Los opositores al regadío organizaron una charla en Estella

Los opositores al regadío organizaron una charla en Estella

Agricultores afectados han constituido una asociación y han iniciado conversaciones con los grupos políticos para recibir apoyos

Los agricultores que se oponen al proyecto de zona regable en Tierra Estella organizaron una charla en la escuela de música de Estella que contó con un nutrido público de unas cien personas. El objetivo era expresar la posición de los agricultores de las once localidades afectadas, parte de los cuales se han agrupado en una nueva asociación en defensa de sus intereses.

La charla la introdujo el agricultor de Arellano Juan Antonio Sáinz, quien estuvo acompañado por Pedro Arrojo, miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua y profesor de Análisis Económico en la Universidad de Zaragoza, y por el representante del sindicato ENHE Ignacio Gil.
Las movilizaciones de los agricultores de los pueblos de la zona sur de Montejurra comenzaron en agosto de 2008 cuando recogieron firmas en contra del proyecto del Gobierno de Navarra. Se reunieron 250 apoyos pero no fueron tomados en consideración por la administración, “dando por hecho que quien no había firmado se mostraba a favor del regadío”, apuntaba Sáinz. Las firmas respondían al 6% de los 3.500 agricultores afectados.

Los agricultores han mantenido en los últimos tiempos reuniones con los grupos políticos y han ofrecido charlas en distintos pueblos para explicar su posicionamiento. En estos momentos, el colectivo cuenta con la intención de la consejera de organizar una consulta previa a la aprobación del proyecto de regadíos entre los agricultores para que den el sí o el no a los regadíos.

El proyecto del Gobierno de Navarra abarca 20.000 hectáreas y el agua para el riego se desviará del Ega entre noviembre y mayo a una primera balsa antes de ser conducida a otra balsa a mayor altura, desde la que bajará al regadío. “Nosotros nos oponemos porque no es rentable, porque el sector está envejecido ya que no hay relevo generacional y porque no estamos dispuestos a asumir la inversión”, añadía Sáinz. Según sus datos, cada propietario de tierras deberá pagar 480 euros por robada incluida en la zona del nuevo regadío.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies