La sorpresa de encontrar la píxide de San Pedro en el Metropolitan de Nueva York

La sorpresa de encontrar la píxide de San Pedro en el Metropolitan de Nueva York

En el año 1911 la pieza de marfil ya no estaba en la iglesia estellesa

Un viaje a Nueva York no deja indiferente a nadie. Es la ciudad más poblada de los Estados Unidos y está entre las aglomeraciones urbanas más grandes del mundo. En definitiva, es una de las ciudades más destacadas e influyentes del planeta. No es de extrañar que en una visita al museo Metropolitan de la gran ciudad, las dos estellesas Loli Azparren y Rosa María Benito, se llevaran una gran sorpresa al encontrar una píxide junto a un cartel en el que se detalla que la pieza procedía de la iglesia de San Pedro de Estella. Rastreando por Internet, en Calle Mayor localizamos al historiador Emilio Quintanilla Martínez, que tras descubrir una fotografía de la misma en Príncipe de Viana -cuando se documentaba para su tesis- llevó a cabo un estudio sobre la píxide de San Pedro. En dicha investigación nos basamos para ofrecerles información sobre la historia de esta curiosa pieza de marfil, que ya en 1911 no formaba parte de la iglesia de San Pedro de la Rúa.

Las píxides tienen su origen en la época de la Grecia arcaica y se utilizaban para guardar cosméticos. La cultura cristiana adoptó estas formas, normalmente circulares, para guardar objetos relacionados con el culto divino. Se utilizaron como recipiente para el incienso, como hostiarios y más tarde para contener reliquias. Según la investigación llevada a cabo por Emilio Quintanilla, la primera mención sobre esta pieza la hace Madrazo en 1886 pero no se estudió a fondo hasta que formó parte de la colección del empresario, banquero y coleccionista de arte estadounidense, John Pierpont Morgan. En el cilindro exterior -de origen bizantino- se representa la escena de la multiplicación de los panes y los peces y la tapa está decorada con motivos geométricos, probablemente de origen islámico. “Lo que la hace única en el mundo es que se rompió en la Edad Media y tuvo que ser repuesta por aquellos que mantenían aún el arte de la eboraria, ya fuesen hispanomusulmanes o mudéjares”, detallaba Emilio Quintanilla.
Entre los diferentes autores consultados por el historiador, se encuentra cierta unanimidad en cuanto al origen de la pieza: Egipto y el siglo VI. Pero, ¿cómo llego la píxide a San Pedro de la Rúa? Según el estudio de Emilio Quintanilla, el origen es incierto aunque bien podría estar relacionado con el Camino de Santiago, al ser Estella un punto importante de esta ruta de peregrinación. ¿Cómo llegó al Metropolitan de Nueva York? Un punto clave del estudio revela que mientras se realizaba una investigación sobre las actividades de la Comisión de Monumentos de Navarra, se encontraron -entre los documentos- fotografías y correspondencia de los miembros de la comisión que intentaban averiguar el destino de la píxide, que ya no estaba en San Pedro en 1911. Parece ser que “a principios del siglo XX, aprovechando la falta de medios legales para evitarlo y dentro de unas condiciones propicias para la venta de bienes eclesiásticos, fue vendida por la parroquia estellesa y pasó a formar parte del coleccionista John P. Morgan y luego a los fondos del Metropolitan Museum de Nueva York, que se nutre de varias piezas de dicho coleccionista”.
Si bien la píxide ya no forma parte de la iglesia estellesa, sorprende y deleita con su presencia -en el prestigioso museo- a todos los turistas navarros y estelleses que, de forma imprevista, se topan con esta preciosa pieza de San Pedro de la Rúa.

Loli Azparren y Rosa María Benito

Loli Azparren y Rosa María Benito

“De Estella viajamos las dos pero quedamos con un grupo de Miranda de Ebro. En el museo, uno de los del grupo que vio el cartel de Estella nos avisó. Nos hizo mucha ilusión y por ello sacamos alguna foto para traer a Estella e intentar averiguar por qué la píxide está fuera de la ciudad”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR