Una apuesta de crecimiento

Una apuesta de crecimiento

Suministros Monjardín adquirió en 2010 a Suministros Urbasa. Ahora, la empresa dedicada a la venta de productos de construcción, industrial, agrícola, fontanería, calefacción, riego y jardín inaugura la ampliación de sus instalaciones de exposición, venta

En tiempos de crisis se hace necesario tirar para adelante. Es lo que precisamente han hecho los socios de Suministros Monjardín. Empresa veterana en Tierra Estella, ubicada en el polígono de Merkatondoa, abría sus puertas al público en julio de 1995 como una superficie dedicada a la venta de productos de los sectores industrial, de la construcción y la agricultura. En 2010, la empresa familiar afrontaba la compra de Suministros Urbasa y se especializaba también en fontanería, calefacción, riego y mobiliario de jardín. La situación económica actual, lejos de retraer, ha llevado a los socios a realizar una nueva apuesta. Con la constante del crecimiento, han ampliado su superficie de ventas, exposición y almacén de los 400 a los 1.500 metros cuadrados de superficie.

“Tras la reforma, la superficie dedicada a la exposición, venta y almacenaje ha pasado de los 400 a los 1.500 m2“

Los socios Carlos, José, Óscar, Eugenio e Isidro Barbarin Luquin y Arturo y Elena Soto Portillo, de Villamayor de Monjardín, iniciaban a mediados de los años 90 su apuesta empresarial con el firme objetivo de cubrir un hueco en el mercado de la comarca, dirigiéndose al cliente particular y también al profesional. Vivieron los años de bonanza económica, del boom de la construcción, que en 2008 tuvo su punto de inflexión. Lejos de rendirse, el negocio familiar pisa fuerte y apuesta por el crecimiento y el empleo. En la actualidad, la empresa genera diecisiete puestos de trabajo, incluidos los de sus propietarios. 

“Desde el 95 hasta el 2007, la empresa fue para arriba, pero con la crisis la cosa cambia. La crisis se nota muchísimo, sobre todo por el cierre de empresas en la comarca y el descenso de trabajos de las empresas de construcción y los diferentes gremios, pero creemos que es momento de defender el futuro y de apostar en cierto modo por Tierra Estella”, explica el gerente, Carlos Barbarin. 

En los últimos tiempos, el negocio se ha reorientado mediante la ampliación de la gama de productos y de servicios. Además del suministro de productos de construcción, agrícolas, industriales, de fontanería, calefacción y jardín, ofrece el alquiler de maquinaria y el asesoramiento en montaje de andamios. 

“Nuestro volumen de negocio no depende ya tanto del cliente profesional como años atrás. Ponemos nuestro esfuerzo en el cliente particular y también en ayuntamientos. El cliente debe saber que, si va a construirse una casa o va a realizar una reforma, aquí tiene todo lo necesario para el proceso, de principio a fin”, añade Barbarin. La empresa encuentra en el asesoramiento al cliente su principal valor añadido.

Carlos Barbarin. Gerente. 

“En Estella es muy fácil comprar”  

¿Es un gran reto emprender en tiempos de crisis?

Está claro que apostamos por la empresa e invertimos en el momento más difícil, pero confiamos en que vaya a funcionar.  En realidad supone apostar por Estella en momentos malos. 

¿En qué medida está afectando al negocio la situación actual?

Este año la situación está muy mal, lo dicen todos los gremios, los electricistas, los albañiles, los fontaneros… Para salir adelante, tiene que empezar a haber movimiento desde abajo. Tiene que haber empresas, que es precisamente lo que se está destruyendo. 

¿Cómo es el cliente de la zona de Tierra Estella?

Es un cliente bueno, pero aquí tenemos la costumbre de irnos fuera a comprar. Pensamos en Pamplona o en Logroño y no nos cuesta hacer kilómetros, cuando lo cómodo es comprar en casa. Para los negocios que estamos aquí es difícil la situación porque tenemos que hacer un mayor esfuerzo de promoción, cuando en realidad en Estella es muy fácil comprar porque se ofrece servicio y asesoramiento. En otros sitios tienes que saber muy bien lo que quieres para acertar. 

Título

ANÁLISIS. DAFO

DEBILIDAD. “Lo que más nos afecta es el hecho de que estén cerrando tantas empresas y que no se cree empleo. A menos empresas, menos mercado”. 

AMENAZA. “La competencia de otros establecimientos. Estoy pensando sobre todo en los asiáticos. Claro está que compiten en precio, en cuanto a calidad no tienen nada que ver. Además de los asiáticos, la competencia de otras superficies mucho más grandes, que pueden tirar los precios, también nos influye”. 

FORTALEZA. “El asesoramiento personal que ofrecemos y el servicio, bueno y cercano. Conocemos a los clientes por su nombre”.  

OPORTUNIDAD. “La esperanza de que mejore la situación. Llevamos ya siete años en descenso. Confiamos en que esto va a remontar, por eso hemos hecho esta inversión”. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies