Pasión por la gaita

El gaitero Miguel Ángel Elizaga recoge en un libro su historia y la de toda su familia mediante fotografías y recuerdos

Un libro recoge de manera inédita la historia de los gaiteros Hermanos Elizaga. Miguel Ángel Elizaga Arrastia, único representante de la saga familiar, que estuvo en activo hasta 2013, articula mediante recuerdos y fotografías la historia de su familia en ‘Miguel Ángel Elizaga. Gaitero’. El periodista Alberto Aráiz Vidaurre escribe su biografía basada en los recuerdos y en un gran número de fotografías y documentos aportados por el protagonista de la historia.

El estellés Miguel Ángel Elizaga (20/07/1932) heredaba el legado artístico del gaitero y compositor estellés Julián Romano Ugarte. Los orígenes de la dinastía Elizaga provienen de Romano, casado con una tía del abuelo de Miguel Ángel Elizaga. Es Julián Romano quien enseña a tocar la gaita a un sobrino de Rosa Elizaga, de nombre Anselmo Elizaga Juániz (1895-1917), abuelo de Miguel Ángel Elizaga, quien formó pareja con Demetrio Romano, uno de los hijos del primer matrimonio de Julián Romano.

El abuelo Anselmo se casó con Eugenia, de cuyo matrimonio nacieron cuatro hijos, entre ellos Moisés, padre de Miguel Ángel. Miguel Ángel, casado con Mª Nieves Ramírez, ya fallecida, tiene tres hijos, que siguieron la tradición gaitera durante un tiempo y que actualmente están muy ligados a la música.

La ilusión de Miguel Ángel Elizaga era contar su vida en un libro. Deseaba dejar sus recuerdos ordenados, por lo que en octubre de 2013 le hizo la propuesta al periodista Alberto Araiz. Araiz prepara con Elizaga los textos en base a las anécdotas y documentación que le aporta el gaitero.

Como explica el libro, en 1948 Miguel Ángel Elizaga comienza a tocar. Formó pareja con su padre durante 26 años y otros nueve con su tío Edilberto. Después hizo lo propio con su hermano Moisés, con Luis Jaime Cristóbal, Jesús Sanz de Acedo, Jesús Urriza, Antonio Montero, con sus tres hijos y, en los últimos años, tocó con el grupo Ezpelur de Pamplona. Es en 2013 cuando realiza sus últimas actuaciones, aunque nunca ha decrecido su pasión por la música ya que, además de la gaita, Elizaga toca el acordeón y el piano y llegó a ser profesor de gaita en la escuela de música de Estella Julián Romano. Durante su jubilación, vive intensamente su pasión por la música.

La larga trayectoria de los gaiteros Elizaga ha estado cuajada de momentos memorables que el libro acompaña de fotografías. En febrero de 1948 los gaiteros estuvieron en Madrid para una grabación de las fiestas de Estella que cuando se proyectó en la Teatral fue interpretada en directo por los Elizaga, dado que entonces no había sonido en el cine.

A la grabación siguieron otros hitos, como las actuaciones no sólo en las localidades de Tierra Estella, también en Pamplona por Sanfermines y en otros lugares como Eibar, Zaragoza, Bayona e incluso en París, en el Teatro de los Campos Elíseos, en 1961. Miguel Ángel Elizaga estuvo también en Niza con motivo de la celebración del ochenta cumpleaños de Picasso, donde acudió con los gaiteros Montero.

La publicación, que guarda muchas anécdotas y momentos memorables ligados a la propia historia de Estella y su folclore, ha sido realizada por Calle Mayor. El libro se presenta el 22 de diciembre en la casa de cultura Fray Diego.

ENTREVISTA


MIGUEL ÁNGEL ELIZAGA
“La vida de gaitero era muy sacrificada”

¿Qué supone para usted tener este libro terminado en sus manos?
Es un pequeño milagro. No pensaba que iba a llegar a esto. La verdad es que me ha penado no haberlo hecho antes.

¿Con qué intención decidía prepararlo?
Con la idea de hacerle un homenaje a mi abuelo, que nació en 1887 y por el que estoy hoy aquí. Empezó una trayectoria que también la han seguido mis hijos, porque han llegado a tocar los tres. Para mí es una satisfacción muy grande, un honor poder haber hecho este libro.

¿La gaita es su vida?
Figúrate si significa en mi vida, he vivido de la música. Siempre he tocado. También el acordeón. En mis años tocaba un mínimo de 120 días al año y un año fueron hasta 170 días. Soy músico de pies a cabeza.

¿Cómo hacía para compatibilizarlo con su trabajo de zapatero?
La vida de gaitero era muy sacrificada. Tocábamos dianas, en partidos, en conciertos alternando con las bandas… Yo trabajé con mi padre de alpargatero, en la zapatería, y muchos días a las cuatro y media o cinco de la tarde veía venir por la calle a alguna persona en camisa que me llamaba para ir a tocar a una boda. Cogía el acordeón, dejaba el zapato y me iba a la fonda Maeztu, o donde fuera. Hice muchas bodas.

250 EJEMPLARES

Se han editado 250 ejemplares de ‘Miguel Ángel Elizaga. Gaitero’. La publicación, de 158 páginas y cuajada de fotografías de la saga familiar de gaiteros, se puede adquirir en las librerías de Estella al precio de 20 euros.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies