“Soy un chico normal que disfruta de un sueño”

“Soy un chico normal que disfruta de un sueño”

El centrocampista internacional del Athletic de Bilbao, natural de Ayegui, vive los momentos más dulces de su carrera. Su nombre ya forma parte de la historia del fútbol y en breve recogerá el Galardón del Deporte del Gobierno de Navarra

Poca gente entra en los anales de la historia. Mucho menos a la edad de 21 años. El Campeón del Mundo Javier Martínez Aguinaga, natural de Ayegui, se describe como un chico normal, con aficiones comunes a la gente de su edad, y que vive un sueño, el sueño de poder dedicarse profesionalmente al fútbol y de haber contribuido al éxito de la Selección Española Absoluta en el Mundial de Sudáfrica.

““Mi meta en la vida no es solo el fútbol. También quiero estudiar y estoy preparando mi acceso a la universidad”“
Aunque ha estado en lo más alto, y esta circunstancia le acompañará durante todos los días de su vida, Javi Martínez tiene los pies en el suelo. El centrocampista internacional del Athletic de Bilbao reconoce que disfruta con las cosas sencillas, como reunirse con sus amigos en Ayegui cuando tiene un día libre. Por ello, el recibimiento que le dieron su familia, amigos y vecinos cuando regresó de Sudáfrica representa el mayor de los reconocimientos. El apoyo incondicional del público le ha nombrado hace unos días mejor deportista navarro con la concesión del Galardón del Deporte.

¿Quién es Javi Martínez?
Un chico normal de Ayegui, que hace vida normal y que disfruta de su profesión, de un sueño que siempre ha tenido.

¿Has llegado donde querías llegar?
Si. Cuando era pequeño mi sueño era poder vivir del fútbol. Se ha cumplido, he tenido suerte. Lo importante es marcarse objetivos, ir logrando metas.

Futbolista de Primera, internacional, campeón del mundo, ¿tiene algún peaje cumplir un sueño?
Haber estado en el Mundial y ganarlo tiene una repercusión mediática muy grande, por eso lo que peor llevo es la falta de intimidad. No puedes hacer locuras porque estás expuesto a la opinión pública y la gente se entera. Hay que guardar la compostura, no está bien visto, por ejemplo, acudir a fiestas.  

¿Ha cambiado mucho tu vida en estos últimos años?
Intento que no cambie mucho, pero, como digo, ser una persona conocida te obliga a llevar una vida más controlada, como por ejemplo no ir a algunos sitios o practicar deportes de riesgo.

¿Cómo llevas que te paren por la calle, se acerque la gente y te pidan un autógrafo?
No me siento abordado. Si la gente te reconoce es normal que se acerque y pida una foto. Es muy gratificante el cariño que demuestra la gente, sobre todo en Navarra y en Bilbao.

¿Fichar en el extranjero sería llegar más alto?
No, ahora estoy en el club en el que quiero estar, en el que me siento valorado. Además, mis metas en la vida no son solo el fútbol. También me gustaría estudiar algo en la universidad. De hecho, estoy preparando mi acceso para luego elegir carrera. Periodismo es una de las áreas que me interesan.

¿Qué tal te desenvuelves en inglés?
Siempre he estudiado inglés, pero si no lo practicas se olvida, así que doy clases con una profesora americana nativa. Me gusta el inglés, me encanta viajar y con la Selección viajamos muchos. Es una frustración no poder comunicarte cuando sales fuera.

¿Qué opinas del interés que el Manchester tiene en ti?
No lo sé, no sabes si el interés es real. La prensa igual se equivoca. Lo que está claro es que si existe un interés es porque se hacen las cosas bien, que se va por el buen camino; pero quiero seguir en el Bilbao.

¿Cuáles son tus aficiones?
Disfruto escapándome a Ayegui para estar con mis amigos, jugar al póker o con la Play. Mis aficiones son las de cualquier chico de 22 años.

¿Cómo es un día cualquiera de Javi Martínez?
Me levanto para llegar a las 9.30 horas a Lezama. Desayunamos todos juntos y entrenamos hasta la una y media. Después como, algunos días con compañeros en un restaurante próximo a Lezama. Por la tarde, aprovecho para descansar en casa, si queremos podemos echar una siesta en unas camas que nos han puesto en el campo. También voy a clase o estudio en casa, donde vivo con mi hermano. Algunas tardes entreno por mi cuenta con un preparador físico, juego un rato a la Play… cosas normales.

¿Qué significa para ti ser campeón del mundo?
Mucho orgullo. Fue un privilegio poder estar ahí y poder hacer historia del fútbol. También pienso que con el tiempo todos daremos al triunfo un valor todavía mayor.

¿El mejor recuerdo del Mundial?
Tengo dos. La recepción en Madrid cuando llegamos de Sudáfrica y el encuentro con mi gente en Ayegui. Fue increíble, no me lo esperaba.

¿La popularidad de un futbolista de Primera favorece a la hora de ligar?
Las chicas se acercan y te piden un autógrafo, pero no creo que sea más fácil ligar. Nos lo tenemos que currar, como todos.

El Galardón del Deporte es el último reconocimiento que has conseguido, ¿qué significa para ti?
Me alegré muchísimo cuando me enteré. Un reconocimiento de este tipo es de los más especiales. Es difícil ser profeta en tu tierra; a veces es más fácil que se te reconozca fuera que en casa. Por ello estoy muy orgulloso, es una gran alegría.

¿Qué valoración haces de la liga? ¿Qué tal lo está haciendo el equipo?
Estamos un poco en tierra de nadie. No vamos mal pero se puede hacer mejor. Nos encontramos en la mitad de la tabla, a un pasito de donde todos queremos estar. El nivel del equipo no está siendo acorde con los resultados. Pero esto es fútbol.

Ruper está pasando por un mal momento, ¿quieres dirigirle unas palabras?
He hablado con él varias veces. Me dio un bajón grande cuando me enteré, ha sido una de las peores noticias que me han podido dar. Le he dicho que los de Ayegui estamos ahí para lo que necesite. Mucho ánimo y cuenta con todo nuestro apoyo.

Título

Sus inicios

Era el año 1993 cuando Javi Martínez (2/09/1988) dio sus primeras patadas al balón en el seno de un club. Era el Berceo, de Logroño, y el futbolista de Ayegui no tenía más de cinco años. “Mi hermano jugaba allí y me hacía ilusión empezar, pero era una paliza desplazarme hasta Logroño”.

El Izarra y el Arenas tuvieron después el privilegio de contar con Javi Martínez en sus filas, una temporada en cada uno de los clubes locales, de Estella y de Ayegui. El campo nuevo del Arenas, en Ardantze, bautizado con el nombre de Javi Martínez recuerda al mundialista.
De Tierra Estella, de nuevo a La Rioja, fichó por el Logroñés, donde jugó dos temporadas. Unas pruebas celebradas en Arróniz por el C.D. Osasuna cazaron el talento futbolístico de Martínez y, con 10 años, pasó a formar parte del club navarro hasta que, con 17 años, ficha por el Athlétic de Bilbao.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies