‘LOCOS POR…’ LAS BATALLAS DE GALLOS – MIKEL LUKIN – “Me gusta la forma en la que los raperos se expresan, sin tapujos”

‘LOCOS POR…’ LAS BATALLAS DE GALLOS – MIKEL LUKIN – “Me gusta la forma en la que los raperos se expresan, sin tapujos”

El rap forma parte de su vida y de su manera de ser. El estellés de 22 años defiende la libertad de expresión en una práctica urbana basada en la poesía, que no siempre dice cosas bonitas

Las Batallas de Gallos forman parte de la cultura Hip-Hop, movimiento urbano que nace en el Bronx, en Nueva York, a finales de los 70’ como respuesta a la segregación y discriminación hacia la población afroamericana. Dos contrincantes se enfrentan en una batalla verbal basada en la improvisación, en un juego de réplica y contra réplica que pretende dejar al oponente fuera de juego. La fluidez, la actitud, las rimas y los ‘punchlines’ (remates) son importantes en un arte que tiene que ver con la poesía. El estellés Mikel Lukin Solano, de 22 años, se considera gran aficionado al rap durante media vida y las Batallas de Gallos llenan buena parte de su tiempo libre. Y no se le da pero que nada mal.

¿Cómo describes una Batalla de Gallos?
Es un duelo verbal y mental entre raperos. Hay muchos formatos. En ocasiones se valora sobre todo las métricas, el ingenio, la forma de fluir la base… Pero una batalla clásica es sangre directa, de uno metiéndose con el otro, y lo que cuenta es lo duro que lo hagas. Se ve claro quién gana y quien pierde. Pero en definitiva, es lo que decía, un duelo verbal y metal entre dos raperos. Salvando las distancias, podíamos decir que se parece a lo que hacen los bertsolaris.

¿Cómo surge tu interés por esta disciplina?
En realidad me viene por el rap, que me interesa desde hace unos once años. Es un estilo de música que siempre me ha llamado mucho la atención y desde pequeño me ha gustado la forma en la que los raperos se expresan, sin tapujos para decir las cosas. Mi primo me dejaba discos que yo escuchaba. Más tarde, cuando conocí las Batallas de Gallos me pareció curioso que dos personas se estuvieran insultando y luego sean tan amigos.

¿Llega a ser agresivo?
Las cosas están cambiando. Ahora cuenta mucho la métrica, cómo ordenas las palabras, cómo dices las cosas. Antes se rapeaba mucho a pareados, ahora es más complejo. Sí que es verbalmente agresivo.

¿Puede producir roces?
Hombre, cada uno tiene sus límites. Pero nos conocemos más o menos como personas y sabemos cómo podemos tirar como raperos. Hay que entender que lo que rapeas es un alterego. También hay gente que va a las batallas y se queda con lo que quiere. Puedes escuchar la palabra ‘puta’ y no escuchar lo demás y, por lo tanto, interpretarlo a tu manera. En esto de las peleas de gallos yo veo mucha rivalidad, y también mucha rivalidad oculta.

¿Dónde practicas?
Sobre todo en Pamplona, con mis amigos. Cuando podemos hacemos quedadas de Rap Pamplona, el pequeño movimiento que formamos. Somos unos 20 y echamos batallas, freestyles, estamos de colegueo y a veces organizamos Batallas de Gallos. En realidad no necesitas más que unos altavoces, música, alguien que quiera participar y alguien que quiera mirar.

¿Qué entiendes por libertad de expresión? ¿Siempre se puede decir todo?
Las Batallas de Gallos siempre han consistido en meterse uno con otro. Yo pienso que lo que se quiera decir se debe poder decir. A la libertad de expresión no le pondría límites. Cada uno tiene sus límites. Este tema se ve también con Twitter y con el humor negro. De todos modos, insisto, el contenido de las batallas no es un ataque personal y no hay que tomarlo así.

¿Qué dedicación le prestas?
Rapeo porque me gusta. Forma parte de mi vida. Yo rapeo en mi cabeza. Cuando era más pequeño, como no sabía administrarlo, llegaban las cinco de la mañana y no me podía dormir porque le daba vueltas a la cabeza. Ahora es en mi tiempo libre, durante los fines de semana, cuando participo en Batallas de Gallos.

¿De qué hablan?
Va mucho con lo que tú tengas en la cabeza. El rollo ‘yo soy el mejor, soy mejor que tú’, competición, rivalidad.

¿Cuál es tu estilo?
Me gusta meter en las letras cosas de historia, de ciencia, porque me parecen buenos recursos. Me considero agresivo, vacilón y utilizo las debilidades del contrincante. También hay mucha gente que va al insulto fácil y esto en la batalla puede jugar en contra.

¿Está de moda?
Ahora está pegando muy fuerte. Antes sólo estaba la competición Red Bull, pero han ido saliendo muchas otras y de muchos tipos, con diferentes formatos. También hay gente muy conocida, por ejemplo Arcano, aunque como digo esto ha cambiado mucho y si lo ves por ahí no tiene pinta de rapero.

La improvisación y la agilidad en la respuesta es la clave, ¿eres una persona de respuestas rápidas en la vida?
Sí, pero a veces me callo bastante. La vida no es una Batalla de Gallos, a veces hay que saber callarse.

¿En qué te inspiras?
En todo. En todo lo que leo, en Internet, en la vida. Todo me puede servir de recurso.

¿Qué te aporta esta afición?
Es mi forma de ser hoy en día. Me aporta amigos y me da mucha confianza en mí mismo.

ME QUEDO CON...

Un artista…
“Difícil, porque va por épocas, pero me quedo con ‘Piezas’”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies