Seis nuevas terrazas se han sumado este año a la oferta en la calle

Seis nuevas terrazas se han sumado este año  a la oferta en la calle

La apertura de nuevos establecimientos y la entrada en vigor de la nueva Ley del Tabaco en enero han contribuido a poblar viales y plazas con mobiliari

Las terrazas proliferan en Estella. La vida en la calle, sobre todo con el buen tiempo, la apertura de nuevos locales y también la prohibición de fumar en los lugares públicos -en vigor desde el 1 de enero- hacen que la presencia de mesas, sillas, sombrillas y otros elementos de mobiliario en plazas y viales sea cada vez mayor. En el último año, seis establecimientos han ampliado su negocio en el exterior y ofrecen a sus clientes la posibilidad de disfrutar de su consumición, y también del cigarro, en sol y sombra. Entre los seis, suman 195 m2 de nueva terraza y vida social.

“Las seis nuevas terrazas suman una superficie ocupada de 195 m2“

En la actualidad, son treinta y dos los bares y cafeterías que tienen licencia para instalar mobiliario fuera del establecimiento y 1.226,40 los metros cuadrados autorizados para el negocio de la hostelería en las calles de la ciudad. Entre ellos, el Bar Restaurante Rochas, en la plaza de la Coronación, del Bar Gavia, en la calle de El Puy, y la cafetería The Dinner, en la plaza de los Fueros, tres establecimientos que abrieron sus puertas al público a lo largo de 2010 y 2011. 

Otros negocios que también han solicitado y disponen de terraza en los últimos tiempos son el Bar Dos Pasos, en el Paseo de la Inmaculada; la cafetería Los Llanos, en San Francisco Javier, y el Bar Restaurante Richard, en la avenida Yerri. 

El Ayuntamiento, a través de la Policía Municipal, regula la instalación de terrazas, por la ocupación de vía pública. La actual ordenanza fija las tasas por aprovechamientos especiales de suelo en función de la zona donde se encuentren y del número de metros ocupados, desde los 379,80 euros por m2 al año en el centro de la ciudad hasta los 153 euros en las calles más alejadas. Una mesa con sus sillas ocupa una estimación de 4m2 de calle.

Menos estacionalidad 

Mientras que durante el periodo estival sombrillas y parasoles contribuyen a la estética de plazas y calles, en invierno y potenciado por la aplicación de la ley del tabaco, se asoman poco a poco diferentes variantes de estufas y de protectores o paravientos. Todo ello en favor de la confortabilidad de los clientes, por lo que las terrazas tienden a ser cada vez menos estacionales. 

Aunque se instalen, la ordenanza actual no hace referencia explícita al uso de estos elementos en la calle como tampoco se pronuncia sobre la utilización de un mobiliario común que armonice la estética en los diferentes rincones públicos. Es por ello, que desde el Área de Servicios del Ayuntamiento de Estella se trabaja en una nueva normativa más completa. 

La concejal de Servicios, Barrios y Jardines, María José Irigoyen, estima que será la próxima temporada de terrazas, entendiendo la Semana Santa como el pistoletazo de salida, la fecha más probable para su aplicación. “El cambio de legislatura lo ha retrasado, pero trabajamos en una nueva normativa para incidir en aspectos como la limpieza en las calles y el mobiliario. El ayuntamiento mantendrá una reunión con los hosteleros para recibir sus sugerencias y ofrecer todo tipo de información”, apunta.  

La vida en la calle 

El Bar Restaurante Richard es uno de los últimos establecimientos que ha ampliado su servicio al exterior. Nueve mesas en un área de treinta y seis metros cuadrados han contribuido a cambiar la estética de la calle Yerri a la altura de la plaza de toros. De hecho, se ha ampliado la acera y se han suprimido varias plazas de aparcamiento. 

“Nosotros solicitamos terraza y para ello era necesario ampliar la acera. Los trabajos de urbanización los hemos pagado nosotros. Valoramos la importancia de la terraza por muchas razones. Parece que la ley del tabaco es determinante, pero para mí hay otra importante como los cambios de costumbres y el hecho de que cada vez más se haga la vida en la calle. Las terrazas invitan a sentarse”, destaca el hostelero Ángel Castillo Cabezón.

 

Invierno y verano. El propietario del Bar Richard considera que la terraza en invierno también va a tener su uso. “Dejaremos menos mesas, en función de la demanda, pero servirán para que la gente esté cómoda, sobre todo si va a fumar, aunque sea con chaqueta. Estudiamos la posibilidad de colocar algún elemento protector, pero parece que no nos autorizan”, añade. 

El propietario del Bar Dos Pasos, Francisco Javier Garde Larrión, se sorprende del éxito que están teniendo las tres mesas que desde julio ha sacado al paseo de la Inmaculada. “Lo hicimos por el tema del tabaco porque nunca antes nos lo habíamos planteado, pero está teniendo muy buena aceptación. Atrae gente de paso que antes no entraba en el bar. Hemos ganado clientes”. 

Un buen verano

La terraza del Bar Restaurante Rochas ha sido la última en llegar a la plaza de la Coronación. En Semana Santa con la apertura de la temporada de primavera-verano, los propietarios del local instalaban un toldo para proteger las quince mesas que ofrecen servicio en el exterior. Sofía Qiu, la responsable, se muestra muy contenta en Estella y con la aceptación de su terraza. “La terraza ayuda mucho, estamos muy contentos. Es un sitio muy bonito y la gente se anima a sentarse a tomar algo y también a comer”, asegura. 

¿Sus razones para instalar terraza? La prohibición de fumar, la opción de que el cliente disfrute en un lugar bonito como la plaza de la Coronación y las ganas de competir. “La plaza está llena de terrazas e invita a consumir. El verano ha sido muy bueno lo que ha ayudado mucho y también ha venido mucho turista”, añade. Lo único que lamenta Sofía Qiu es el hecho de que en invierno no pueda acristalar la terraza para poder seguir con el servicio. “Sí dejaremos las cubas de vino pensando en los fumadores”, añade. 

En los últimos coletazos de la temporada de terrazas, las sillas y las mesas mantienen en las calles y las plazas de Estella la estética veraniega, apurando los últimos días de un septiembre especialmente benigno

Título

Tres zonas

La ordenanza municipal relativa a los aprovechamientos especiales del suelo establece tres zonas diferentes con tres precios diferentes por metro cuadrado.

Zona 1. P: 379,80 euros el m2. Algunas de las calles son: Inmaculada, Sancho el Fuerte, Sancho el Sabio, Carlos II el Malo, García el Restaurador, Pl. Coronación, San Andrés, Príncipe de Viana, Gustavo de Maeztu (San Fco. Javier-Inmaculada), San Fco. Javier, Pl. Sierra de Aralar, Dr. Huarte de San Juan, Yerri (Inmaculada-rotonda Recoletas), Pl. Santiago, Mayor, Calderería, Pl. Fueros.

Zona 2. P: 268,60 euros el m2. Algunas de las calles son: Llanos, Gustavo de Maeztu (San Fco. Javier- Llanos), Carpintería, La Estrella, Navarrería, Valdeallín, Travesía Pl. Toros, Yerri (Zaldu- Recoletas), Sector B, Ruiz de Alda, Pl. Mercado Viejo, Espoz y Mina La Rúa, Pl. San Martín, Fray Diego de Estella, Carlos VII, Rocamador, Pl. Río Urederra, Merkatondoa (hasta donde terminan las viviendas), Travesía Merkatondoa (las viviendas) y Camino de Santiago.

Zona 3. P: 153 euros el m2.  Otras calles más alejadas del centro.

La cuota anual por terraza se calcula multiplicando el metro cuadrado de ocupación de calle por el valor de la zona por un coste financiero del 5%. Por ejemplo, una terraza con 100 m2 de ocupación en el centro, donde se podrán instalar 25 mesas, supone un pago anual al Ayuntamiento de: 379,80 euros x 5% = 1.899 euros al año.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies