Las excavaciones en San Pedro sacan a la luz la cripta de los Mariscales

Las excavaciones en San Pedro sacan a la luz la cripta de los Mariscales

El hallazgo bajo el altar mayor es el más importante después de los enterramientos de Reyes en la catedral de Pamplona

El presbiterio de la iglesia de San Pedro de la Rúa escondía un secreto. Los trabajos arqueológicos en el interior de la parroquia han sacado a la luz la cripta y los restos de los Mariscales de Cortes, el enterramiento más importante en Navarra después de los Reyes en la catedral de Pamplona. Existía documentación sobre la presencia de esta cripta, pero su hallazgo confirma que hijos de sangre de Reyes de Navarra, el más importante Pedro II, fueron enterrados en Estella.

“Mariscal era un título que otorgaba el Rey a sus hijos de sangre nacidos antes o fuera del matrimonio“
La entrada a la cripta abovedada construida en 1549, de doce metros cuadrados de superficie y con unas escaleras de acceso a su interior, estaba oculta por una lauda de piedra con el escudo de los marqueses de Cortes tallado. La losa conserva todavía dos de las argollas de hierro que contenían las cadenas. Los arqueólogos del Gobierno de Navarra explicaron que la última reforma que sufrió el presbiterio de la iglesia en el siglo XVIII tapó la tumba de los Mariscales de Cortes. Fue durante esta modificación de la iglesia cuando se construyó la balaustrada que hoy se observa y las escaleras de varios peldaños para acceder a un presbiterio que se elevaba en torno a un metro.

Según un artículo publicado en la revista Príncipe de Viana, existen noticias de enterramientos reales en el centro de la capilla, a los pies del altar y cerca del Sagrario de la Epístola. A finales del siglo XV o principios del XVI, el Sagrario se traslada al lado del Evangelio y hasta allí se portan los restos. Posteriormente, hacia mediados del XVI se traslada la sepultura de los Mariscales de Navarra, ya marqueses de Cortes, a los pies del altar mayor y, por tanto, a los pies del Sagrario.

Un fémur y una tibia
La apertura de la cripta por el equipo de arqueología del Gobierno de Navarra testifica la existencia de varios huesos, entre los que se aprecia un fémur y una tibia, así como restos de varios ataúdes de madera. También se divisa una argolla de hierro, previsiblemente de alguna de las cajas. Comienzan ahora los trabajos arqueológicos que ofrezcan más datos. En seis meses darán por terminadas estas labores.

¿Quiénes eran los Mariscales de Navarra? Mariscal de Cortes era un título militar que otorgaba el rey a sus hijos, por lo tanto príncipes de sangre, concebidos antes o fuera del matrimonio. Se conoce la existencia de la cripta, que el mariscal Pedro II  mandó construir para él y sus descendientes, debido a la conservación de documentos jurídicos que hacen referencia a un pleito sobre la construcción de la cripta en el altar mayor de San Pedro. El arqueólogo Jesús Sesma relató que el mariscal pretendía, además del enterramiento en un lugar reservado solamente para reyes, la propiedad de la capilla. “Los parroquianos indignados iniciaron un pleito que duró dos siglos, hasta XVIII”.

El hallazgo de la cripta ha sido consecuencia de los trabajos arqueológicos realizados en todo el interior de la iglesia. Debajo de la tarima de madera de la parroquia se encuentran decenas de esqueletos en un primer nivel fruto de los enterramientos que hasta el siglo XIX se realizaban en el interior de las iglesias. El coro de la iglesia, en la parte posterior del templo, estaba destinado al enterramiento infantil. Por ello, a escasos centímetros de la tarima, han aparecido decenas de esqueletos y pequeñas cajas de madera bien conservadas. Jesús Sesma explicó que el enterramiento diferenciado y practicado en la zona más alejada del altar, era típico en Navarra. Incluso, en las cajas se pintaban flores de colores, de las que todavía se observan restos.

El consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas se refirió durante su visita a los hallazgos. “Se ha encontrado lo que soñábamos porque muchas veces los documentos escritos no se ajustan con la realidad. Es una alegría para la memoria de Navarra”, decía.

El consejero apuntó, asimismo, que las obras se están desarrollando de acuerdo a los plazos previstos. Terminadas las cubiertas y las fachadas, se ha abordado la excavación arqueológica, previa a la rehabilitación del interior de la iglesia. La excavación y la rehabilitación de la portada de la iglesia está previsto que terminen a finales de este año. “En 2011 estará todo terminado”, concretó. Cabe recordar que el presupuesto para toda la rehabilitación asciende a cinco millones de euros.

El 31 de mayo concluía en San Pedro la reposición de sus campanas, restauradas en un taller de Palencia. Colocada la última, las campanas de la iglesia matriz de Estella sonaron, quizá para celebrar el hallazgo histórico bajo el ábside de la iglesia. De qué manera la cripta volverá a ser visible está todavía por decidir.

Título

Siete campanas

El campanario de la iglesia de San Pedro alberga siete campanas. Dos del siglo XVI, tres del XVII y dos del XIX. Las dos grandes reciben en nombre de ‘romanas’ y las pequeñas ‘esquilán’. La más grande pesa 1.700 kilogramos incluido su yugo, y las más pequeñas oscilan entre los 70 y los 100 kg.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies