hawai, Alaska, Radio Club o Los Guaranys. Como una forma de mantener vivos aquellos años, la George Jazz Band aglutina, desde su formación en 1985, las inquietudes y el conocimiento de grandes músicos.

La George Jazz Band interpreta la música desde los años 40 hasta la actualidad.

Once integrantes dan alma a la orquesta al frente de diferentes instrumentos. Javier García con el acordeón y el piano; Ramón Navarro, a la batería y la guitarra; Luis García, técnico de sonido, toca la batería; Ángel Mari Sanz se maneja con la guitarra, el bajo y la guitarra; el sonido del saxo lo aportan Crisanto Usúa, Pedro Mañeru y Abelardo Pareja; las trompetas corren a cargo de Eduardo Lizarraga, Jesús López ‘Cachito’ y Andrés Alonso. ¿Y la voz? Vocalistas tampoco faltan en la George Jazz Band, gracias a la aportación de Ángel Pascual Ripa y a los coros de Abelardo Pareja. 

Grupo heterogéneo en edades, con un amplio rango que abarca desde los 54 hasta los 94 años, pero con denominadores comunes: una vida vinculada en mayor o menor grado a la música y una afición que continúa viva tras la jubilación para la mayoría de los integrantes. Tocan todos los lunes y las actuaciones son de puertas para adentro, en pequeños círculos de amistad, aunque alguna vez les han invitado a participar de manera informal en actos más importantes. 

Pero la calle, dicen, queda en el día a día para otras formaciones. “Tocamos lo que nos gusta y nos conformamos con reunirnos en la sociedad”, explica Abelardo Pareja, el más joven de los integrantes y uno de los últimos en sumarse al grupo. En el otro polo, Crisanto Usúa, con 94 años, lleva en la George Jazz Band desde su formación. Para él la música es poco menos que un hábito en su vida; la practica desde pequeño y, asegura, sirve para unir a la gente. 

Otros tiempos

Mucho ha cambiado la tradición musical en Estella con el paso de las décadas. Mantiene su importancia en las fiestas, pero el concepto ha ido variando, en opinión de otro de los integrantes de la George Jazz Band, Ramón Navarro. “Antes a la gente le gustaba bailar, la gente salía mucho más a la calle. Cualquier fiesta, grande o pequeña, tenía su orquesta, pero ahora sin embargo, se estilan mucho más los DJ”, asegura. 

Vuelven a sonar las notas en la sociedad. Primero una cumbia, después un pasodoble, perfectamente ejecutado. Continúa el Mambo número 8, del compositor mexicano Pérez Prado. La George Jazz Band interpreta la música desde los años 40 hasta la actualidad, como ‘Qué rico el mambo’, ‘Mambo nº 5’, ‘Norma, la de Guadalajara’, también todos los foxes de Jorge Sepúlveda, como ‘Mirando al mar’ y ‘El mar y tú’, los boleros de Antonio Machín y muchas piezas más. 

Fluyen las notas en la sociedad recreando el ambiente cuando en la plaza de los Fueros no cabía un alfiler; cuando los estelleses se enamoraban, bailando, en míticas pistas como el Oasis. Aquellos fueron otros años.  

Plantel de lujo

Crisanto Usúa, saxofonista

Empezó con 13 años en el mundo de la música, junto con sus dos hermanos. Después formaron un grupo de cinco personas y en 1942 cofundaron la orquesta Alaska, con seis integrantes. Por la Alaska han  pasado los mejores músicos como los trompetistas Mundín o Javier Montero “Petit” y otros de la misma categoría. Crisanto Usúa ha tenido el privilegio de tocar para Machín, formó parte de la verbena de la película ‘Tasio’ y contribuyó a la banda sonora en la serie televisiva ‘Para Elisa’. 

Pedro Mañeru, saxofonista

Su vinculación con la música comenzó a los 13 años. Durante más de treinta años ha formado parte de la Banda de Música de Estella, da clases en Cirauqui y formó, también dirige, las bandas de Cirauqui y Abárzuza. 

Andrés Alonso, trompetista

Formó la orquesta Hawai en la década de los 50, después la orquesta Alaska. Ha tocado en diferentes orquestas de renombre con muy buenos profesionales. 

Eduardo Lizarraga, trompetista

Cofundador de la George Jazz Band.

Jesús López “Cachito”, trompetista

Con 13 años entró en la Banda de Música Municipal de Estella. Colabora en las bandas de Cirauqui y Abárzuza y es miembro de la Rondalla Los Estellicas.

Luis García, batería y técnico de sonido

Además de ofrecer sus cualidades como músico, obsequia al grupo con los mejores productos de su huerta.

Javier García, piano y acordeón

Fue componente de la orquesta ‘Radio Club’. En la actualidad dirige los coros de Bearin y de la residencia Santo Domingo. 

Ramón Navarro, batería y guitarra

Su padre le indujo a la música porque formaba parte de la orquesta Alaska. Fue cofundador de la orquesta ‘Los Guaranys’, que funcionó durante 20 años y cuyo fuerte era la música mexicana.

Ángel Pascual, cantante

Es el cantante titular, presentador y animador de la George Jazz Band. Habitualmente les obsequia con sus excelentes vinos.

Ángel Mari Sanz, bajo y guitarra melódica

Un excelente cantante que deleita las sobremesas con sus infinitas canciones de todo tipo de ritmos.

Abelardo Pareja, saxofonista tenor

Es cantante y humorista que ameniza las cenas y comidas como nadie.

Título

Canciones

 ‘Qué rico el mambo’, ‘Mambo nº 5’, ‘Norma, la de Guadalajara’, los foxes de Jorge Sepúlveda y los boleros de Antonio Machín son tan sólo algunos ejemplos de su repertorio 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies