MARAÑÓN. El municipio de los ‘pucherejos’

MARAÑÓN. El municipio de los ‘pucherejos’

De tradición alfarera, el pasado de la localidad está unido también a dos nombres ilustres: el del científico y periodista Victoriano Fernández Ascarza y el del escritor del 98 y político Ramiro de Maeztu.

Marañón se ubica en uno de los extremos de la cuenca agrícola que comparte con Cabredo, Genevilla, Zúñiga y el municipio alavés de Santa Cruz de Campezo. A pesar de ser un pueblo pequeño, Marañón tiene varias peculiaridades: una tradición alfarera que ha apodado a sus vecinos ‘pucherejos’, una tranquilidad especial otorgada por su entorno natural y el curso del río Ega y un pasado vinculado a dos nombres ilustres, Victoriano Fernández Ascarza y Ramiro de Maeztu.

Las antiguas escuelas albergan el centro de salud, la ludoteca 

y el bar

La tradición alfarera de Marañón ya no tiene presencia en la localidad pero durante muchos años, en las décadas pasadas, sus habitantes realizaban pucheros de barro que utilizaban para su propio uso y que también vendían. La alcaldesa del municipio, Abita Bretón, explica que varias casas conservan sus hornos de cocción y restos de cerámica se encuentran todavía hoy al trabajar huertas y campos. “Existen refranes que hablan de esta tradición. ‘En Marañón ollas, en Genevilla, cunquillos y en Santa Cruz de Campezo, chuchara y molinillos’, o este otro ‘Cuando veas salir humo del pueblo de Marañón, no pienses que asan corderos, que ollas y pucheros son”, extrae la primer edil de la tradición popular.

 

El caserío alargado de Marañón se ha desarrollado en disposición alargada siguiendo el cauce del río Ega que, procedente de Álava y todavía poco caudaloso, atraviesa el pueblo. El río es uno de los referentes de la localidad que, además, permite durante los meses de verano cambiar la estética de la localidad y la rutina. “En verano limpiamos muy bien las orillas y en torno a julio cerramos el curso a su paso por el pueblo para convertirlo en una piscina natural. Al principio se hacía para recoger agua para el riego pero luego se quedó como zona de baño”, añade la primer edil.  

El paseo junto al río representa el epicentro de una localidad con 58 vecinos censados. Desde el río las calles van tomando altura hasta llegar a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con un magnífico retablo mayor hispano-flamenco en su interior. La mayoría de las viviendas de Marañón se encuentran rehabilitadas, muchas lucen coloristas plantas en sus fachadas y otras blasones, testigos de tiempos pasados. 

La renovación de redes y asfaltado de calles se ha ido haciendo por fases. La iluminación también se encuentra en buen estado, aunque el Ayuntamiento estudia el cambio a led por ahorro energético. “El año pasado pusimos luz a lo largo de todo el paseo del río y en los últimos tiempos se han hecho diferentes arreglos en la zona del frontón”, explica Abrita Bretón, en referencia a las últimas actuaciones realizadas.  

Dos nombres propios forman parte de la historia de Marañón. Se trata de Victoriano Fernández Ascarza y Ramiro de Maeztu.  Fernández Ascarza (Marañón, 1870-Madrid, 1934), abogado, doctor en Ciencias y periodista, fue director de ‘Diario Universal’, ‘El Magisterio Español’ y ‘La Agricultura en España’, fundó el ‘Boletín del Observatorio de Madrid’ y trabajó como redactor en ‘La Naturaleza’. Aparece como miembro de la Asociación de la Prensa de Madrid ya en 1896. El amor hacia su pueblo le llevó a donar un edificio de su propiedad que acogió las antiguas escuelas y que en la actualidad cubre las necesidades de centro de salud, ludoteca y bar. 

A pocos metros del centro de salud, se levanta en un terreno particular un palacete del siglo XIX, propiedad en el pasado del escritor y político alavés, miembro de la Generación del 98, Ramiro de Maeztu (Vitoria, 4 de mayo de 1875 – Aravaca, 29 de octubre de 1936), hermano del pintor Gustavo de Maeztu. El nombre de Ramiro de Maeztu sigue presente en Marañón puesto que en el cementerio existe un panteón con el nombre del escritor asesinado en la Guerra Civil. En cuanto al palacio, cambió de manos, recayó en la Marquesa de Montesclaros y sus descendientes; el actual, afincado en Madrid.

Marañón dista 84 kilómetros de Pamplona y tan solo 20 de la capital riojana, Logroño. Sus fiestas patronales las celebra en agosto, en torno a la festividad dela Virgen, del 14 al 16. 

Título

Así es MARAÑÓN

CATEGORÍA HISTÓRICA. Lugar.

CATEGORÍA ADMINISTRATIVA. Municipio.

PARTIDO JUDICIAL. Estella.

MERINDAD. Estella.

COMARCA. Valle de Aguilar.

ALTITUD. 641 metros en el núcleo urbano.

POBLACIÓN. En 1986, 82 habitantes de hecho y 106 de derecho. En la actualidad, 58 vecinos censados.

DISTANCIAS. A Pamplona, 84 kilómetros.

COMUNICACIONES. Carretera local que se une con al general N-111 a Pamplona-Logroño a la altura de San sol. 

GEOGRAFÍA. Limita al N con Cabredo, al E con Aguilar de Codés, al S con este último municipio y Lapoblación y al O con Lapoblación y Bernedo (Álava).

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies