La cabalgata de Reyes despidió las navidades

Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron a Estella arropados por numeroso público y acompañados de la niebla

Melchor, Gaspar, Baltasar era la frase más coreada en la tarde-noche del 5 de enero. Sus Majestades los Reyes Magos llegaban directamente de Oriente hasta Estella y lo hacían arropados por cientos de participantes en una cabalgata de bienvenida y por un público que esperaba su paso con claros signos de expectación. La niebla, que se puso en mitad de la tarde después de una mañana soleada, añadió más magia al momento en el último acto de estas navidades.

Alumnos de El Puy participaron como antorcheros[/quote]Los cohetes anunciaban la salida de la cabalgata de los Reyes Magos de la residencia San Jerónimo y su acercamiento a la plaza de los Fueros. El sonido cada vez estaba más cerca, si bien, numeroso público decidía no acercarse hasta la multitudinaria plaza y ver el paso de todos los elementos a lo largo de recorrido. Desde San Jerónimo, la serpiente multicolor de carruajes y antorcheros, que acompañaba a Melchor, Gaspar y Baltasar, discurrió por la calle San Francisco Javier, la plaza de la Coronación y San Andrés, antes de entrar en la plaza de los Fueros. Después, continuaría por otras calles céntricas para terminar en el ayuntamiento de la ciudad.

El tren de la asociación de comerciantes, en marcha por segundo año, introducía la comitiva de músicos, danzaris y la participación de los alumnos de los colegios Remontival, Santa Ana y Mater Dei que ofrecieron diferentes composiciones preparadas durante las últimas semanas del año. Remontival optó por disfraces de cocineros, Santa recreó un bosque de setas y gnomos y Mater Dei realizó un gran rosco de Reyes, obra de pequeños pasteleros. Además, este año alumnos del colegio El Puy lucieron antorchas que iluminaron a los Reyes su camino.

Alumnos de El Puy participaron como antorcheros

En riguroso orden, Melchor, Gaspar y Baltasar montados a caballo –y acompañados por su séquito y sus ayudantes incondicionales durante la jornada, Gotzon Nafarrate, Luis Vidarte y Luis Sánchez- hicieron su entrada en la plaza. Tras descabalgar, los danzaris bailaron para ellos y les hicieron pasillo hasta el quiosco, donde sus majestades adoraron al Niño del belén viviente y saludaron a las autoridades municipales.

DISCURSO REAL

En euskera primero y luego castellano, se dirigieron a los niños allí reunidos con su pregón. “Buenas tardes, queridos niños de Estella-Lizarra. Un año más hemos venido cargados de regalos que nos habéis pedido. Sabemos que algunos habéis sido buenos y otros no, pero no lo vamos a tener en cuenta este año y el carbón irá para los mayores. Id pronto a la cama, dormir con un ojo abierto y el otro cerrado porque pasaremos a visitaros para que mañana al amanecer juguéis con vuestros regalos. Feliz Año a todos”, dijo Melchor. En su discurso, los Reyes no se olvidaron de los niños más pobres, a quienes también visitarían.

De nuevo en la plaza, los Tres Reyes Magos montaron sus caballos para recorrer la plaza, saludar a los niños y realizar después un recorrido por las calles céntricas que terminó en el ayuntamiento. Aquí, una larga cola esperaba su turno para acercarse a los Reyes. Durante todo el recorrido, se repartieron 1.200 kilos de caramelos y mil balones. En la cabalgata participaron también los bomberos del parque de Estella con su camión-escala. Lo acompañaron ocho bomberos voluntarios, entre ellos uno disfrazado de bufón. Aprovecharon la ocasión para reivindicar con pancartas, defender un servicio público de calidad y oponerse al copago.

La magia de la Navidad terminaba con la cabalgata de Reyes, si bien la fiesta seguía en Estella en una de las noches más especiales del año. Melchor, Gaspar y Baltasar –que comenzaban sus visitas por la mañana en el hospital de Estella y en las residencias Santo Domingo, Sanitas La Luz y San Jerónimo- cumplieron después con su obligación de pasar casa por casa para dejar los regalos.

Título

Momento de Silencio

La magia de la Navidad terminaba con la cabalgata de Reyes, si bien la fiesta seguía en Estella en una de las noches más especiales del año. Melchor, Gaspar y Baltasar –que comenzaban sus visitas por la mañana en el hospital de Estella y en las residencias Santo Domingo, Sanitas La Luz y San Jerónimo- cumplieron

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR