La hoguera inauguró un completo programa en las fiestas de San Pedro

La hoguera inauguró un completo programa en las fiestas de San Pedro

Más grande que otros años, la pira atrajo a cientos de vecinos y visitantes el jueves 28 de junio en el puente del Azucarero

El barrio de San Pedro se vistió de fiesta del 28 de junio al 1 de julio para acoger una programación variada dirigida a todos los públicos. La hoguera en El Recial, más grande que en ocasiones anteriores y nutrida con palés de madera, fue el acto inaugural y también el más populoso, con gente de todos los puntos de la ciudad que no quisieron perderse la tradicional pira desde el puente del Azucarero.

La brigada municipal descargaba días antes dos camiones de palés procedentes del Punto Limpio o donados por Tenerías Omega. Arderían ante la atenta mirada del público en la noche del jueves 28 de junio. El espectáculo de luz, producido por el fuego y reflejado en el agua, daba la bienvenida a unas fiestas en las que no faltaron las chocolatadas, chistorradas, la música ni las actuaciones musicales, como la del grupo ‘Kaleidoscope Trío’, el mismo jueves en la casa de cultura Fray Diego.

La plaza San Martín, punto neurálgico del barrio, lo fue también de la fiesta. La Asociación cuenta con un presupuesto de 3.000 euros para organizar los actos. El sábado comenzó con dianas a cargo de los gaiteros del Aula de Gaita y Tabor por la mañana. Por la tarde, la plaza cobró vida con una chocolatada popular y animación para niños con música, encierro e hinchables. El 29 hubo también misa en la iglesia de San Pedro y, después, chistorrada. A las nueve y media de la noche, bailes con Ibai Ega, seguido de torico de fuego.

El sábado estaba prevista la actuación del grupo ‘Café para tres’, pero la lluvia obligó a cancelar. Se trasladará, previsiblemente, al 27 de julio. En cuanto a la comida popular del domingo que cerraba las fiestas, fueron 90 los comensales que tomaron parte. La iniciativa cumplió su tercera edición.
El presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Pedro, Antonio Aramendía, explicó que la participación de la gente en las fiestas es alta. “Es como un inicio, o un anticipo de las fiestas de Estella, y sirve para calentar motores. Organizarlas cuesta trabajo pero la gente se queda muy contenta y participa. Ver a los demás contentos nos gusta”, explicó.

El presidente añadió que hubo gente en el barrio todos los días, y destacó el éxito de las chocolatadas y las chistorradas para atraer a la gente a los diferentes actos.

Un almacén para guardar el material

El presidente de la Asociación aprovechó para hacer pública una necesidad que tiene el colectivo. Se trata de un local para almacenar material que emplean para la organización de las fiestas. “Son utensilios que vamos adquiriendo, como hornillos y perolas. Como no tenemos donde dejarlas nos las repartimos entre los socios, pero nos vendría bien un pequeño local”, explicó.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies