PRIMER PLANO – Iñigo Labat y Txuma Andueza – Organizadores de la Epic Tierra Estella – “La prueba enlaza los senderos legendarios de la zona”, “No pensábamos crecer tan rápido, aunque teníamos confianza en el recorrido”

PRIMER PLANO – Iñigo Labat y Txuma Andueza – Organizadores de la Epic Tierra Estella – “La prueba enlaza los senderos legendarios de la zona”, “No pensábamos crecer tan rápido, aunque teníamos confianza en el recorrido”

La bike maratón reúne el 6 de octubre en su tercera edición a 1.000 participantes

Su afición a la bicicleta y a la larga distancia llevó a tres amigos a embarcarse en la aventura de organizar una prueba de referencia en Navarra que en tan sólo tres ediciones ha crecido hasta los mil participantes. El esfuerzo de todo un año se ve recompensado con una inscripción que se agotó en horas y con la satisfacción que muestran los participantes al terminarla. La bike maratón Tierra Estella Epic, con un presupuesto de 40.000 euros, se celebrará el 6 de octubre y recorrerá 17 términos municipales. Detrás se encuentran sus tres organizadores, Iñigo Labat Yanguas, Txuma Andueza San Martín y Miguel Ángel Arrastia Echegaray, del club Le Chien Belge, y un buen número de voluntarios que la hacen posible.

¿Por qué esta prueba? ¿Cómo surgió?
Iñigo Labat. Nos gusta mucho el ciclismo de larga distancia, el bike marathón, y corremos pruebas por todo el Estado y el extranjero. Siempre nos preguntábamos por qué no hacer algo en nuestra tierra, porque espacio hay de sobra y podría salir algo muy bonito. Nos encontramos por el camino al Camping Irache y al Ayuntamiento de Ayegui, que también querían hacer algo, y fue el impulso final.

¿Esperabais que tomara el alcance que ha cogido y tan rápido?
I.L. Para nada, primero porque el calendario de pruebas ya está saturado y elegimos unas fechas que en principio estaban más libres, y no son las más adecuadas para una prueba tan dura, así que no esperábamos ni por asomo que tuviese tanto éxito.
Txuma Andueza. No esperábamos crecer tan rápido, aunque teníamos confianza en el recorrido, sabíamos que iba a quedar bonito. Como participamos en otras pruebas, vemos lo bueno de unas y lo que se falla en otras. Al marcaje le damos toda la importancia, no queremos que nadie tenga dudas de por dónde ir, sobre todo teniendo en cuenta que mucha gente viene de fuera y no conoce el lugar.

¿Es la clave la señalización?
I.L. Sí, primero es clave el recorrido y después la señalización. Tiene que ser perfecta para que el participante, cuando termine, se lleve la sensación de recorrido bonito y de una prueba bien organizada, de no haberse perdido en ningún momento.
T.A. La gente recalca mucho ese tema. Es lo que más dicen los participantes en el momento de acabar, “qué bonito el recorrido, qué bien marcado”. Te quedas con eso.
I.L. Cuantos más participantes, mayor es la exigencia. Empezamos con 500, muchos de aquí, pero cuando pasas a 1.000 y el 70 por ciento viene de fuera y no conocen el recorrido, la responsabilidad es total. Tienes que poner más énfasis en la señalización.

¿Qué supone la organización de una prueba de estas características?
I.L. Para que la gente se haga una idea, este año en junio estábamos ya preparando la prueba del 2019, porque queremos probar una cosa diferente, pero lo normal suele ser empezar en septiembre del año anterior. Primero fijamos la fecha, porque la gente se prepara sus calendarios. En octubre intentamos cerrar pagos de la anterior y noviembre puede ser de relax, pero en diciembre nos ponemos a trabajar en el recorrido de la nueva edición. Vemos qué cosas mejorar y el tema de los patrocinadores.
T.A. La verdad es que es un trabajo de todo el año, nunca paramos, siempre estamos con el tema de la Epic en la cabeza.

¿Qué gestiones tenéis que hacer?
I.L. Primero definimos el recorrido, lo hacemos pronto porque pasamos por 17 ayuntamientos y concejos y necesitamos autorizaciones de todos ellos. Necesitamos la aprobación formal del Gobierno de Navarra y también del guarderío forestal. Otro aspecto es preparar las inscripciones y la información en redes sociales para que la gente tenga la prueba presente. Tienes que pensar en recorridos alternativos, buscarlos con la bici, revisar el estado… Luego están las contrataciones de servicios sanitarios, de la empresa productora del vídeo, el contrato con Teledeporte, avituallamientos, la comida… No puedes dejarlo todo para un mes antes. En cuanto a la limpieza de las sendas, sí que se espera a que se acerque la fecha. Pero todo lo hacemos con gusto, si no apaga y vámonos.

¿Qué tiene la Epic de especial?
T.A. los senderos, que son una pasada. Y ahí no tenemos mucho mérito, sino que es el territorio, está ahí. El trabajo consiste en ver cómo enlazarlos para trazar el recorrido. Se podría hacer aún más dura porque estamos en Ayegui y no subimos a Montejurra ni a Monjardín ni a Belástegui. Conseguimos hacer una prueba dura, pero no extrema.
I.L. Su característica es que enlaza los senderos más legendarios de la zona en una única prueba.

¿Están en auge las pruebas duras especialmente?
T.A. Sin lugar a dudas. Ocurre en muchas disciplinas, como en las carreras a pie, que ahora son de running. Y si es de 50 km mejor, y de 180 km, ultramaratón.
I.L. Antes hacer un maratón era el sumun, ahora tienes que hacer un de trail running de 80 km y de mil metros de desnivel. Respecto a la bici, la gente en Navarra no está tan acostumbrada a las salvajadas. De hecho, nuestro mercado está fuera de Navarra, en Guipúzcoa. La idea de la Epic es que la gente se enganche, por eso hacemos la prueba corta, para atraer a la gente de la zona, para que pruebe la experiencia del recorrido y al año siguiente se anime con la larga.

¿Queréis aprovechar para hacer alguna recomendación o enviar algún mensaje antes de la prueba?
I.L. Yo quiero dar las gracias a todos los voluntarios que nos ayudan, a los ayuntamientos, los concejos y los patrocinadores. Hay cada vez más gente que colabora no sólo el día D, sino todo el año, limpiando sendas, marcando… Sin ellos esto no sería posible. Y animo a la gente a ver la prueba. Hay un mapa en la web con los lugares mejores para ver pasar y para animar.
T.A. Nosotros lo vemos por ahí, hay pueblos que se vuelcan completamente en una cuesta. Como corredor estás muerto, por lo que es muy bonito que te den ánimos.
I.L. Hay que tener un recuerdo para la gente, amigos nuestros, que durante años han limpiado las sendas, las han mantenido y nos las han enseñado. Ellos son parte importante y la razón de que el recorrido guste tanto.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies