PRIMER PLANO – Richard Vidaurre – “Para mí Montejurra es un vecino especial, un amigo desde siempre”

‘Un año en Montejurra’ recoge la pasión de su autor por el monte icónico de Tierra Estella y se lo dedica a todas las personas que no pueden disfrutar de él cada día

Un reto deportivo para ponerse en forma llevaba a Richard Vidaurre Amatria (28/09/ 1967), natural de Ayegui, a escribir su primer libro. El autor cumplió en 2013 su reto de subir al menos una vez cada uno los 365 días, los 1.042 metros de altitud del monte más emblemático de Tierra Estella. La hazaña personal dio a pie a otro reto aún más exigente: recopilar fotografías, historias, anécdotas y todo tipo de información y referencias sobre el monte, un trabajo que fructifica ahora en la publicación del libro que acaba de ver la luz. Amatria dedica la publicación a todas las personas que como él no tienen la suerte de disfrutar a diario de Montejurra.

La publicación, diseñada desde Calle Mayor, tiene una tirada de 500 ejemplares. Se pueden adquirir al precio de 30 euros en el estanco-tienda del autor en Ayegui.

¿Cómo surge la idea de escribir y publicar este libro?
La verdad es que surge sin pensarlo, en un momento en que decido subir a Montejurra a diario para hacer deporte. Me hice el propósito de subir todos los días de 2013, sin importar el tiempo que hiciera, y lo conseguí. No falté ninguno, incluso subí y bajé hasta tres o cuatro veces en alguna jornada. Desde el 1 de enero de ese año hasta la Semana Santa de 2014, subí un total de 470 ocasiones. En la soledad te acuerdas de cosas cotidianas, de la gente que no está, de los mayores que no pueden subir, y en fin de año, hice una dedicatoria en la ermita para todas las personas privadas de ver o de pasear por Montejurra. Como la dedicatoria se deterioró me propuse preparar una dedicatoria en forma de fotos y de información y poco a poco el proyecto fue creciendo hasta convertirse en un libro.

¿Cómo ha sido el proceso de elaboración?
Ha sido posible gracias a la ayuda de la gente del pueblo, a las amistades que he hecho en el monte, al trabajo en Internet buscando fotos, las que me ha cedido la gente y la colaboración de amigos, que me ha permitido abordar diferentes temas. Sobre todo me gustaría agradecer la colaboración de Jesús Mª Amatria, que ha escrito el prólogo, y de Miguel Aramendía, Juan Mari Barbarin, Fermín Nieto, David Arranz, Gabriel Catalán, Aitor Osés, Jesús Ganuza, y Juan Cruz Amatria, que han escrito sobre distintos temas como la fauna, la flora y la romería a la ermita de San Sebastián.

¿Satisfecho con el resultado, nada menos que 365 páginas?
Me ha sorprendido mucho ver el libro terminado y que sea de 365 páginas, lo cual es simbólico, una página por cada día del 2013 en que al menos subí una vez a Montejurra. Cuando lo veo pienso, ‘¿esto lo he hecho yo?’. Es como mi cuarto hijo. Lo he gestado y ahora ve la luz.

¿Qué objetivos tiene la publicación?
Es un reconocimiento, una dedicatoria a mucha gente del pueblo que no está para decirles que no nos hemos olvidado de ellos. Además, pretende dar a conocer diferentes facetas de Montejurra que mucha gente desconoce, por ejemplo, a qué términos municipales pertenece Montejurra, que son diez, o su historia ligada al Camino de Santiago y al monasterio de Irache.

¿Qué valor añadido ofrece el libro al lector?
Entre otras partes, el libro ofrece más de 1.500 fotografías de gente, de lugares y de momentos. Entre las fotografías hay una sección de imágenes que yo mismo he ido sacando durante todo este tiempo de Montejurra desde diferentes montes y puntos de Navarra, La Rioja y Álava. Esta parte es la que más me ha llenado. También hay muchas fotos en el libro que me han dejado y que he ido solicitando. Otra sección con las 19 rutas de ascenso de Montejurra, otra con curiosidades, referencias sobre el nombre de Montejurra; también he hecho una especie de guía sobre cosas que se pueden hacer en Tierra Estella, uniendo mi afición por Montejurra con las aficiones de otra gente de Ayegui o personas que he ido conociendo durante este tiempo. También escribo sobre Montejurra y su gente, es decir cuento la experiencia de gente que ha subido siempre, que ha ido a cortar leña o que va a cazar, e incluyo también un episodio sobre nostálgicos de Montejurra, sobre personas que viven fuera o que por salud ya no pueden disfrutar de este monte.

¿Qué significa el lugar para ti?
Para mí es el monte con el que he crecido. Me he levantado todas las mañanas y he ­de­sayunado viendo Montejurra y siempre voy y vuelvo del trabajo viendo Montejurra. Para mí Montejurra es un vecino especial, un amigo desde siempre, aunque nunca lo he vivido tan intensamente como en estos cuatro años. No podría calcular el tiempo que he invertido en preparar el libro, constantemente todos los días he tenido presente Montejurra y este proyecto.

¿Te guarda todavía algún secreto?
Seguramente sí. No me considero en absoluto el que más sabe, sólo he mostrado lo que ya está ahí y hay gente que conoce sobre este monte mucho más que yo.

19 rutas por Montejurra


Diecinueve rutas, con 22 llegadas son los itinerarios que Richard Vidaurre recoge y documenta paso por paso mediante fotos y comentarios en su libro. Todas las ha ­realizado y entre ellas destaca:
1. La más exigente. La de los Gudaris.
2. La más bonita. Igualmente la de los Gudaris. “Sobre todo por las vistas que ofrece en la parte alta desde las crestas. La parte última es la más bonita. El resto de las rutas discurren más recogidas”,
3. La más desconocida. “Pueden ser varias, en general las que discurren por la vertiente Este de Montejurra, por ejemplo la de Zaraputz y la Hoya Negra”.

Contenidos relacionados

1 Comentario

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR