TIERRA ESTELLA GLOBAL – Arantxa Gutiérrez De Carlos – Houston (EE.UU.) – “Aquí puedo enseñar cualquier materia, desde preescolar hasta los últimos cursos de instituto”

Maestra de Educación Primaria, la vecina de Ayegui de 29 años se trasladaba en el verano de 2014 a la capital del estado de Texas a través de un programa de intercambio de profesores

Arantxa Gutiérrez de Carlos llegó a Houston, capital del estado de Texas, en Estados Unidos, en julio de 2014 con el programa ‘Profesores Visitantes en EE.UU.’, del Ministerio de Educación. Esta experiencia personal le abre nuevos horizontes en el campo educativo gracias a un sistema, el estadounidense, que le sorprende sobre todo por su flexibilidad.

Explica la maestra de 29 años que su formación en Magisterio de Educación Primaria le permite dar clase de cualquier materia en cualquier nivel, desde preescolar hasta los últimos cursos de instituto; algo que en España sería impensable. De hecho, Arantxa Gutiérrez imparte en segundo de Primaria clases de Matemáticas, Inglés, Lenguaje, Ciencias y Estudios Sociales, el sesenta por ciento del tiempo en inglés y el cuarenta en castellano. Su misión en Houston no es sólo enseñar, la joven valora de manera especial todo lo que día a día está aprendiendo.

¿Qué tal te encuentras en Houston?
Muy bien, el tiempo es buenísimo y siempre hay miles de cosas para hacer. Además, estoy viajando mucho y aprendiendo maneras distintas de trabajar.
¿Qué es lo que más te llama la atención de este cambio?
Lo que más me ha sorprendido es lo abierto que es este sistema. Con mi titulación aquí puedo enseñar desde preescolar hasta los últimos cursos de instituto y cualquier materia. Hay muchas más oportunidades.

¿Cómo te surgió la oportunidad?
Nunca sabes dónde te puedes encontrar las oportunidades. Yo no uso mucho ­Face­­book, pero un día me dio por mirar las publicaciones de un grupo donde había un enlace para el número del BOE donde aparecía la convocatoria. Yo me presenté sin pensármelo, pero sin mucha esperanza porque siempre hay muy pocas plazas para muchos candidatos.

¿Por qué decidiste probar?
Siempre me ha gustado viajar y conocer otras culturas. También me animé porque con un cambio tan grande el crecimiento personal y profesional estaban asegurados.

¿Es interesante esta experiencia para una maestra?
En poco tiempo he aprendido muchas estrategias y métodos distintos que a partir de ahora puedo aplicar en mis clases, esté donde esté.

¿Qué estás aprendiendo?
He aprendido a desarrollar diferentes currículos como el dual y el Montessori, he trabajado por proyectos, con rotaciones… Incluso he aprendido a hacer el papeleo de los alumnos. Aquí no se encargan los secretarios sino los profesores.

¿Es muy diferente el sistema educativo en España que en Estados Unidos?
Casi diría que no tiene nada que ver. En España hay muy buenas editoriales de libros de texto que se siguen en la clase, aquí cada profesor busca y crea su propio material casi por completo. También el ritmo de aprendizaje es mucho más rápido. Cada viernes hay un examen final del tema que se ha estudiado esa semana y cada semana es distinto.

¿Cambia el trabajo de una maestra de un sitio al otro?
Es muy diferente, el trabajo no finaliza cuando terminan las clases, siempre hay papeleo que hacer y no es raro ver a profesores trabajando en el colegio hasta las siete de la tarde. Además, a nosotros también se nos evalúa. En cualquier momento puede entrar el director del colegio y sentarse a observar media hora de tu clase y todo se hace de puertas abiertas; por ejemplo, los padres tienen derecho a unirse a la clase siempre que quieran.

¿Cómo es un día cualquiera para ti?
Suelo llegar pronto al colegio, sobre las 7 de la mañana. Los niños llegan a las 7.45 y mientras empezamos la clase les reparten el desayuno. Después los llevo a su hora diaria de ‘enriquecimiento’ que un día es Educación Física, otro Música, otro laboratorio… Después comemos a las 11, horario americano, ¡sí señor!. El recreo aquí es optativo pero yo siempre les saco al patio, aunque el tiempo máximo son 15 minutos. Las clases terminan a las tres de la tarde y yo aprovecho para quedar con mis amigas e ir a algún evento, a cenar o a tomar algo.

¿Qué es lo que más te gusta hacer?
Me encanta ir a pasear a los parques o al canal, todo lo que sea dejar el coche un rato. Aquí todo se hace en coche, las distancias son tan grandes que no se puede ir andando a ningún sitio.

¿Cómo se viven allí las elecciones estadounidenses y qué impresión da la política española desde la distancia?
Las elecciones están por todas partes y a la gente en general le encanta ver los debates entre los dos partidos. Todos los días te ponen al día en las noticias, pero son tan largas que al final pierden un poco de emoción. En cuanto a las nuestras, no creo que tengan una noción muy clara de cómo es la política en España ni de los partidos que tenemos. Conocen mucho mejor la situación en Francia y Alemania.

¿Qué es lo que se echa de menos al otro lado del Atlántico?
¡La comida! Es prácticamente imposible ir a un restaurante y pedir algo ligero o sano. Incluso si yo quiero cocinar no encuentro todo lo que quiero y los ingredientes saben distintos. Y, por supuesto, la familia. Es tanta la diferencia horaria que a veces para cuando me doy cuenta ya están durmiendo.

¿Recomendarías la experiencia a otros maestros?
Hay que renunciar a muchas cosas, pero se aprende tanto profesional y personalmente que merece la pena. Es una experiencia increíble.

LO MEJOR Y LO PEOR


LO MEJOR. “Toda la gente que he conocido, los sitios que he visitado y lo que he aprendido profesionalmente”.

LO PEOR. “Lo que peor llevo es tener que ir en coche a todas partes y estar calculando cuándo salir de casa para no meterme en un atasco en el que está la mitad de Houston. No hay otro medio de transporte”.

LAS VISITAS


El Top 3 de Arantxa en Houston.

1. Memorial Park. Por sus zonas de bosque para caminar. “Me recuerdan mucho a casa”.

2. Parque Nacional de Brazos. “Puedes pasar aquí el día mientras ves a los caimanes tomando el sol”.

3. Los Heights. Otro de los lugares favoritos de Arantxa para pasear. “También hay muchas tiendas, restaurantes y cafeterías”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR