Un inicio a dúo en Mañeru

Un inicio a dúo en Mañeru

Las concejales Merche Yoldi y Yoana Lasterra, nuevas en el Ayuntamiento, prendieron la mecha que abría seis días festivos en el municipio

Las concejalas de Mañeru Merche Yoldi Unanua y Yoana Lasterra Estella, de 57 y 34 años, respectivamente, no pudieron tener mejor estreno municipal. Apenas tres meses después de formar parte de la Corporación, y precisamente por ser nuevas, recibían el privilegio de inaugurar los seis días más importantes de su pueblo. Responsables de las áreas de Industria la primera y de Festejos la segunda, manifestaron sentirse nerviosas antes de tirar el cohete y muy contentas de que comenzaran las fiestas.

“Tengo mucha ilusión y muchos nervios. Soy muy nerviosa y no me lo esperaba. El lunes cuando me dijo la alcaldesa, me quedé cortada”, decía Yoana Lasterra. “No me lo merezco, pero es muy bonito empezar así la legislatura. Estoy muy agradecida”, añadía su compañera de Corporación y de acto, Merche Yoldi. 

Juntas, desde el balcón municipal, el viernes 26 de agosto a las seis de la tarde, se dirigieron al nutrido público que en la plaza esperaba el momento mágico de las fiestas. “Volvemos a celebrar gracias a la colaboración y el trabajo desinteresado de mucha gente”, señalaba a través del micrófono la edil de Festejos. “Mañuerucos, mañuerucas, viva Mañeru, viva la fiesta”, añadía su compañera de Industria. Tras el estruendo del cohete, el público dio rienda suelta al júbilo, irrumpió en aplausos y la txaranga Malakate Goria interpretó los primeros compases. La ronda de zurrakapote por doce de los dieciséis chabisques de la localidad calentaba motores. 

Ayuntamiento infantil 

Las fiestas de este año incluyeron una novedad importante. La alcaldesa, Nuria Irisarri Arbeloa, señalaba que se recupera el Ayuntamiento infantil. “Después de varios años sin celebrarse, lo volvemos a organizar. Se encargan de tirar el cohete y dan una vuelta al pueblo en carroza”, decía en relación con el acto programado para el lunes de fiesta. Un campeonato de tenis se sumaba también a las fiestas de 2011. Además, las comidas populares contribuyeron a crear el mejor ambiente. De hecho, se celebraron todos los días, excepto el domingo. El presupuesto de fiestas se mantenía similar al del año anterior, con 33.000 euros. 

Después del cohete el viernes 26, el sábado se vivió la víspera del día grande, el domingo. El sábado hubo degustaciones, el primer festejo taurino y música de orquesta. El domingo ofrecía la vuelta al pueblo con los auroros y con los gaiteros, la procesión, un aperitivo, jotas, exhibición de encajeras, suelta de reses bravas, cena popular y baile con orquesta. 

El lunes, día del niño, comenzaba con chocolatada e hinchables. Hubo también comida popular, vuelta al pueblo, bailes y toro de fuego. El martes acogía un campeonato de frontenis en el polideportivo, teatro, vuelta al pueblo, chocolatada, toro de fuego y concurso de disfraces. El miércoles, último día,  se dedicó al jubilado, con misa cantada, comida, concurso de ajoarriero y tartas, vacas, y baile y el pobre de mí.  

Al son de Malakate

La charanga de Mañeru ‘Malakate Goria’ es el alma de las fiestas. 

Presente en buena parte de los actos, su presencia recorre las calles todos y cada uno de los días festivos. 

Doce son sus integrantes con un abanico de instrumentos muy variado: trompetas, saxofón alto, saxofón tenor, clarinete, saxo soprano, caja, bombo, chundas y trombón. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies