El momento de San Pedro de Lizarra

El momento de San Pedro de Lizarra

Trabajos en la iglesia más antigua de Estella, cerrada al culto en 1881,contribuirán frenar su deterioro y evitar que se declare en ruina

Ahora o nunca. La rehabilitación de la iglesia de San Pedro de Lizarra era urgente. El tejado hundido y los muros caídos clamaban a gritos una reforma. El deterioro causado por el abandono y el paso de los años pedía, al menos, una actuación de consolidación que permita mantener en pie con dignidad el principal y más valioso elemento patrimonial de un barrio que, tras la inauguración del edificio de juzgados y de Mancomunidad, se ha acercado un poco más al centro.

“Los vecinos solicitan al Ayuntamiento el acondicionamiento de un jardín en el exterior del templo“
La determinación de los vecinos del barrio, con la complicidad del párroco de San Miguel, David Galarza, y de otras personas, como el arquitecto Jesús Alén, ha permitido presenciar los primeros pasos hacia una situación mejor. Un informe redactado por el arquitecto estellés hace tres años sirvió para hacer constar el estado del templo y pedir ayuda a la Institución Príncipe de Viana y al Ayuntamiento. Finalmente, se abría un proyecto en Caja Navarra dentro del programa ‘Tú eliges, tú decides’ como único mecanismo para recaudar fondos y poder acometer las primeras mejoras.
 
El proyecto de CAN de 2009 supuso una recaudación de 8.835 euros, con los que se limpiaron de maleza los alrededores de la iglesia, se desalojó el escombro acumulado en el interior del templo y se retiraron del tejado los elementos sueltos con riesgo de caída. Una nueva convocatoria del proyecto, la de 2010, conseguía reunir otros 9.000 euros.

Por fases
Con esta aportación y otras cantidades conseguidas gracias a actividades, promovidas por el párroco de San Pedro, se aborda una nueva fase de rehabilitación con una inversión cercana a los 80.000 euros. “Para conseguir dinero, además del ‘Tú eliges’, se ha pedido dinero en la colecta de la iglesia y se montó un bar durante la Semana Medieval, más que como medio para conseguir fondos, para concienciar”, explica David Galarza. Añade el párroco que 25.000 euros ya se han invertido en actuaciones previas para poner el tejado, reforzar las paredes para evitar que se caigan, además de las limpiezas.
El arquitecto Jesús Alén se ha encargado de la redacción del  proyecto de las obras. La actuación más importante es la cubrición del templo para evitar que entre el agua. “Se trata de una cubierta elemental porque nuestra labor no es rehabilitar. Es una solución digna pero provisional para que dentro de un tiempo sea Príncipe de Viana quien se ocupe. De hecho, en una reunión mantenida dijeron que intervendrán, aunque no sabían cuándo. El objetivo de estas actuaciones es consolidar la iglesia para evitar que se convierta en ruina y, además, poder darle algún uso”, destaca.

La empresa Construcciones Muniáin ejecuta las obras. Estos días se centran en el alero del edificio añadido al atrio de la iglesia, que hacía las veces de sacristía. “Una mitad ya se ha hundido, así que se trabaja en la otra mitad para reforzar e impedir que se caiga también”, añade Alén, quien destaca la belleza de un edificio que se cerró al culto a finales del siglo XIX. “La iglesia tiene una bóveda de crucería gótica preciosa y, aunque en mal estado, la escalera de caracol que sube hasta la torre es muy curiosa”, describe.
 
Zona ajardinada
Los vecinos del barrio han reivindicado siempre la recuperación de la iglesia de San Pedro de Lizarra. Erguida en plena subida al Puy, durante años ha sido un punto negro de basura y abandono. “Es la iglesia más antigua de Estella y la ve toda la gente que sube al Puy y viene a los juzgados. Hace años se consolidó la torre pero luego se dejó y nos dio mucha pena”, asegura el presidente de Lizarra.
Vecinos y párroco apelan ahora a la voluntad del Ayuntamiento de modo que contribuya a adecentar y convertir en un espacio de descanso los alrededores de la iglesia. “El templo tiene una planta de 300 metros cuadrados, pero sus alrededores podrían adecuarse como zona ajardinada, con bancos para la gente mayor”, propone David Galarza.

Título

Parroquia hasta 1881

Según publica el Catálogo Monumental de Navarra, la iglesia de San Pedro de Lizarra domina el barrio de Lizarra, primitivo núcleo de Estella, que ya se menciona en 1024. En el barrio se alza la iglesia de San Pedro, que debió de ser sin duda la parroquia más antigua de la localidad, si bien el aspecto que hoy día presenta es producto de modificaciones sustanciales diversas habidas desde los alrededores de 1200 hasta el siglo XVII inclusive. Esta parroquia fue dependiente del obispo de Pamplona y se suprimió en 1881.

Su planta actual compone una única nave de cuatro tramos desiguales con cabecera pentagonal y coro alto a los pies sobre dos arcos rebajados, articulándose los muros por soportes diversos donde apoyan las cubiertas. Destaca la cabecera poligonal gótica, cubierta por una bóveda gallonada de nervios aristados que apoyan en esbeltas columnillas de capiteles vegetales; en su clave se reproduce un relieve del Agnus Dei.

El Catálogo también destaca que a los pies de la iglesia se alza una torre barroca de ladrillo compuesta por cuatro cuerpos prismáticos que decrecen ligeramente en altura. Los tres inferiores presentan saeteras y en el último, que culmina en cornisa de tacos, se abren arcos de medio punto para las campanas, sirviendo de remate otro pequeño cuerpo poligonal con pilastras angulares y arcos de medio punto.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies