TIERRA ESTELLA GLOBAL – Maite Pinillos – Dubai – “Aquí la vida es muy cara y, sin una buena oferta de trabajo, imposible”

TIERRA ESTELLA GLOBAL – Maite Pinillos – Dubai – “Aquí la vida es muy cara y, sin una buena oferta de trabajo, imposible”

La estellesa se dedica a su profesión y a su familia en una de las capitales más grandilocuentes y ostentosas del mundo

La aventura de Maite Pinillos Ibáñez por Emiratos Árabes Unidos (EAU) comienza en 2006, cuando decide dejarlo todo en Estella y aprovechar una oportunidad de trabajo en Bahrain. Un año después se trasladaba a Dubai, donde reside desde 2007.

Es Dubai el lugar que ha marcado su vida, donde conoció a su marido, Aymen, de origen africano (Ghana), y donde hace dos meses nació su hija pequeña, Nahia. Mason, el primogénito de 4 años, vino al mundo en la ciudad natal de su madre durante una estancia en Estella.

Maite Pinillos trabaja como responsable de oficina para la empresa suiza de sabores y fragancias Givaudan. En su tiempo libre disfruta en familia de los placeres que ofrece una de las ciudades más lujosas y más caras del mundo; lugar de contrastes desde el punto de vista cultural y económico y con un 90% de la población extranjera, buena parte expatriada.

A pesar de la grandilocuencia y la imagen superlativa y vibrante de Dubai, que ostenta el edificio más alto del mundo, Maite Pinillos sueña con poder regresar en un tiempo a su tierra.


¿Qué te llevó a Emiratos Árabes?
Mi aventura comenzó en Bahrain, que no en Dubai. Siempre he tenido un fuego que me quemaba, que me empujaba a irme y conocer mundo, otras culturas y crecer, crecer, crecer. Y así paso. Tras haber perdido mi último trabajo, ganar un dinero en un bar en San Fermín y utilizarlo para ir a Alemania a perfeccionar el idioma, dije… “¡Esta es la mía, me piro vampiro!”

Contacté con empresas con las que había tenido algún tipo de trato alguna vez, por pequeño que fuera, empecé a tocar puertas y una se abrió en Bahrain. Lo comenté en casa, hice las maletas y allí que fui. En aquél entonces Bahrain solo se conocía por el circuito de Fórmula 1 y la imagen de los países árabes y la cultura islámica estaba muy distorsionada. Así que el miedo inicial y el “¡pero a dónde vas!, ¡para qué complicarte la vida!” estaban servidos.

Mi aventura en Bahrain en el mundo de la moda me llevó a viajar por todo el mundo, pero lo más importante, me dio la oportunidad de tratar con gente a todos los niveles, de multitud de orígenes y religiones y de conocerme a mí misma y poner mis prioridades en orden.

¿Cómo se vive en Dubai?
Yo no me puedo quejar, la verdad. No gano lo que muchos creen que se gana. Soy feliz, pero si pudiera tener todo esto de vuelta en casa, con mi marido y mis hijos, mis aitas, mi hermano y su familia, firmaba mañana mismo. Dubai es una ciudad muy clasista y el pasaporte cuenta mucho. Pero funciona. Aquí, solo puedes estar si tienes un trabajo, excepto los locales, que representan un 10% de la población, y que son los auténticos privilegiados, porque reciben subsidio del Gobierno para hijos, hogar, educación, etc. En Dubai todo el mundo trabaja y las visas de residencia son expedidas por la compañía que te contrata. Es decir, si quieres venir, bienvenido, pero si pierdes el trabajo, en un mes, máximo tres, estás fuera del país. Todo funciona a golpe de talonario. Tanto tienes, tanto vales. La educación es un privilegio, cuesta un mínimo de 6.000 euros al año por un niño de 4 años y el precio sube conforme crecen. La sanidad, la paga la empresa, pero sin seguro un parto, por ejemplo, sale por unos 2.000 o 3.000 euros y los alquileres son de pánico. Pero estar aquí es una opción personal.

¿Es Dubai su imagen de diversión, lujo y dinero? ¿Existe otra realidad detrás?
Lujo lo hay, pero también mucha ‘miseria’. Me explico, quien viene a Dubai es porque tiene una oportunidad para mejorar su situación en su país de origen. Así que hay quien gana 200 euros al mes y quien recibe cantidades que se me escapan. Te lo puedes pasar muy bien aquí, las opciones son ilimitadas, hay mucho por hacer y, además, tienes sol y tiempo de playa asegurado ocho meses al año. Los otros cuatro los pasamos a más de 45 grados y con un 80% de humedad.

¿Cómo es para una mujer joven y occidental la vida en Dubai?
Ser mujer, en según qué regiones árabes es complicado o, cuanto menos, requiere altos niveles de entereza, saber estar, sacrificio y fuerza y determinación. Esto lo viví en Bahrain, al ser la única mujer en el equipo directivo, además de la única europea, en un Comité de procedencia mayoritariamente asiática.
Sin embargo, en Dubai, la cosa cambia. Es más, a veces es la propia mujer la que no se hace valer. Hay mucha libertad y poca restricción, vida nocturna, discotecas, bares y se bebe mucho. Creo que la mujer en este sentido puede incluso disfrutar bastante más que el hombre. A nivel profesional, no conozco discriminación de género, existe más bien discriminación de clases basada en el origen o el pasaporte a la hora de conseguir un puesto de trabajo y de establecer el salario. En Dubai nunca me he sentido discriminada ni cuestionada en absoluto.

¿Qué es lo más chocante, lo que más sorprende, de Dubai?
El contraste entre el súper rico y el pobre; lo extraordinariamente imposible que resulta vivir aquí sin un puesto de trabajo con un sueldo suficiente para pagar las facturas, la educación de los niños y para mantener un nivel de vida decente y, por otro lado, lo bien que gestiona el Gobierno y lo bien que cuida a su gente, un 10% de la población. Aquí no hay crimen, ni inmigración ilegal que suponga un conflicto social ni nada que se le parezca. Hay unas normas. Si las sigues, solucionado. Simplemente, no hay que intentar cambiarlas.

¿Cómo es un día cualquiera de la vida de Maite Pinillos?
Con mucha acción: trabajo, training y familia. ¡Mi marido y nuestros dos churumbeles son lo mejor del mundo!

Familia intercultural, ¿cómo conociste a tu marido?
Lo conocí en la primera empresa en la que trabajé en Dubai: Azadea & Virgin Megastore. Lo cierto es que congenió muy bien con mi hermano Iker, cuando vino aquí a hacer unas prácticas. Yo no tenía ni intención ni interés en dedicarle un minuto de mi tiempo en aquél entonces, y sin embargo, lo que son las cosas, me enamoró, me robó el corazón y me lleva aguantando desde entonces. Una vasca no es fácil de llevar y el carácter africano es completamente distinto al mío.

¿Qué ofrece Dubai para la vida familiar? ¿Y para los niños en concreto?
Es muy seguro. Por lo demás, ofrece una exposición de los niños a un entorno internacional y distintas culturas que ni se asoman a la que pueda tener cualquier niño de España. Además, si los padres son de procedencias distintas, los críos aprenden ya de entrada dos o tres idiomas. Mason habla euskera, español e inglés, y está estudiando árabe en su cole.

¿Qué les cuentas de Estella? ¿Les educas en tu cultura, también en la africana?
Mi hijo está creciendo conociendo Estella, Euskal Herria y todo lo relacionado. Le encantan las fiestas, quiere ser dantzari y quiere aprender a tocar el tambor para ir con los gaiteros. Sabe que en casa de la amona le esperan siempre con los brazos abiertos y conoce a todos sus primos, a los que nombra constantemente. Lo cierto es que, aunque mi marido tiene pasaporte africano, nació y creció aquí en los Emiratos. Planeamos un viaje a Ghana el año que viene con toda la familia.

¿Cómo se ve Estella desde la distancia?
Se ve bien. Me alegro de haber ‘volado’ de Lizarra, la verdad, porque creo que para crecer como persona es imprescindible el enfrentarte a retos fuera de tu zona de confort. Al mismo tiempo me da mucha pena ver cómo Estella, la que yo conocí, desaparece. No hay industria, la gente joven se va, se pierde capacidad adquisitiva, los comercios cierran y los que abren, algunos al menos, son debido a ventajas fiscales y a facilidades que nosotros no tenemos.

¿Qué es lo que más se echa de menos?
La familia lo primero y ante todo. El txakoli y los pintxos, después, seguidos por el modo de vida.

¿Qué posibilidades profesionales ofrece Dubai?
Posibilidades muchas, tanto por cuenta propia como para una empresa. El mercado laboral de Dubai no tiene edad y eso es una ventaja, especialmente para aquellos que estamos ya en los ‘taitantos’ pasadicos. El tema es que la vida es muy muy cara y, sin una buena oferta de trabajo, imposible.

¿Te gustaría volver a casa algún día? ¿Cambiaréis de destino?
Volvería mañana. Pero para volver a ‘sobrevivir’ o renunciar a toda mi ambición, la de mi marido y sacrificar el crecimiento de mis hijos… creo que quedan un par de añicos.

FICHA

NOMBRE Y APELLIDOS. Maite Pinillos Ibáñez.
> FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO. 19 de septiembre de 1978, Estella-Lizarra.
> ESTADO CIVIL. Casada. Hijos: Mason y Nahia, de cuatro años y dos meses, respectivamente.
> FORMACIÓN. ISSA, Universidad de Navarra, y MBA a través de la Cámara Navarra de Comercio e Industria.
> PROFESIÓN Y TRABAJO ACTUAL. Responsable de Oficina-Office Manager para Givaudan. Con anterioridad, ha trabajado para otras empresas, como Microsoft y Azadea, una marca de moda femenina que opera en el Golfo Pérsico.
> IDIOMAS. Euskera, español, inglés, alemán, francés y árabe básico.
> FECHA DE LLEGADA. A Dubai, en 2007. A Bahrain, en 2006.

LO MEJOR Y LO PEOR DE LA EXPERIENCIA



LO MEJOR
“Las playas, el sol y el ritmo de vida”.

LO PEOR
“El coste de la vida y estar lejos de la familia”.

ITINERARIO PARA LAS VISITAS EN DUBAI

1.- LAS PLAYAS. Kite Beach y JBR beach. “Son gratis y es una gozada”.
2.- RESTAURANTES. ‘Freve’, una churrasquería brasileña en Fairmont The Palm; ‘Teatro’, en el hotel Towers Rotana, “¡hasta las 7 de la tarde, todo a mitad de precio!” y ‘Barasti’, en el hotel Le Meridien, o Cargo Village, en Le Meridien Garhoud.
3.- LUGARES TURÍSTICOS. The Frame, se ve la parte antigua de Dubai y la nueva, el Dubai Mall, centro comercial por excelencia y, por defecto, Burj Al Arab y Madinat Jumeirah, la Venecia de Dubai.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies