El kit de la Bajadica del Puy

El kit de la Bajadica del Puy

El acto más fresco de las fiestas de Estella se celebra el Viernes de Gigantes por la tarde. Participar se convierte en un auténtico ritual de ingenio y diversión

Es sin lugar a dudas el acto más fresco de las fiestas. Fresco porque la participación la integran jóvenes de diferentes edades, dispuestos a comerse, o a beberse, cada uno de los instantes de la fiesta de cada uno de los días que les queda por disfrutar. Fresco también porque el agua cae sin contemplaciones, directa a dar.

Los flotadores, las barcas hinchables, los cubos de agua

y las mangueras son artículos imprescindibles

La participación en la Bajadica del Puy o del agua es libre, pero una regla no escrita establece algo parecido a un kit imprescindible para lograr una participación más intensa. Los elementos que no pueden faltar en la bajadica del Puy son: el agua (obviamente), los cubos, cacerolas y mangueras, los flotadores, la barca hinchable, las camisetas blancas, el bañador, los vecinos en las ventanas y balcones, la banda de música y los concejales del Ayuntamiento. ¿Alguien se atreve con algo más?


EL AGUA.

Imprescindible; y cuanto más fría, mejor. Ayuda a refrescar y a despejar. El agua llueve a mares gracias a los cubos, las cacerolas e incluso las mangueras que asoman por balcones y ventanas. La diversión es bidireccional: para el que pide porque la pide y para el que la vierte por el regocijo que siente desde una posición fuerte.  

CAMISETAS BLANCAS.

Camisetas blancas para cumplir con la indumentaria festiva, pero sin pañuelo ni faja roja para no desteñir al contacto con el agua. El bañador o el bikini se suman también a la fiesta.

LA CORPORACIÓN. 

¿Qué sería de la bajadica del Puy sin la música de la banda y sin la participación del Ayuntamiento? ¿Qué sería sin la canción ‘que trabaje la Guardia Civil, que trabaje que trabaje’? Los concejales no dudan después de las vísperas en la basílica del Puy en sumergirse en la fiesta, dejando el cargo a un lado, como estelleses más.  

Título

Accesorios playeros.

Flotadores, manguitos, gafas de natación e incluso barcas acuáticas no faltan en la calle Valdeallín durante el acto más húmedo de las fiestas. No hay regla escrita, pero cada año se suman más accesorios acuáticos que convierten la calle del casco viejo en un aquapark urbano.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies