Los Reyes Magos pusieron el final más ilusionado a la Navidad

Los Reyes Magos pusieron el final más ilusionado a la Navidad

La cabalgata estuvo integrada por numerosos colectivos y por las carrozas de los colegios, inspiradas en historias de la factoría Disney

Volvieron a repetirse las caras de sorpresa, los ojos de ilusión, las exclamaciones, cuando los tres Reyes Magos -Melchor, Gaspar y Baltasar- hicieron su entrada, este año a pie, en la plaza de los Fueros. Era el momento clave de una cabalgata, la de Estella, que comenzó a las siete de la tarde en la residencia San Jerónimo y recorrió las calles más céntricas de la ciudad. Los colectivos habituales, entre ellos danzaris y músicos, acompañaban a los tres Reyes, junto a las carrozas de los colegios Santa Ana, Remontival y Mater Dei que este año recreaban personajes e historias de Disney.

Los alumnos de Santa Ana se disfrazaron de Picapiedras, de Dálmatas iban los de Remontival y Mater Dei optó por El Rey León. Los afortunados en vivir la experiencia desde dentro se afanaron también en tirar caramelos al público congregado. Como novedad este año, participaban los alumnos de la Escuela Infantil Arieta que, por su corta edad, desfilaron en el tren de la Asociación de Comerciantes, Hostería y Servicios de Estella-Lizarra.

Desde San Jerónimo, la comitiva de recepción a los Reyes discurrió por el puente de la Vía, San Francisco Javier, la plaza de la Coronación, San Andrés, Baja Navarra, Plaza de los Fueros, Calderería, plaza de Santiago, Recoletas, Yerri, paseo de la Inmaculada y el Ayuntamiento. Participaban la banda de música, el grupo de danzas Virgen del Puy y San Andrés, los txistularis, Larraiza, gaiteros, el grupo de danzas Ibai Ega, la txaranga Alkaburua y los bomberos con su camión-escala.

La plaza de los Fueros acaparó todas las miradas. Primero Melchor, después Gaspar y en tercer lugar Baltasar hicieron su entrada caminando, debido al nerviosismo de sus caballos, y repartieron saludos y caramelos, antes de ser recibidos por los danzaris con boleas en el centro de la plaza.

Subieron al quiosco a adorar al Niño Jesús en el nacimiento viviente y pronunciar unas palabras de buenos deseos para todos los niños allí reunidos. Los Tres Reyes estuvieron atendidos en todo momento por tres estelleses, de la sociedad Pañaguda, organizadora de la cabalgata: Patxi Acedo, Jorge Pagola y José Luis Balerdi.

Tras la adoración, los Reyes volvieron a la plaza, montaron esta vez en sus caballos y siguieron su recorrido. Un recibimiento a los niños que lo desearon en el zaguán del ayuntamiento ponía el punto final a su tarea más institucional. El trabajo duro comenzaría por la noche cuando, una a una, visitarían todas las casas para dejar los regalos que los niños pidieron en sus cartas. Mientras tanto, los balones se repartían en mano en el colegio Santa Ana y cerca de mil kilos de caramelos endulzaban la espera de la noche mágica.

VISITAS PREVIAS


Los Tres Reyes Magos cumplieron, como es habitual, con las personas que no pudieron estar presentes en la calle para presenciar el paso de la cabalgata. Antes del inicio del paseo por las calles de Estella, Melchor, Gaspar y Baltasar visitaron el hospital García Orcoyen, la residencia Luz de Estella, el centro Oncineda y el asilo de Santo Domingo.
En las imágenes, durante su visita a La Luz y a San Jerónimo junto a residentes y trabajadoras.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR