Un cuarenta aniversario cuajado de actos y celebraciones

Un cuarenta aniversario cuajado de actos y celebraciones

Una comida en el patio de Lizarra Ikastola sirvió para reunir a 470 antiguos alumnos y profesores

Sin interrumpir la dinámica educativa durante el curso, Lizarra Ikastola vive un año cuajado de acontecimientos. El cuarenta aniversario de la fundación del centro merecía todo el esfuerzo extra. A lo largo de 2011, se ha organizado una exposición de arte, con la implicación de artistas representativos del panorama actual, y se ha editado un libro con las obras y con textos de colaboradores que, además, sirvió como material didáctico. Ahora que se acerca el final del curso, se celebran los actos más festivos y lúdicos. El sábado 4 de junio, 470 personas se reunían en el patio de la ikastola para disfrutar de una comida de reencuentro entre antiguos alumnos.

Aunque el trabajo en el colegio ya había comenzado mucho tiempo antes, la jornada de reunión arrancaba en torno a la una de la tarde. El personal del centro y los antiguos alumnos iban llegando a la ikastola y se entretuvieron mirando las fotos antiguas que, en paneles y agrupadas por promociones, se exponían en los porches del patio. Además del fondo fotográfico propio de la ikastola, fue muy importante la colaboración de los alumnos. Nada menos que 480 fotografías recordaban tiempos pasados que hicieron de Ikastola Lizarra lo que es hoy en día. 

Era un 29 de septiembre de 1970 cuando Lizarra Ikastola daba el primer paso de una vida que ya suma cuarenta años. Veinticinco alumnos ponían alma al proyecto que con un presupuesto de 240.000 euros echaba a andar en un aula cedida por el Ayuntamiento en el frontón municipal. Hoy, son 700 los alumnos que integran el centro, cuarenta y dos los profesores y dieciséis trabajadores de servicios. 

Otros hitos han marcado la evolución del centro hasta lo que es ahora. En 1973, las familias se hacen cooperativistas y se trasladan las aulas de Primara al antiguo colegio y convento de los Escolapios. En 1979, comienza a implantarse preescolar y, en 1982, se legalizan doce clases de EGB. Es en 1985 cuando los socios adquieren el antiguo colegio de Escolapios y en 1989 comienzan los trabajos de construcción del nuevo centro. En 1991 termina el periplo de la comunidad educativa por diferentes locales para instalarse permanentemente junto a Los Llanos, en el edificio actual. En 1995 se implanta la ESO y en 1999 se pone en marcha la escuela infantil para niños y niñas de 0 a 3 años. 

1.180 graduados

Cuarenta años de trayectoria, y de retos superados, ya eran por sí mismos suficiente tema de conversación en la multitudinaria reunión del sábado día 4. Pasadas las dos de la tarde, el patio, en su zona cubierta, acogía largas mesas para la comida de hermandad entre los antiguos alumnos. Se reunía una buena parte de los 1.180 estudiantes que concluyeron los estudios en la ikastola. 1.180 alumnos que sumados a los 700 que cursan en la actualidad, suman 1.880 personas, que han mantenido vivo el espíritu de la Ikastola Lizarra. La fiesta se prologó con sobremesa y música, y la tarde se convirtió en noche. 

El sábado 19 continúan las celebraciones. En este caso con la fiesta final de curso y el encuentro entre antiguas familias. Tampoco faltarán la mesa y la sobremesa, ni la música ni los recuerdos. 

Título

Un centro premiado

A la trayectoria de Lizarra Ikastola acompañan numerosos éxitos en la forma de premios y reconocimientos. En 2003, el Gobierno de Navarra le concede el Sello de Bronce, por su calidad y excelencia. En el curso 2005-2006, la Fundación Navarra para la Calidad le otorgó el Certificado de Excelencia de Europa (400+Plata). En el 2008-2009, es el Ministerio de Educación y Ciencia el organismo que concede el Premio Nacional a las Buenas Prácticas de Convivencia. En el 2009-2010, el centro obtiene el Sello de Excelencia Europea 500+ Oro y el Gobierno de Navarra le reconoce con el máximo galardón que se concede en la Comunidad foral, el Premio a la Excelencia Navarra. En el curso actual, el Ministerio de Cultura le otorga el Premio Nacional de Creatividad y le distingue como Centro Educativo Creativo. También en este curso, el director, Iosu Repáraz, es galardonado por el Gobierno de Navarra por su función directiva. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies