Olentzero protagonizó con su visita la tarde del 24 de diciembre

Olentzero protagonizó con su visita la tarde del 24 de diciembre

Por segundo año, la plaza de los Fueros se convirtió en el momento central de la kalejira en Estella

Olentzero inició con su visita la programación navideña en Estella. Como ocurre desde 1971, el carbonero se acercó el 24 de diciembre a la ciudad del Ega invitado por la comunidad educativa de Lizarra Ikastola. Pasadas las cinco y media de la tarde, cuando comenzaba a anochecer, la comitiva que acompañaba al personaje mágico de la Navidad dejó atrás el patio del centro escolar para realizar el recorrido por las calles del centro.

Eran las 17.45 h cuando los cencerros de los joaldunak avisaban del inicio de la fiesta. Encabezaban la comitiva de acompañamiento a Olentzero seguidos, por este orden, por danzaris y gaiteros, el tractor del nacimiento, acordeones y panderetas, la carroza de Mari Domingi tirada por un poni, más músicos, txistularis de Padre Hilario Olazaran, integrantes del grupo de Kantuz, el tractor con la carroza de Olentzero, la carbonera, la fanfarre el tractor del solsticio de invierno (del colegio Remontival), danzaris de Ibai Ega, familias, el Olentzero en andas portado por alumnas de la ESO y la banda de música. Alumnos y familias, agrupados por edades, se intercalaron en diferentes puntos a lo largo de la kalejira.

Eran casi las seis de la tarde cuando la kalejira terminaba de salir del centro y media hora después cuando tenía lugar en la plaza de los Fueros el momento central del recibimiento. Olentzero subió al escenario y presidió un recital de villancicos. Niños y mayores cantaron ‘Hator Hator’, ‘Olentzero’, ‘Mari Domingi’ y ‘Alaken’, mientras el carbonero les miraba complacido.

Tras la parada musical en la plaza -principal novedad desde el año pasado-, la kalejira continuó por las calles Estrella y Navarrería para llegar hasta el Che y continuar después por el paseo de la Inmaculada. Esta modificación en el recorrido, que aporta al acto una mayor visibilidad, también se puso en marcha por primera vez el año pasado. Por San Andrés y la plaza de la Coronación, Olentzero y toda su comitiva regresaron al patio de Lizarra Ikastola.

Recibimiento en el patio


Uno de los momentos más esperados por los niños y niñas se celebró en el frontón de la ikastola, al término de la kalejira. Olentzero y Mari Domingi saludaron a todos los que se quisieron acercar y sentarse en sus rodillas. Los pequeños aprovecharon para confesar que habían sido buenos durante el año y para decirles qué regalos querían recibir esa misma noche. Aunque Olentzero avisó de que no todas las peticiones serían posibles, le esperaba una larga jornada por delante.

Olentzero cumplió su 25 edición en Luquin

Luquin celebró la 25 edición de su Olentzero. Un grupo de vecinos decidía en 1993 la organización de la primera kalejira, que se ha mantenido hasta la actualidad. En la imagen, posan organizadores, participantes y vecinos de la localidad que disfrutaron de la celebración el 24 de diciembre.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies