Los capuchinos ceden su huerta a la Cruz Roja para un proyecto eco-social

Los capuchinos ceden su huerta a la Cruz Roja para un proyecto eco-social

La iniciativa aglutina a 23 participantes y a ocho voluntarios que cultivan una parte de los terrenos del convento

Tras la experiencia de la empresa Uztaldi, la huerta del convento de Capuchinos recupera la actividad. Un convenio de cesión a cinco años firmado por los padres Capuchinos, la Fundación Sercade y Cruz Roja permite la explotación de los terrenos con la puesta en marcha de un proyecto eco-social que beneficia a un grupo de veintitrés personas y que cuenta con la implicación de ocho voluntarios.

Una rueda de prensa servía para reunir a las partes firmantes. Por un lado, el responsable de los Capuchinos en España, Benjamín Echeverría, y el director de la ONG de los Capuchinos, Sercade-Servicio Capuchino para el Desarrollo y la Sostenibilidad, Xabier Parra, y por el otro, Juanjo San Martín, coordinador autonómico de Cruz Roja en Navarra. También estuvo presente la directora del área de Negocio de CaixaBank en Tierra Estella, Beatriz Elizari.

Durante la reunión se explicó un proyecto que cuenta con financiación de Caixa Bank y que aúna dos objetivos, el ecológico y el social, con la participación de personas en situación de vulnerabilidad seleccionadas desde Cruz Roja. La mayoría son parados de larga duración que, junto con los ocho voluntarios, se dedican al cultivo de la huerta para el autoconsumo. “Se trata de una campaña ambiental transversal que cuida el medio ambiente y protege la calidad de vida de las personas. En este espacio los participantes se mantienen activos en un entorno idílico y privilegiado dentro de Estella”, explicó Juanjo San Martín.

Los objetivos de la iniciativa son la práctica de la agricultura ecológica y el consumo responsable, además del fomento de la comunicación y de la interrelación entre los participantes. “Se crean redes sociales y la actividad da un respiro a la vida diaria”, añadía el coordinador de Cruz Roja en Navarra.

Desde el verano

Los primeros pasos del proyecto comenzaron en verano cuando se realizaron los trabajos de preparación y primeros cultivos en una parcela de 800 metros cuadrados de una extensión total de 3.000 m2. Los participantes colocaron un invernadero y cultivaron algunas frutas y hortalizas como sandías, melones, tomates, calabazas, cebollas y pimientos. Ahora, con la firma del convenio se retoma la actividad con los productos de la temporada, entre otros el cardo, la alcachofa y la acelga.

Cruz Roja tiene experiencia en la puesta en marchar de huertos eco-sociales. Una actividad similar se realiza en Pamplona, además de iniciativas de “balcón” en domicilios de la capital navarra. En concreto, la ONG ha llevado a cabo acciones que han implicado a un total de 288 personas con los mismos objetivos que el huerto de Capuchinos en Estella.

Los padres Capuchinos ceden la huerta de un edificio que desde el año 2015 tiene funciones de albergue. “Desde que se marcharon los frailes estamos de reestructuración”, apuntaba el responsable, Benjamín Echeverría. “Nuestras presencias siempre han estado unidas a la huerta y nuestra vocación franciscana nos lleva a volver al tema ecológico, por moda y por espíritu”, añadía.

La iniciativa se hace realidad con la participación de Caixabank que aporta el 50% del presupuesto de una iniciativa que asciende a 5.400 euros.

Un convento convertido en albergue


La marcha de los padres Capuchinos del convento de Estella llevó a que en 2015, tras un periodo de obras, se habilitara el espacio para albergue. El establecimiento ‘Albergue Capuchinos’ abría con 54 plazas. Dirigido a peregrinos, pero también al público en general, cuenta con habitaciones dobles con baño y con habitaciones colectivas de hasta un máximo de seis camas. Durante el año, pernoctan en el albergue de capuchinos unas 6.000 personas. El albergue abre coordinado con el municipal, de tal manera que uno u otro ofrezca la posibilidad de alojar a los peregrinos camino de Santiago de Compostela durante todo el año.

LOS PRIMEROS RESULTADOS

Fue en verano cuando comenzaron los preparativos de la huerta y del invernadero y cuando se realizaron las primeros cultivos y también la primera cosecha. Estos fueron los resultados.


Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies