Los personajes del Carnaval rural pasearon por Estella

Los personajes del Carnaval rural pasearon por Estella

El día grande llega el sábado 21 con la kalejira de los alumnos de la ikastola Lizarra y la concentración de disfraces en la plaza de los Fueros

El Carnaval ya venía anunciado por la comitiva de caldereros el día 7 de febrero e hizo parte de su presencia. La jornada rural se adelantó en el programa de actos al sábado 14 antes de que el día grande, el 21 de este mes, entren en escena la multitudinaria kalejira que organiza la ikastola Lizarra y los disfraces y recreaciones que realicen los vecinos de Estella durante la tarde y la noche. Mientras tanto, el Carnaval rural tenía su momento el día 14. A lo largo de la jornada se sucedieron una cuestación de alimentos popular, juego infantiles y taller de disfraces, la subida y bajada de Aldabika, la kalejira con los personajes del carnaval y la quema del ladrón Aldabika.

“La plaza de los Fueros acogió la quema del ladrón Aldabika terminada la kalejira por el centro de Estella”
A las ocho de la tarde, después de que Aldabika fuera subido y bajado en compañía hasta el barrio Rocamador, comenzaban los preparativos de los disfraces en los locales de la Peña La Bota. Tan sólo media hora después, la kalejira discurría por las calles más céntricas de la localidad mostrando la tradición carnavalesca de los pueblos y esparciendo la ceniza. Entre otros colectivos, danzaris, gaiteros, joaldunak, txistularis y zancos acompañaron a la comitiva de personajes cuando en Estella la luz del día se había apagado y las sombras de las farolas se alargaban en la tarde-noche. La habitual quema del bandolero Aldabika reunía a un buen número de gente en la plaza de los Fueros y ponía fin a la parte más popular de la jornada.

Después llegaría un aperitivo en la peña La Bota para todos los participantes en el pasacalles y una verbena a cargo de Xose Ángel Amaiur, en sustitución del ya habitual en el programa Modesto. La fiesta se prolongó durante la noche, en una larga jornada que comenzaba temprano, a las diez de la mañana con una concentración de disfraces en el gaztetxe Pinupe. Seguía con una cuestación de alimentos por las casas y establecimientos de Estella, una de las principales novedades del programa de este año. Con los productos recogidos, se organizó un aperitivo en la plaza. Seguía después una alubiada en la sociedad Peñaguda.

Día del disfraz
El Carnaval continúa el 21 de febrero, después de tres fines de semana tocados por la fantasía de estas fechas. El sábado a las doce de la mañana comienza la kalejira rural que organiza la ikastola Lizarra cada año. El colectivo de alumnos recorrerá la plaza de la Coronación, San Andrés, Baja Navarra, calle Mayor, plaza Santiago, Calderería, plaza San Juan, Estrella, Navarrería y vuelta hacia el centro escolar de nuevo por la calle Mayor, Baja Navarra y plaza de la Coronación. Después, se procederá a la escenificación de la quema de Aldabika.

Ya por la tarde, será el momento de que las familias se concentren en la plaza de los Fueros para lucir sus disfraces, con acompañamiento de música.
A las seis y media de la tarde, la sociedad Peñaguda organiza un homenaje póstumo a Antonio Jordana y a las siete habrá chocolatada en la plaza. A las nueve de la noche, los niños que lo deseen podrán participar en el torico de fuego de la plaza de los Fueros. A la una de la noche, baile de la Era en la plaza de los Fueros con los gaiteros Deirri. •

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies