El ruido de los caldereros y el fuego de Aldabika anuncian el Carnaval

El ruido de los caldereros y el fuego de Aldabika anuncian el Carnaval

El 25 de febrero tendrá lugar el Carnaval más variopinto con el tradicional concurso de disfraces

El sábado 11 de febrero daba comienzo en Estella el programa carnavalesco con la noche de Caldereros, en donde más de un centenar de zíngaros se dieron cita para meter ruido con sus sartenes y martillos. Los seres mitológicos del Carnaval Rural recogían el testigo, el 18 de febrero, desfilando por Estella y quemando a Aldabika, el famoso ladrón de la merindad.

La noche de Caldereros, organizada por la Asociación de Ex Danzaris Francisco Beruete, aglutinó el sábado 11 de febrero a más de un centenar de zíngaros y caldereros que, vestidos con el atuendo típico de pañuelos coloridos con monedas, chalecos y sombreros, se dieron cita a las siete de la tarde en la plaza de los Fueros para iniciar el recorrido.
Sin que faltaran las sartenes y los martillos para meter ruido, los participantes, guiados por la tradicional carroza y la charanga Alkaburua, comenzaron la ruta desde la plaza de San Juan hasta el Puy, para bajar a la calle Mayor y continuar hasta la plaza de Santiago, Calderería y plaza de San Juan. Durante el itinerario realizaron varias paradas para bailar las típicas polcas.

“La intención es llenar el acto de más música y animación como se hacía hace unos años”

El año que viene la Asociación de Ex Danzaris asumirá la plena organización de la noche de Caldereros, que junto a la
charanga Alkaburua, intentarán volver a los orígenes de la fiesta. “La intención es llenar el acto de más música y animación como se hacía hace unos años cuando también nos acompañaban los gaiteros y la escuela de música Scherzo”, declara Yolanda Alén, presidenta de la asociación. Además, también se planea la posibilidad de celebrar una cena para todos los participantes que quieran acudir. “Queremos animar a que la gente participe”, concluía Yolanda.

El Carnaval Rural llenó Estella de seres mitológicos
El sábado 18 de febrero, las calles de Estella se llenaron de personajes típicos del carnaval tradicional. A las 10:00 horas comenzaba la jornada con una cuestación y los más txikis, todos ellos disfrazados, se reunían a las once en la plaza de Santiago. Desde allí salieron en pasacalles, acompañados por el grupo de danzas Larraiza y la fundación Tortotxiki.
Este año, lo organizadores y participantes del Carnaval Rural disfrutaron de una comida popular en el frontón Lizarra.

La Asociación de Exdanzaris Francisco Beruete asume la organización de Caldereros e intentará recuperar los orígenes de la fiesta

A las siete de la tarde los zampanzares de Lizarra Ikastola y de Larraga hacían sonar sus cencerros y los seres mitológicos de la asociación de Oteiza, Arrano Elkartea, desfilaban por la calles de la ciudad. A las 19:30 horas llegaba uno de los momentos clave de esta cita: la quema de Aldabika. Un año más, el ladrón más famoso de Estella y merindad ardió en la plaza de los Fueros bajo la atenta mirada de los otros personajes del carnaval y de cientos de vecinos que, vestidos de lamias, sorgiñas, momotzorros y otros seres, disfrutaban del espectáculo. La jornada continuó con una merienda para todos los participantes en la peña La Bota.
El programa carnavalesco continuará el sábado 25 de febrero con el Carnaval variopinto, que llenará Estella de alegría y color.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR