TIERRA ESTELLA GLOBAL – Marisol Solchaga Echeverría-Mánchester/Reino Unido – “Lo que más me interesa en términos de investigación es la gente que vivió en el país del Nilo”

TIERRA ESTELLA GLOBAL – Marisol Solchaga Echeverría-Mánchester/Reino Unido – “Lo que más me interesa en términos  de investigación es la gente que vivió  en el país del Nilo”

Marisol Solchaga llegó a Mánchester hace cinco años para ampliar su formación en Arqueología en la Universidad de Mánchester y para tener la oportunidad de trabajar con colecciones egipcias

Apasionada de Egipto desde que era pequeña, Marisol Solchaga Echeverría dejó Arróniz hace cinco años para ir a vivir a Mánchester y ampliar así su formación en Arqueología además de tener la oportunidad de trabajar con colecciones egipcias, que son su pasión. Ejerce como supervisora de la gestión de colecciones egipcias en diferentes museos, entre los que se encuentra el Mánchester Museum y, actualmente, está cursando un doctorado a través del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, sobre ritos funerarios en la religión egipcia, en el Imperio Medio. Coordina su tesis José Manuel Galán, director del proyecto Djehuty, una de las actuaciones más importantes en España sobre excavaciones en Egipto.

¿Cómo surge tu curiosidad por el mundo egipcio?
Desde que tengo uso de razón me ha apasionado Egipto. Mi madre comparte la misma pasión por esta civilización y posiblemente me la contagió. De pequeña siempre pedía y me regalaban libros sobre pirámides y faraones.

¿Cuándo decides ir a Mánchester? ¿Por qué a Mánchester?
Cuando acabe la carrera de Historia en la Universidad de Navarra empecé a trabajar como arqueóloga en Pamplona. Estuve excavando el cementerio medieval que apareció en el centro de la ciudad y también el claustro de la catedral. Cuando se acabó este proyecto pensé en irme al extranjero a mejorar mi nivel de inglés y continuar con mi formación en Arqueología y Egiptología, ya que en Navarra no es posible estudiar esta disciplina. Decidí venir a Mánchester por la colección egipcia que tiene, una de las más importantes de Europa.

¿Cómo fueron los primeros días en la ciudad?
Tuve la suerte de venir con Luis, mi pareja, lo cual se agradece sobre todo en los primeros días en lo que no conoces nada de la ciudad. El acento de Mánchester es muy cerrado y, al principio, no nos enterábamos de nada. En una semana conseguimos buscar una casa, hacernos una cuenta de banco y conseguir la cita para el número de la seguridad social. Luego nos apuntamos a clase de inglés y empezamos a buscar trabajo. Yo encontré de profesora de español, lo que me permitió ahorrar para el máster en la universidad.

¿Cuál es exactamente tu función en la universidad?
Gracias al máster que hice tuve la oportunidad de trabajar e investigar las colecciones egipcias, no sólo del museo de Mánchester sino de otros museos de colecciones egipcias en Inglaterra como el Fitzwilliam Museum de Cambridge o el Ashmolean en Oxford. En el Museo de Mánchester he catalogado y estudiado, por ejemplo, unos increíbles objetos que están hechos de barro cocido y tienen la forma de casas en miniatura. Los familiares del fallecido lo colocaban sobre su tumba a modo de objeto ritual en la dinastía XII, hace más de 3.000 años, aunque su simbolismo y significado es todavía un misterio y mi intención es clarificarlo. Ahora trabajo gestionando las colecciones de la Universidad de Mánchester, donde superviso diferentes proyectos. Mi trabajo es ayudar a varios asistentes de colección y enseñarles cómo tratar materiales frágiles, conservación…

¿A qué se dedica, a grandes rasgos, un egiptólogo?
Un egiptólogo, como su nombre indica, se dedica a estudiar la historia de Egipto, pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de una civilización que tiene más de 3.000 años. Por ejemplo, las pirámides para Cleopatra eran más antiguas que para nosotros el Coliseo de Roma. Con esto quiero decir que en 3.000 años hay cambios en la lengua, la religión, cultura material… Por ello, dentro de la egiptología hay diferentes ramas y por supuesto, diferentes especializaciones dependiendo de la época. También hay egiptólogos que se dedican más al tema epigráfico, es decir, a los textos y a la Arqueología. Es un campo científico muy amplio. Para ser egiptólogo tienes que saber leer inglés, francés y alemán, además del lenguaje propio de los egipcios que es el jeroglífico.

“Las pirámides para Cleopatra eran más antiguas que para nosotros el Coliseo de Roma”

¿Qué es lo que más te gusta de la historia egipcia?
Lo que más me gusta de la historia egipcia es que nunca te deja de sorprender. Aún quedan muchísimas cosas por descubrir que descansan en algún lugar de Egipto. Lo que más me interesa en términos de investigación es la gente que vivió en el país del Nilo. Estamos muy acostumbrados a ver las tumbas de los faraones, la religión que seguía la realeza, mientras que los estudios de la gente popular han sido dejados de lado durante mucho tiempo. Afortunadamente, la egiptología se centra ya en este tema y se conoce, por ejemplo, el pueblo de los artesanos que construyeron el Valle de los Reyes, donde descansa Tutankamón. En este pueblo, denominado Deir El Medina, se puede estudiar la población egipcia. Se han encontrado elementos propios del hogar, juegos, incluso poemas de amor.

“Nosotros estamos demasiado centrados en la tecnología y no nos damos cuenta de lo importante que puede ser la naturaleza para la vida”

¿Qué deberíamos aprender de los egipcios?
Los egipcios, sin tener ningún tipo de tecnología informática como tenemos ahora, construyeron una de las mayores obras de ingeniería y arquitectura que se han hecho nunca, como son las pirámides. Daban muchísima importancia a la naturaleza y eran conscientes de que el río Nilo era su fuente de vida. La religión que desarrollaron tenía como base la flora y la fauna que veían alrededor. Ellos creían en la vida después de la muerte porque veían cosas que lo corroboraban: el sol moría todas las noches en el horizonte para volver a aparecer en el día; la flor de loto se cierra pero vuelve a renacer al abrirse; el trigo muere cada año después de la cosecha pero vuelve a renacer de nuevo el año siguiente. Por ello, creían que el ser humano hacia lo mismo, moría pero volvía a renacer. Nosotros estamos demasiado centrados en la tecnología y no nos damos cuenta de lo importante que puede ser la naturaleza para la vida.

¿Hasta cuándo tienes intención de quedarte allá?
No lo sé. Tengo un buen trabajo aquí y sería bastante difícil encontrarlo en España, así que no me puedo quejar. Aunque, por otro lado, tampoco me importaría ir a Madrid y dedicarme a la tesis con mi tutor José Manuel Galán, director del proyecto Djehuty.

¿En qué consiste el proyecto español Djehuty?
El proyecto Djehuty lo lleva a cabo el CSIC y dirigido por el Doctor José Manuel Galán, profesor investigador del CSIC. Es un proyecto muy famoso tanto a nivel nacional como internacional que lleva ya más de doce años excavando en Tebas, junto al Valle de los Reyes. Su principal misión ha sido excavar la tumba de Djehuty, alto cargo durante el reinado de la faraona Hatshepshut.

¿Cuáles son tus planes profesionales de futuro?
Mi plan de futuro es la investigación. Es para mí un sueño poder dedicarme a estudiar el mundo de la Egiptología.

 

 

 

 

DNI

NOMBRE Y APELLIDOS
Marisol Solchaga Echeverría

FECHA DE NACIMIENTO. 13/10/1983

RESIDENCIA. Arróniz

FORMACIÓN. Licenciada en Historia por la Universidad de Navarra y máster en Museología con especialidad en Colecciones Egipcias por la Universidad de Mánchester. Actualmente está cursando un doctorado de ritos funerarios en la religión egipcia en el Imperio Medio, a través del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid.

IDIOMAS. Español, inglés, francés y lenguaje egipcio jeroglífico.

EMPLEO. Supervisora de la gestión de las colecciones egipcias en la Universidad de Mánchester, a la cual pertenecen el Mánchester Museum y la John Rylands Library.

Marisol Solchaga

LO MEJOR Y LO PEOR

LO MEJOR

El Museo de Mánchester, la diversidad cultural y la posibilidad de conocer gente de todo el mundo.

LO PEOR

El tiempo y la comida.

LAS VISITAS

1 Lyme park

Es un palacio inglés al lado de Mánchester con unos jardines impresionantes.

2 El Mánchester Museum

Museo de historia e historia natural, con casi doscientos años de existencia. La entrada al mismo es gratuita y alberga infinidad de utensilios de distintas épocas.

3 Great Mánchester

Es la zona de los canales.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR