El frío puso el pero en la fiesta del aceite de Arróniz

El frío puso el pero en la fiesta del aceite de Arróniz

En la mañana del domingo 24 de febrero se repartieron 10.000 tostadas, un tercio menos que en ediciones anteriores debido a la afluencia de menos público

No fue la cita más multitudinaria de las que ha conocido Arróniz, pero miles de personas se acercaron a lo largo de toda la mañana hasta la localidad para probar el primer aceite de la temporada. La feria agroalimentaria volvió a cumplir como expositor del producto mediante una cata popular y con la celebración del Capítulo de la Orden del Aceite de Navarra. El acto institucional se celebró en el interior del trujal como tributo al producto extraído de la oliva. Mientras tanto, en el exterior, los visitantes degustaban el preciado líquido sobre pan tostado untado con ajo. De las 15.000 tostadas habituales en ediciones pasadas, este año se preparó un tercio menos, diez mil.

Fueron 400 los litros de aceite 

empleados en la degustación popular 

En torno a 16 personas, trabajadores del trujal y vecinos voluntarios, se centraron en los preparativos de las tostadas desde las nueve de la mañana. La degustación comenzaba a las diez, pero había que preparar el pan antes de tostarlo y dejarlo listo. Menos pan este año para untar en los 400 litros de aceite que se iban a destinar ese Día de la Tostada. El frío y la nieve no llenaron las piezas de cereal cedidas para que los coches pudieran aparcar, ni tan siquiera a partir de las doce del mediodía. El frío se hizo notar también entre los puestos de la feria de artesanía, que contaron con menos clientes. 

Calurosa presentación

En el interior del trujal Mendía calurosa era la presentación de las personalidades invitadas a formar parte de la Orden de la Tostada y el Aceite de Arróniz. Con fuerte tinte deportivo este año, los recién nombrados caballeros fueron Andrea Barnó San Martín, medallista olímpica y Mejor Deportista Navarra 2012; Maite Ruiz de Larramendi, Mejor Deportista Navarra en 2011 (ausente en la cita por competición y representada por su hermano Patxi); el pelotari Patxi Ruiz Giménez, que abandona la práctica deportiva; el levantador de piedras Iñaki Perurera; el aizkolari Floren Nazábal; la Mejor Directiva del Año, Anabel Zariquiegui, gerente del Hipermercado Eroski de Pamplona, y el periodista de Diario de Noticias y cultivador de olivos, Javier Arizaleta. También se reconoció a los restaurantes ‘El Goloso’, de Pamplona, y ‘Aniceto’, de San Sebastián. 

Pregonera de la Orden y dama de honor fue la periodista de Deportes de TVE Izaskun Ruiz Remírez. De madre sopicona, la comunicadora ofreció un discurso en el que no faltaron los recuerdos a una infancia vinculada con Arróniz y las bonanzas del aceite de oliva. “Venir a Arróniz es volver a casa, al lugar donde vivieron mis bisabuelos, mis abuelos, mi madre, mis tíos y donde todavía está parte de mi familia. Arróniz me suena a chorizo, a fiestas y a aceite, ese tan rico, tan bueno, tan especial”, decía. 

Cata y espaldarazo

Izaskun Ruiz, junto con el resto de los nuevos caballeros de la orden, participó en el ritual de la cata, primero de la tostada y después del aceite. El presidente de la Orden, José Luis Martínez, fue el encargado de leer el juramento de fidelidad y de las excelencias del aceite, así como de entregar el diploma y las medallas a los nuevos miembros y de darles el espaldarazo final con la vara de olivo. 

Iñaki Perurena fue invitado también a ofrecer unas palabras, y se declaró un enamorado del aceite de oliva. “Lo considero no un alimento, sino una medicina”, aseguraba. 

Le tomó la palabra el director general de Agricultura del Gobierno de Navarra, Ignacio Guembe Cervera, quien felicitó a los agricultores por el proyecto del trujal, “que ha sabido integrar a un pueblo”, decía. La delegada del Gobierno, Carmen Alba Orduna, presente también en la cita, quiso agradecer al Ayuntamiento (representado en la mesa por el alcalde, Ángel Moleón), a la Orden de la Oliva y al Trujal Mendía la labor de promoción de la “joya” de Navarra. “Gracias por la labor continua de promoción”, destacó. La entrega de premios de narrativa, fotografía, postres y aceitunas cerraba el capítulo en el salón de actos del trujal. La fiesta, a pesar del frío, continuaba fuera. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies