El servicio de voluntariado del hospital cumple su primer año

El servicio de voluntariado del hospital cumple su primer año

En la actualidad, 21 personas dedican desinteresadamente parte de su tiempo AL acompañamiento de enfermos

El colectivo de voluntariado del hospital comarcal García Orcoyen cumple un año con nuevas incorporaciones. En la actualidad son 21 las personas que dedican parte de su tiempo al acompañamiento de enfermos en el centro y se espera que otras tres se puedan incorporar en breve. Una rueda de prensa servía para hacer balance del servicio, por parte de todas las partes implicadas –voluntarios, dirección del hospital, enfermería y médicos.

“El Doctor en Psicología  de la Salud, Emilio Garrido, ofreció una conferencia en Estella”
La coordinadora del grupo de voluntarios, Maribel Sanz, destacaba que el grupo ofrece acompañamiento dos horas por la mañana y dos horas por la tarde. Durante este primer año de andadura se han hecho 1.009 servicios de acompañamiento, durante 896 horas, un tiempo al que hay que sumarle otras 467 horas de despacho. “Estamos muy satisfechos de la acogida de los pacientes, de las familias, el personal sanitario y el resto de los profesionales. Nuestra misión es estar con el enfermo, nunca suplir a los profesionales”, señalaba Maribel Sanz.

La coordinación entre las responsables de Enfermería y el voluntariado es vital para optimizar el servicio. Son las enfermeras, sobre todo, las que detectan casos de enfermos que podrían agradecer un rato de compañía con miembros del servicio. Los tipos de pacientes que suelen requerir de acompañamiento son personas mayores que están solas en el hospital, personas con familia que no pueden estar todo el tiempo con el enfermo o extranjeros que se encuentran solos.
“Cada vez hay más gente sola, sobre todo desde la incorporación de la mujer al trabajo. El voluntariado consiste en estar un rato con ellos o en ayudar a los cuidadores mayores mientras se toman un café”, explicó la enfermera Nuria López. Su opinión la compartían otros profesionales presentes en la sala.

El médico Javier Martínez de Morentin Garraza se refirió, igualmente, a las bondades del servicio de voluntariado. “Que el paciente se sienta escuchado y entendido tiene beneficio en su recuperación o le ayuda a sobrellevar su enfermedad sin que se sienta solo o abandonado. Por otro lado, el voluntariado permite que la sociedad entre dentro del hospital y que este no se perciba como un bunker, como un lugar cerrado a la vida diaria”.

Conferencia
El servicio de voluntariado cuenta también con el apoyo y el reconocimiento de la dirección del hospital. La directora Marisa Hermoso de Mendoza creyó desde el principio en el servicio. “La vida se alarga y está muy bien pero trae consigo cosas negativas. He tenido oportunidad de hablar con los pacientes y demuestran lo contentos que están con la existencia de este servicio”, dijo.

El voluntariado recibe financiación para su actividad a través de una subvención del Gobierno de Navarra para cubrir gastos relacionados con la organización de actividades. El miércoles 24 de noviembre, el colectivo hizo posible la celebración de una conferencia en Estella a cargo del doctor en Psicología de la Salud, Emilio Garrido Landívar. Se organizaba con motivo de la celebración, adelantada, del Día Internacional del Voluntariado. El servicio ha abierto también un proyecto en ‘Tú eliges, tú decides’ de Caja Navarra, con el número 21.513, al que los clientes pueden dar su apoyo.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies