La lluvia y el frío acompañaron a Olentzero en su visita a Estella

La lluvia y el frío acompañaron a Olentzero en su visita a Estella

La alegría y la ilusión se mostraron en las caras de los niños el día 24 con la visita del personaje mágico de la Navidad

Olentzero abandonó su morada en las montañas, entre hayas y castaños, para visitar a los niños durante la tarde del 24 de diciembre. Las calles de Estella, así como las de muchos otros pueblos de la merindad, se llenaron de personas expectantes que siguieron la kalejira, organizada en la cuidad del Ega por los padres de los alumnos de segundo de Primaria de Lizarra Ikastola. El frío y la lluvia, que obligó a sacar los paraguas, ofrecieron como resultado un recorrido más rápido que en años anteriores.

“La comitiva recorrió durante una hora las calles más céntricas de la ciudad”
La comitiva de bienvenida a Olentzero partía del centro escolar a las cinco y media de la tarde y poco más de una hora después volvía a su lugar de inicio. Durante este tiempo, Olentzero, subido en un tractor, repartió castañas y saludos a los vecinos de Estella que participaron o siguieron la kalejira por las calles.

El itinerario variaba ligeramente al de otras ediciones, debido a la instalación este año en la calle San Andrés de una pista de patinaje para los niños, iniciativa de la Asociación de Comerciantes. Así, desde la ikastola, los niños, padres y profesores que participaron en la kalejira recorrieron la calle Gustavo de Maeztu, el paseo de la Inmaculada, la Baja Navarra y la calle Mayor antes de entrar en la plaza Santiago. Después, por la calle Calderería llegaron a la plaza de los Fueros. El recorrido continuaba por la Estrella, la Navarrería, la calle Mayor y, de nuevo por Gustavo de Maeztu, terminó en la ikastola.
 
La kalejira de Olentzero es una de las actividades anuales más importantes organizadas desde el centro escolar. Por orden, participaron músicos de txalaparta, joaldunak, una comparsa que representaba diferentes oficios antiguos, los niños de 2 años, el grupo de baile Larraiza, los gaiteros Deierri, un nacimiento viviente, los alumnos de 3 años, Olentzero subido en un tractor, la banda de música, Mari Domingui, los alumnos de 4 años, acordeones, los alumnos de 5 años, danzaris de Ibai Ega, gaiteros de Estella, los alumnos de primer y segundo curso de Primaria, los txistularis, la coral Ereintza, los alumnos de tercer y cuarto curso, una imagen de Olentzero portada en andas, la fanfarre, y numerosas familias que acompañaron durante todo el recorrido.

Olentzero repartió castañas por las calles y despertó la ilusión de los más pequeños. Muchos tuvieron la suerte de verle muy de cerca y de sentarse sobre sus rodillas. Seguro que Olentzero escuchó sus peticiones.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies