“Hemos enganchado a nuevas generaciones para mantener vivo el club”

“Hemos enganchado a nuevas generaciones para mantener vivo el club”

Este 2011, el taurino cumple sus cincuenta años de historia. En la actualidad lo integran 230 socios

El club taurino de Estella cumple cincuenta años. Ha llegado a su medio siglo de vida revitalizado. En la última década el número de socios ha crecido de los 137 a los 230 y la edad media de sus integrantes ha descendido. Explica el presidente, José Manuel Carretero Gómez (7/06/1954), que el club ha trabajado por atraer a las nuevas generaciones para que continúen la labor en el futuro. Los primeros cincuenta años son toda una gesta para el colectivo que recogerá en 2012 en Madrid la medalla de plata de la Real Federación Española Taurina por ser el único club taurino de Navarra que ha alcanzado esta antigüedad. Durante el año lo están celebrando.

¿Qué significan estos cincuenta años para el club?
Cualquier club no cumple 50 años y menos con más socios que hace una década y con una media de edad más baja. Antes, el setenta por ciento eran jubilados, ahora no. Los socios nos hemos implicado para enganchar a nuevas generaciones que sigan dando continuidad. Estamos muy contentos y de hecho el año que viene recogemos en Madrid una medalla de plata de la Real Federación Española Taurina por ser el único club taurino navarro con 50 años de historia.

¿Cómo fueron los inicios? ¿Cómo se fundó el club?
Fue la labor de un grupo de aficionados, de varias cuadrillas, que se juntaban para ver una corrida, hablar de toros y hacer los primeros viajes. Después se formó una junta y arrancó el club como tal. Entre otros fundadores estaban algunos como Fran Espiga, Salanueva y Pablo Hermoso de Mendoza padre. Yo soy socio desde hace quince años.

¿Cuál es la aportación del club a la organización de la feria de Estella?
La organización de la feria corresponde a Jesús Macua y al Ayuntamiento, pero nosotros estamos ahí para lo que sea necesario. Colaboramos en los encierros y en la plaza de toros con socios pendientes de echar una mano también en las vaquillas. Hacemos de asesores en las corridas como acompañamiento del concejal al que le toque y detectamos las necesidades que tiene la plaza y las priorizamos para su mantenimiento.

¿Qué necesidades tiene actualmente el coso?
Necesidades, muchas. Las gradas están muy deterioradas, al igual que las puertas de los corrales. Este año se ha blanqueado la plaza y el cambio es evidente. También se han pintado los números de las localidades en sombra. Todos los años, el Ayuntamiento, a través de la Escuela Taller, hace un pequeño repaso.

¿Hay mucha afición taurina en Estella?
Mucha no hay. Quisiéramos que hubiera más. La gente viene a la plaza a sol a divertirse. Hay grupos de buenos aficionados pero en sol el público va generalmente a pasárselo bien. Sí que hay más afición a los encierros y a las vacas, tanto en Estella como en el resto de la merindad. Aquí viene mucha gente a las vaquillas de la plaza, más desde que se incentiva con premios.

¿Sería positivo para Estella un encierro con toros?
Para eso sería necesario cambiar el recorrido, hacer nuevos corrales, y se perdería la tradición de participar en el encierro. En Estella, con las vacas, son muchos hombres y mujeres que están dentro del recorrido en la plaza Santiago. Con los toros, ¿dónde estaría esa gente? ¿Por qué privarles de disfrutar de ese momento? En mi opinión, un encierro de toros sería menos popular y no atraería más que a cuatro para la foto.

¿Qué tal es el cartel de este año en Estella?
A mí me parece que está bien. Para la gente de a pie habrá mucho caballo y los amantes del rejoneo estarán encantados. Hay rejoneo el domingo y luego el lunes una corrida mixta entre Hermoso de Mendoza, Francisco Marco y Cayetano Rivera. Ésta es la principal novedad.

¿Son cercanos los toreros que llegan a Estella?
Normalmente sí. La persona del club más cercana a ellos es Luisa Fernanda Ibáñez. Ella les abre la capilla para que entren a rezar. Dice que son todos encantadores, muy cercanos en general.

¿Cómo vive las fiestas el presidente del club taurino?
A tope. Los primeros días me levanto al encierrillo, luego voy al encierro, vengo a la plaza para estar con el jurado en el mejor recorte de vaquillas. Almuerzo, voy al apartado en torno a las once y media de la mañana y luego estoy un rato con la familia. A las dos y cuarto participo en una tertulia en la radio, descanso un poco y ya vuelvo a la plaza para la corrida. Por la noche disfruto de la cena en la peña La Bota.

 

Título

Un año de actividades por el aniversario

La actividad para el club taurino comenzaba en febrero con un viaje Salamanca.

En mayo los socios disfrutaron de una capea y participaron en otra visita a Funes, a la finca Domínguez. El programa del 50 aniversario se centraba en las fiestas de la juventud del Puy. El sábado se organizó un espectáculo valenciano, que hubo de ser suspendido por la lluvia.

El 25 de mayo, la banda realizaba un concierto de pasodobles en la plaza.
El día 26, Marquitos tentó dos vacas de Macua.

Los socios disfrutaban ese día de una comida y de una capea por la tarde. Cada año, y éste no será menos, el club organiza un concurso de pintura para los niños.

En septiembre está previsto un viaje a Logroño para ver una corrida con motivo de San Mateo.

La organización del trofeo Triunfador de la Feria lleva también la firma del club en colaboración con el restaurante Astarriaga.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies