El nuevo instituto abre etapa en el panorama educativo de Estella

El nuevo instituto abre etapa en el panorama educativo de Estella

El 12 de septiembre 900 alumnos de Secundaria y Bachillerato estrenaron las instalaciones

El curso 2011-2012 marca un hito en la historia del instituto Tierra Estella. El pasado 12 de septiembre, 900 alumnos de Secundaria y Bachillerato estrenaron el complejo educativo –compuesto por dos edificios conectados entre sí por una pasarela acristalada y un polideportivo- que ha supuesto una inversión de 8,4 millones de euros, incluida en el Plan Navarra 2012 del Gobierno foral. La dotación, a falta de pequeños detalles, convierte al IES en el centro más nuevo y moderno de la Comunidad y satisface las demandas de instalaciones y espacios manifestadas durante años por la comunidad educativa.

Cristina Pinillos: “Se ha ejecutado el 60% de la escuela pública en Estella. Aún queda pendiente la modernización de Infantil y Primaria”

 Era el verano de 2009 cuando se daban los primeros pasos para la construcción del primer edificio del complejo, el de Educación Secundaria. Se derribaban los antiguos frontones y sobre el solar comenzaba a crecer el proyecto que tendría planta baja más dos alturas, además del sótano, en una superficie que ronda los 5.000 metros cuadrados. Poco después se comenzaba a levantar el edificio de Bachillerato, de 2.254 m2, conectado con el anterior por una pasarela acristalada. La obra del polideportivo, en el sótano, se entregaba a finales de agosto. 

No sólo instalaciones, el nuevo IES Tierra Estella estrena también directora. La hasta entonces jefa de estudios, Cristina Pinillos, asume el cargo en uno de los momentos más importantes de la historia del centro. Después del traslado de material desde la antigua ubicación hasta  las dotaciones actuales, realizado durante los meses de julio y agosto, la dirección asegura que el centro ha arrancado al cien por cien. “El centro está a pleno rendimiento. Faltan detalles, como la caldera de la calefacción, la colocación de papeleras o de alguna pizarra digital interactiva, pero no influye en el desarrollo de las clases ni en la labor pedagógica”, explica Cristina Pinillos. 

Cómodo y seguro 

El balance de los primeros días es muy positivo, según la dirección. El centro ofrece comodidad y seguridad. “Los espacios son muy amplios, los profesores desarrollan su actividad muy a gusto y los alumnos también lo valoran. El instituto está muy bien organizado y, al estar los dos edificios comunicados, es muy cómodo y evitamos traslados. En cuanto al polideportivo nos sentimos muy afortunados. En los cursos anteriores dependíamos mucho del municipal y se perdía mucho tiempo”, añade la directora. La seguridad se incrementa también en los recreos, en un patio aislado del tráfico. “Antes, el recreo se desarrollaba en la zona del aparcamiento con la falta de seguridad que ello suponía”. 

Los alumnos viven sus primeros días de curso inmersos en la novedad. Las nuevas aulas, el nuevo patio, el polideportivo, todo ello es tema de conversación en los pasillos y a la hora del recreo. “Está todo muy nuevo. Falta alguna cosa, como pizarras digitales, que se monte la biblioteca y que podamos utilizar el polideportivo, pero cuando esté todo va a ser impresionante, vamos a tener el instituto más nuevo, el mejor”, recordaba Aitana Herrera Azcona, de primero de la ESO.

“El otro centro era muy pequeño y, cuando salíamos al patio, estábamos donde aparcan los autobuses. Éste patio es mucho más tranquilo y amplio”, añadía su compañera Erica García Benavente. Por el contrario, el calor en clase era la nota negativa destacable en un septiembre especialmente caluroso. Varios alumnos lo achacaban a las grandes cristaleras y al color negro del mobiliario. 

La apuesta del Departamento de Educación en la pasada legislatura y el trabajo realizado desde el centro, Ayuntamiento y Apyma ha supuesto un gran paso adelante en la enseñanza pública en Estella. Ahora que Educación Secundaria y Bachillerato cuentan con instalaciones apropiadas, son Educación Infantil y Primaria los niveles pendientes y que demandan espacios. “Se ha ejecutado el 60% de la escuela pública en Estella, pero aún queda pendiente la modernización de Infantil y Primaria”, apuntaba la directora, Cristina Pinillos.

¿Qué te parece el nuevo instituto?

La hora del recreo es el momento del intercambio de impresiones entre los alumnos los primeros días de clase. En general, los alumnos se muestran satisfechos con el cambio. Destacan el patio como una de las principales mejoras, así como las instalaciones deportivas. Lo peor, aseguran, es que el sol entra por los grandes ventanales y deslumbra. También se concentra el calor en el interior de las aulas en estos días cálidos del mes de septiembre. 

Itziar Jiménez Etayo.  2º de la ESO

“Me parece muy bien, sobre todo el patio; pero en nuestra clase nos da el sol de frente y deslumbra. Además, hace bastante calor. Igual influye que las ventanas y las persianas sean negras”.

Ion Díez de Ulzurrun. 4º de la ESO

“Está muy bien, lo mejor son las instalaciones deportivas y también el patio, ya que antes teníamos que salir a la calle durante el recreo. Lo peor para mí es el tamaño pequeño de las clases y que hace mucho calor debido a las cristaleras”. 

María Ruiz Armendáriz. 2º de la ESO

“Las instalaciones son buenas, aunque no hay aire acondicionado y estamos pasando estos días calor. Los baños los encuentro muy bien y las ventanas batientes son un buen sistema. En general es un buen cambio”. 

Título

Dos edificios unidos

Los alumnos de Educación Secundaria, tienen a su disposición 26 aulas, más tres de informática, dos de música, una de audiovisuales, otra de plástica, un laboratorio, una biblioteca, dos talleres de tecnología, uno de jardinería y otro de carpintería, aulas de desdobles y cuatro clases más para la diversificación curricular. 

A través de una pasarela acristalada, el edificio de Secundaria se comunica con el de Bachillerato. En 2.254 metros cuadrados, repartidos en sótano, planta baja y una altura, se ubican diez aulas, un laboratorio, un aula de tecnología y seis de desdoble. El sótano está reservado al polideportivo con una cancha que duplica las dimensiones de la del pabellón municipal y que dispone de seis pistas de baloncesto, una con posibilidad de mini-basket. 

Las canchas acogerán el desarrollo de Educación Física y, mediante un convenio con el ayuntamiento, podrán ser utilizadas por los clubes y los vecinos de Estella. El polideportivo está dotado también con cuatro vestuarios para alumnos, otros dos para profesores y uno para minusválidos. Una parte del patio exterior permite también la práctica de deporte al aire libre.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies