Un pequeño paseo entre naturaleza e historia

Un pequeño paseo entre naturaleza e historia

El barrio de San Miguel presenta un nuevo rincón con encanto para el disfrute de los vecinos

El barrio de San Miguel ofrece desde finales de julio un nuevo espacio que conjuga naturaleza e historia a orillas del Ega. La construcción de un paseo inundable de 110 metros de longitud, que comunica la calleja Chapitel con la plaza trasera de la biblioteca, ofrece un nuevo campo de visión de esta parte de la ciudad y contribuye a dignificar una zona hasta entonces abandonada a la suciedad, el sedimento y la maleza.

Las obras se realizaron durante el verano y están prácticamente terminadas, a falta del pintado de las barandillas de protección. Los trabajos realizados cumplen con el proyecto más votado de la convocatoria de Presupuestos Participativos de 2017, acción coordinada entre el Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos del Barrio. Desde hace años, el colectivo ha reivindicado la necesidad de limpiar esta zona para poder mirarla de frente. El nuevo paseo no da la espalda al río, tampoco al barrio, sino que se integra como un valor añadido con vistas, a pie de agua, del casco antiguo.

El concejal de Participación Ciudadana, Unai Errázquin, explicó que la ejecución de la obra fue posible después de recibir los permisos de la Confederación Hidrográfica del Ebro y que se realizó en total coordinación con los vecinos. “La idea inicial era hacer el paseo de hormigón, pero el anticuario Peral nos enseñó unas fotos antiguas donde vimos, y él también se acordaba, que en los años 50 no existían la orilla, sino que el agua llegaba hasta la fachada. También nos habló de las losas de Gavino, ‘El Peletero’, que se utilizaban para limpiar el cuero y donde la gente bajaba también a lavar la ropa. Vimos la posibilidad de recuperarlas”.

En vez de cubrirlas, se ha destacado su valor histórico utilizándolas como parte del pavimento del paseo, como testigo de tiempos pasados. Para sacarlas a la luz y trazar el camino fue necesario el desbroce de la orilla, a cargo de la brigada, y el desescombro de 1.500 tn de tierra, sedimento vertido por el río con el paso de los años. “El paseo es inundable, sabemos que lo cubrirá el agua, por lo que habrá que mantenerlo y hacer limpiezas, como ocurre con el paseo que hay debajo del puente de Los Llanos”, añadió el concejal.

El proyecto, además de recuperar un rincón y de ofrecer unas vistas únicas, tenía como objetivo la mejora de una zona: la de las callejas de acceso al Ega en San Miguel, abandonadas a la suciedad y el mal uso. Por ello, al proyecto del paseo, con un presupuesto que rondó los 25.000 euros, se han sumado otras actuaciones complementarias, que los vecinos también solicitaban hace tiempo. En concreto, se han pavimentado y limpiado la calleja de Chapitel y su plaza trasera y se ha colocado una puerta que se cerrará al paso durante la noche si continúa el mal uso y el vertido de suciedad.

El presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de San Miguel, Mikel Roig, explicó que los vecinos están contentos con el resultado de los trabajos y que se aprecia un mayor respeto en la zona. “Estamos satisfechos porque era un lugar degradado por un uso indebido y ha mejorado mucho. La limpieza se ha notado. En cuanto a la puerta, queremos evitar que Chapitel sea un urinario”.

Roig apuntó hacia la colocación, pendiente, de carteles informativos en las callejas Chapitel, La Zapatería y Pelaires, que informen sobre la existencia del paseo y sobre esta parte de historia de la ciudad, cuando en el barrio convivían zapateros y curtidores. “A pesar de que no está la señalización, vemos que el lugar se disfruta, que lo transitan vecinos y visitantes que caen por allí y que hay gente leyendo y almorzando”, apuntó.

Junto a la señalización, Roig destacó también lo apropiado de arreglar el pavimento de la calleja La Zapatería deteriorada tras las obras. A falta de estas últimas acciones, el lugar ofrece a vecinos y visitantes una nueva perspectiva del río Ega a su paso por el barrio y la ciudad.

¿Habrá una continuación?

La prolongación del paseo hasta la orilla próxima al Santo Sepulcro es un deseo de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Pedro, promotora de la idea. Desde el Ayuntamiento, no se descarta esta posibilidad, pero tampoco se tiene en cuenta por el momento. El tiempo dirá.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies