Poesía para homenajear a María de Maeztu

Poesía para homenajear a María de Maeztu

El área de Igualdad organizó un acto de recuerdo a la figura que da nombre al certamen literario de la Asamblea de Mujeres

El área de la Mujer rindió homenaje a María de Maeztu. Pedagoga y feminista, da nombre al certamen literario que desde 1996 organiza el área en colaboración con la Asamblea de Mujeres. La poesía de cuatro autoras navarras sirvió para aderezar un acto en el que estuvieron presentes dos sobrinas-nietas de María de Maeztu, quienes se desplazaron ex profeso de Madrid hasta Estella.

La alcaldesa de la ciudad, Begoña Ganuza, abrió el acto para explicar el sentido del homenaje. “En primer lugar, dar las gracias a las personas que nos acompañan en este acto cuyo objetivo es visibilizar y dar valor a la aportación de María de Maeztu Withney, por su carácter excepcional de mujer avanzada en su tiempo, por su relación con Estella y por su personalidad integradora de culturas, actitudes e identidades”, dijo.

Tere Sáez, técnica del área de Igualdad del Ayuntamiento, recordó la figura de María de Maeztu. Sáez destacó su trabajo junto a su madre en una residencia para muchachas en Bilbao, el trabajo de directora en la Residencia Femenina de Estudiantes y su aportación en el Instituto Escuela donde aplicó innovadoras ideas educativas como clases al aire libre y colonias escolares.

María Maeztu, hermana del pintor Gustavo de Maeztu y del escritor Ramiro de Maeztu, tuvo otros dos hermanos, Ángela y Miguel. En la vida de María de Maeztu destaca también su etapa en el exilio en Buenos Aires, donde fijó su residencia. Tere Sáez recordó en la casa de cultura la célebre frase de la homenajeada. “Soy feminista; me avergonzaría de no serlo, porque creo que toda mujer que piensa debe sentir el deseo de colaborar como persona en la obra total de la cultura humana”.

Desde las primeras sillas de la sala siguieron el homenaje Josefa Lastagaray, nieta de Ángela, hermana de María de Maeztu; Almudena de Maeztu, nieta de Ramiro de Maeztu, y Luisa Fernanda Ibáñez, cuya madre trabajó para la familia Maeztu durante su etapa en Estella. “Mi prima Almudena y yo estamos emocionadas. Cuando María volvió del exilio se encontró con Estella, donde estaba Gustavo y su familia. Cuanto murió Gustavo fue ella la que se encargó de los trámites para ceder el legado a la ciudad”, expresó Josefa Lastagaray. Un aperitivo ponía fin al acto que sirvió también para presentar una nueva edición del Premio Literario María de Maeztu.

Título

Versos con cariño

Los versos de cuatro poetisas navarras añadieron calidez. Maite Pérez Larumbe abordó la vertiente pedagoga de María de Maeztu. Marina Aoiz realizó un poema descriptivo narrativo, Carmen Puerta leyó una pequeña composición y Fátima Frutos creó para la ocasión un soneto sobre la generosidad de la homenajeada y el legado que dejó a la sociedad.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies