En tiempos de crisis, es mejor ser voluntario que estar en casa

En tiempos de crisis, es mejor ser voluntario que estar en casa

Cruz Roja de Estella reanudó su actividad en 2009 después de un parón de cinco años. Cuarenta son las personas que en la actualidad colaboran con la ONG en la ciudad del Ega

El grupo de Cruz Roja en Estella cesó su actividad en 2004. Cinco años después, en 2009, se revitalizó gracias a voluntarios con muchas ganas de invertir parte de su tiempo en labores de carácter social y humanitario. En la actualidad son cuarenta las personas que hacen realidad diversos servicios y funciones: como el de socorro y emergencias, servicios preventivos, cursos de formación y un programa de ocio dirigido a la juventud.

“Somos cuarenta personas, pero voluntarios siempre hacen falta”

La responsable del servicio de voluntariado de Cruz Roja Estella, Mapi Aramendía Camprubí, de 35 años y auxiliar de enfermería, ha dedicado dieciocho años de su vida a colaborar con la ONG. Asegura que en tiempos de crisis, es mejor ayudar a los demás que estar en casa sin saber qué hacer. En su opinión, y por su experiencia, el voluntariado ofrece nuevos conocimientos, vivencias y la posibilidad de conocer gente. 

¿Qué momento vive Cruz Roja Estella?

Vive una nueva etapa. La oficina de Estella se cerró en 2004 y en 2009 la hemos vuelto a abrir. No supone empezar desde cero, pero en este tiempo han cambiado muchas cosas. Sobre todo se exigen nuevos sistemas de calidad y tenemos que ponernos al día en el funcionamiento que ya practican otras asambleas. 

¿Satisfechos con el número actual de voluntarios?

Voluntarios siempre hacen falta, pero para haber arrancado en 2009 y haber vivido un año de muchas gestiones y organización, mal no estamos. Somos unos cuarenta voluntarios. Claro que cuantos más seamos más servicios preventivos podremos hacer. También en función de las personas y de sus intereses se pueden emprender nuevas acciones y proyectos. 

¿Qué ideas tenéis en mente?

Tenemos ganas de hacer un programa dirigido a la tercera edad y estaría bien recuperar el servicio de atención al peregrino, como antes se hacía, pero para eso necesitamos personas con primeros auxilios. 

¿Qué funciones desarrolla Cruz Roja en Estella?

Realizamos servicios preventivos, por ejemplo en fiestas de Estella, en las actividades de la Virgen del Puy, en conciertos, carreras ciclistas o en la cabalgata de Reyes. Es el servicio que mejor funciona. Tenemos también un departamento de formación, para impartir cursos, como el de socorrista, dirigidos a gente de Cruz Roja y a externos. Además, estamos arrancando un programa de juventud, con actividades de ocio y tiempo libre y, muy importante para nosotros, fundamental, es el departamento de voluntariado. 

¿Cuáles son actualmente vuestras principales necesidades?

Personal ATA y con primeros auxilios. En las demás cosas, vamos poco a poco. Intentamos centrarnos en lo que podemos, no abarcar demasiado y evitar no poder cumplir después. 

¿Qué momento actual vive el voluntariado? ¿Hay sensibilidad entre la juventud para dar su tiempo a los demás?

Yo he sido miembro de Cruz Roja desde 1995 hasta 2001, cuando dejé. A mi vuelta me ha sorprendido que hay mucha gente que quiere hacer cosas de modo voluntario. Ahora en tiempos de crisis y de paro, pienso que es mejor ser voluntario y ocupar tu tiempo ayudando a otros que estar en casa. Lo que sí creo es que hay mucho desconocimiento sobre lo que se puede hacer, mucha gente no sabe donde dar el tiempo que le sobra. 

El voluntariado no da dinero, pero ofrece otras cosas. ¿Cuáles son las principales?

Por lo que yo he vivido, aporta experiencia en gestión y muchas vivencias. Puedes participar en San Fermín o en fiestas de una manera diferente, haces viajes a otras comunidades y conoces gente. Son cosas mucho más importantes que el dinero. 

¿Qué es necesario para ser voluntario de Cruz Roja?

Nada más que tener inquietud y querer dar parte de tu tiempo para hacer actividades y ayudar. Para estar en ambulancia, sí se hace imprescindible el ATA.  

Título

25 de junio: limpieza del río Ega

Cruz Roja de Estella colabora durante el mes de junio con el Día Internacional del Medioambiente que se celebra el 5 de junio. Entre todas las actividades programadas, la mayoría ya celebradas, destaca una limpieza en el río Ega. Las personas que deseen participar pueden hacerlo el sábado 25 a partir de las 10.30 h.

El punto de partida es el puente de la cárcel, del lado de la calle la Rúa. Después habrá un almuerzo popular para todos los asistentes. 

La sede de Cruz Roja en Estella se encuentra en la calle La Rúa, número 34. El horario de atención al público es de 19.00 a 21.00 h. Los interesados en recibir información pueden escribir un e-mail a cualquiera de estas dos direcciones: voluntariadoestella@cruzroja.es 

o estella@cruzroja.es.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies