Salinas de Oro. El reclamo de la sal

Salinas de Oro. El reclamo de la sal

El municipio del valle de Guesálaz tiene en las salineras un rico patrimonio natural, cultural y turístico

Salinas’, por el manantial subterráneo de agua salina. ‘Oro’, por el castillo que se izaba sobre la llamada Peña Grande o de San Jerónimo. Ambos sustantivos se unieron en el siglo XIII para denominar ‘Salinas de Oro’, antiguo poblado de Yániz, a una de las localidades de mayor tamaño del valle de Guesálaz. El municipio, de 117 vecinos censados en la actualidad, es también uno de los más alejados de la capital de la merindad, Estella. En relación con su nombre, se conserva la obtención artesanal de sal en las eras gracias al trabajo de dos empresas familiares.

El término acoge hasta dieciséis granjas de porcino, ovino, vacuno y caballar que mantienen viva la tradición agropecuaria del valle

La salinera Gironés y Salinas Nuin mantienen viva la tradición de la extracción de sal de manantial de interior, que antiguamente la mayoría de las casas practicaban. Durante los meses de verano se realiza la obtención de sal mediante el llenado de las piscinas en las eras con el agua salina. La evaporación del agua permite la recogida de la sal en el fondo de las piscinas para darle luego un uso alimenticio, terapéutico y para la conservación de alimentos.  

Esta actividad en Salinas de Oro supone también un atractivo turístico para el municipio, donde conviven cuatro casas rurales. La salinera Gironés realiza visitas guiadas y numerosos son los autobuses de grupos que se acercan para conocer la labor de la extracción de la sal. El alcalde de la localidad, José Luis Anocíbar Ilzarbe, explica que el municipio trata de utilizar el potencial turístico de las salinas como reclamo. “Trabajamos este tema y, por ello, queremos solicitar la declaración de Paisaje de Interés Natural. También queremos integrarnos en la Asociación de Salinas de Interior”, apunta. 

La sal no es la única actividad económica por la que puede identificarse a Salinas de Oro. En la actualidad, se mantiene muy viva la tradición agrícola y ganadera del valle. En su término se ubican hasta dieciséis granjas de porcino, vacuno, ovino y caballar. Asimismo, muchos de los propietarios combinan la actividad con la agricultura. Afirma el primer edil que en torno a una quincena de personas viven en Salinas de Oro del sector agropecuario. 

Salinas de Oro dista 22 kilómetros de Estella y Pamplona se encuentra a 30 kilómetros por el puerto de Echauri. Los vecinos se acercan a los servicios de la capital de Tierra Estella, pero también a los que ofrece Pamplona, donde buena parte de los vecinos trabajan. La comunicación con Estella se facilita gracias a un autobús de línea de La Estellesa que, subvencionada por el Gobierno de Navarra, acerca a los vecinos de Salinas y de las localidades de paso hasta Estella, los martes y los jueves. Salinas tiene consultorio médico y el centro de salud asignado para la población es el de Villatuerta. 

La carretera NA-700 comunica Salinas con ambas capitales. Desde Estella, la vía deja la localidad a la izquierda en un alto que alcanza los 700 metros de altitud. Para entrar al núcleo urbano se puede acceder desde dos puntos. El pueblo y sus calles se encuentran en buen estado, al igual que la mayoría de las viviendas, muchas de ellas rehabilitadas en los últimos años. Unas cuantas conservan también en sus fachadas blasones, recuerdo de épocas pasadas. 

El pueblo se divide en dos partes: el barrio alto o ‘Garrabea’ y el barrio más bajo, centro de la localidad, y donde se sitúan, entre otros servicios, el edificio consistorial, el frontón cubierto y la sociedad del pueblo. 

En la última legislatura, el Ayuntamiento ha trabajado en la mejora de la localidad. El alcalde enumera algunas de las actuaciones, como el arreglo del lavadero, el asfaltado de alguna calle y la construcción de un nuevo edificio para una sala de usos múltiples y una ludoteca. Una tienda de ultramarinos con bar podría comenzar a funcionar dentro de unos meses. 

La buena relación de los vecinos se manifiesta en un ambiente amigable. “Los niños se juntan en la ludoteca durante el invierno, mientras que en verano están en el frontón y en el parque. La gente mayor se entretiene en las huertas con regadío y las mujeres forman la asociación ‘Loriain’”, explican el alcalde y el concejal Ángel Eraso Anocíbar. 

Ambos coinciden al afirmar que el entorno natural, así como las vistas a los montes emblemáticos de Tierra Estella, son dos grandes atractivos de la localidad. “Nuestra mayor preocupación es la amenaza de una cantera en el término”. Se refieren a la propuesta de unos promotores para extraer ofita. “La cantera pondría en peligro nuestro entorno, e incluso el manantial”.

Título

Así es Salinas de Oro

CATEGORÍA HISTÓRICA. Lugar

CAT. ADMINISTRATIVA. Municipio 

PARTIDO JUDICIAL. Estella

MERINDAD. Estella

COMARCA. Valle de Guesálaz

ALTITUD (en el ayuntamiento). 678 m

SUPERFICIE. 14,1 km2

POBLACIÓN. En 1986, 112 habitantes de hecho y de derecho. En la actualidad, 117 vecinos empadronados. 

DISTANCIAS. 22 kilómetros a Estella y 30 a Pamplona

COMUNICACIONES. Carretera local NA-700 que llega hasta Pamplona y que también empalma con la general N-111, Pamplona-Logroño, entre Lorca y Puente la Reina. 

GEOGRAFÍA. Limita al N con Goñi, al E con Izurzu y Muniáin de Guesálaz y Vidaurreta, al S con Guirguillano y Guesálaz y al O con este último valle-ayuntamiento. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies