Vecinos de Ibarra denuncian el estado de una de sus calles

Vecinos de Ibarra denuncian el estado de una de sus calles

Unos pivotes limitan a un carril un tramo de la carretera por la que acceden a diario los propietarios de 150 viviendas. El asfalto está minado consecuencia del agua de lluvia.

Razones no solo estéticas sino de seguridad llevan a los vecinos de Ibarra a denunciar el estado de abandono en que se encuentra el barrio. La principal reivindicación de las urbanizaciones de la parte más alta de Estella se localiza en la carretera de acceso, en el tramo de Ibarra I. El asfalto del vial por el que transitan a diario los vecinos de las 150 viviendas en Ibarra I, II y III se encuentra agrietado y cedido consecuencia del agua de lluvia que circula por la calle los días de tormenta ante la ausencia de conducción de pluviales. Como medida de precaución, unos pivotes limitan un tramo de veinticinco metros a un solo carril.

“Los vecinos se quejan también de falta de limpieza y de seguridad“
El presidente de Ibarra II, Ricardo Leza Ruiz de Larramendi, y el vocal de Ibarra III, Javier Garín Sanz, explicaban in situ que la reivindicación se remonta más de tres años atrás. “Tuvimos una reunión con la concejal de Servicios y nos dijo que el arreglo de la carretera se contemplaba en el Plan Trienal para los años 2009 y 2010. A finales de 2010 volvimos a estar con ella y nos dijo que el problema es la falta de conducción de pluviales y que se iba a construir un colector junto a la basílica, incluido el Plan Trienal para 2012. La verdad es que estamos escépticos, porque ésta no es la única deficiencia que tenemos en Ibarra que no se ha subsanado con el paso del tiempo”, explicaron.

Aseguran los vecinos que cuando llueve es un auténtico río el que baja por Ibarra. El agua ha minado el asfalto y en puntos concretos las grietas y agujeros dejan ver el vacío. Un mirador próximo al tramo de carretera cortado, muestra también irregularidades y el terreno cedido. “El problema del agua no sólo afecta a la calle, también ha llegado a producir filtraciones en los edificios, concretamente en Ibarra II”, añadió Ricardo Leza.

Limpieza y seguridad
Los vecinos de Ibarra denuncian otras cuestiones, como la escasa presencia de los servicios de limpieza, o la necesidad de que al policía municipal patrulle por un barrio apartado del centro. “Excepto la recogida de basuras, a la barredora se le ve por aquí rara vez. Y lo que es muy importante, el tema de la seguridad, la Policía Municipal debería patrullar regularmente por nuestro barrio”.

En cuanto a los jardines, de propiedad municipal, lamentan que sean ellos mismos los que los cuidan sin disponer tan siquiera de una acometida para el riego. Asimismo, dicen, las aceras que suben a las urbanizaciones están cortadas en diferentes tramos con el consiguiente riesgo para los viandantes. “Estamos totalmente desprotegidos y desamparados a todos los niveles. Si esto fuera el centro de Estella, las cosas no estarían así”.

Título

150 viviendas en Ibarra

Entre las cuatro urbanizaciones de Ibarra conviven 150 familias. Ibarra I,alberga 30 viviendas; Ibarra II tiene 48 pisos, Ibarra III suma otras 44 e Ibarra IV, 26. Dos chalés completamente el número redondo de centenar y medio.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies