¿Ensuciamos mucho o se limpia poco?

¿Ensuciamos mucho o se limpia poco?

La conclusión de la encuesta de la quincena no deja lugar a dudas: se ensucia mucho y se podría limpiar más. A los ojos de las seis personas entrevistadas en este número, Estella muestra plazas y parques con papeles, bolsas y chicles pegados en el suelo; áreas de terrazas que llaman la atención por la suciedad de la ceniza y las colillas de cigarros, excrementos de perro a doquier y puertas y esquinas de aspecto poco saneado, tanto en el centro como en los barrios. Vecinos y autoridades, ¿es ésta la ciudad que queremos?.


Mónica Santos Correia

28 años. Estella.
Ama de casa.

“Ensuciamos mucho. Papeleras hay y barrenderos se ve que pasan, pero la gente tira las cosas al suelo. Y las cacas de los perros me ponen de los nervios, cuando paso con la silleta o paseando. Que los dueños saquen a los perros y no recojan las cacas es algo que no entiendo”.


Alicia Senosiain Ursúa

59 años. Arizala.
Ama de casa.

“Hoy no he visto mucha suciedad, pero cuando bajo los viernes por la tarde a Estella y están los mocetes en la zona de la estación, clama al cielo la cantidad de papeles, bolsas y pipas que tiran al suelo. Falta educación”.


Loli Melo Cubillas

71 años. Estella.
Jubilada.

“Tiramos basura, pero al mismo tiempo no se recoge. Lugares como el paseo de Los Llanos, en concreto sus orillas, están bastante sucios, al igual que los columpios donde los cines. Luego el tema de los perros, hay quien recoge y quien no; pero lo que se queda es el pis en puertas y esquinas, y esto es un problema”.


69 años. Estella
Jubilado.

“Es un desastre. Las dos cosas. Se ensucia mucho y se limpia muy poco. Faltan papeleras en las calles, y ceniceros, al igual que en las terrazas de los bares, que son zonas muy sucias. Te encuentras colillas y ceniza por cualquier sitio”.


Mª José Aguirre Pascual

73 años. Estella.
Jubilada.

“Se ensucia mucho, eso está claro. Respecto a si se limpia, eso ya no lo sé. Barrenderos se ven, pero aun así me llama la atención la plaza y sus alrededores, las zonas de los bares y las terrazas. Luego están las cacas de los perros, que muchos dueños no las recogen, y que los perros mean donde bien les viene”.


Ángel Manuel Hermoso Urra

50 años. Villatuerta.
Operario de grúa.

“Se ensucia mucho, todo lo tiramos al suelo, sobre todo las colillas. Por las calles se ven muchas bolsas y muchos chicles pegados, eso llama muchísimo la atención”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies