Una sociedad del siglo XXI

Una sociedad del siglo XXI

Los socios de la Peña San Andrés disfrutarán de las primeras fiestas en la sede recién rehabilitada de la plaza San Martín.

Los miembros de la Peña San Andrés disfrutarán estas fiestas de las comodidades de una sede “del siglo XXI”. Trascurridos treinta y cinco años de la inauguración del local de la plaza San Martín, en 2010 llegaba el turno de una rehabilitación integral que permitiera prácticamente doblar el espacio y acondicionarlo con nuevo mobiliario. La reforma ha traído consigo la posibilidad de incrementar ligeramente el número de socios, con un tope de 400. Además, la Peña se actualiza con los nuevos tiempos mediante la creación de área wifi.

Los socios adquirieron el piso superior para ampliar la sede de 120 a los 200 metros cuadrados actuales

En la actualidad 390 integrantes forman parte de la sociedad recreativa, cultural y deportiva. La Peña adquiría la sede en 1976, de unos 120 metros cuadrados. La necesidad actual de más espacio propiciaba la adquisición de la vivienda superior, lo que dota a la sede de otros ochenta metros cuadrados más hasta sumar los 200 totales. El bajo y el primer piso se comunican tras la reforma mediante la construcción de una escalera.

El presidente de la Peña, Javier Nicuesa Santamaría, el tesorero, Javier Urzainqui Domínguez, y el vocal Sergio Pérez de Eulate Pérez de Eulate explican que la necesidad de espacio, la insonorización del inmueble, la extracción de humos y la ventilación, así como la renovación de la cocina, eran las principales necesidades que presentaba la peña y que motivaron la reforma. Las obras, con un presupuesto total de 450.000 euros, comenzaban en octubre de 2010.

La empresa Tex se encargó de derribar los tabiques para poder proyectar después una nueva distribución. En la planta baja se ubica, además del salón para la reunión y las citas gastronómicas, la barra, la cocina y los servicios. La planta superior ofrece más espacio para mesas y cuenta también con un baño y con la oficina de la peña. “Estamos muy contentos con el resultado. Queríamos esto, una sociedad que no fuera rústica, sino moderna, una sociedad del siglo XXI que nos diera juego para poder montar las mesas según las necesidades, que fuera manejable y cómoda”, explica el presidente. 

Más que una sociedad
Aunque la peña San Andrés trasciende el concepto de sociedad -debido a las actividades que desarrolla durante todo el año para la ciudad-, el aspecto gastronómico es muy importante, y con él, la cocina. “La cocina es uno de los principales cambios que hemos hecho. De cuatro fuegos y un horno que tenía la antigua hemos pasado a ocho fuegos, cuatro zonas de rocas volcánicas y tres hornos”, describe Sergio Pérez de Eulate.

Las fiestas de Estella en agosto serán la prueba de fuego de la nueva peña. Su ubicación contribuye a crear un foco de la fiesta, separado ligeramente del centro, en torno a la plaza San Martín. “La plaza es muy importante para la peña. En fiestas, sobre todo, nos permite sacar las mesas, organizar los almuerzos y también es un alivio para las familias, ya que los niños están seguros. Este año vamos a potenciar la fiesta aquí con sesiones de DJ, como el año pasado, y con una barra exterior que nos permita dar abasto”, añadía el presidente, Javier Nicuesa.

 

Área wifi

En esta nueva etapa, tras la reforma, la Peña San Andrés se sube al carro de las nuevas tecnologías y ofrece área wifi en el interior del local. Además, la junta estudia la posibilidad de extender la conexión a toda la plaza de San Martín para que vecinos, visitantes y peregrinos puedan conectarse al mundo desde el barrio histórico de la ciudad del Ega.

 

Título

La fiesta en la plaza San Martín.

La Peña San Andrés destina un presupuesto de 25.000 euros para
colaborar con el programa de actos. Este año habrá una barra
en la plaza y varias sesiones de DJ durante el fin de semana.

A lo largo del año, la Peña San Andrés contribuye a la vida cultural, recreativa y deportiva de Estella, mediante la colaboración en diferentes iniciativas, como las fiestas de San Pedro o de San Andrés. Sin embargo, es en fiestas cuando se intensifica la actividad. La Peña contribuye con un presupuesto de 25.000 euros (7.000 euros son subvencionados por el Ayuntamiento de Estella) a la organización de actos durante la semana festiva.

Con esta partida se contrata una charanga para los siete días, un grupo de jotas para el viernes, un DJ para las noches del viernes, sábado y domingo, una actuación de mexicanas para el domingo, actúa Gorriti el lunes, se contratan camareros extras, se instala, como novedad este año, una barra en el exterior y se sufragan diferentes almuerzos: el viernes para instituciones, el lunes con motivo de la bombada y el miércoles para la comparsa de gigantes y cabezudos.

Sin duda, los almuerzos en la plaza de San Martín, los gratuitos y los que organizan las cuadrillas, son buque insignia de las fiestas patronales de la ciudad.  

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies