El Ayuntamiento aprueba una ordenanza sobre cremaciones

El Ayuntamiento aprueba una ordenanza sobre cremaciones

El acuerdo, con carácter inicial, se somete a un periodo de información pública de 30 días hábiles

El pleno del Ayuntamiento de Estella aprobó inicialmente una ordenanza fiscal reguladora de tasas por prestación de servicios de cremación. Cabe recordar que en 2009, y con fondos percibidos del Presupuesto General del Estado, se construyó un horno crematorio por importe de 183.631 euros. Según el acuerdo del último pleno, las tasas son de 409 euros por la cremación de cadáveres y 145 por la cremación de restos. La decisión se somete a un periodo de información pública de 30 días hábiles, durante el cual los interesados pueden presentar alegaciones.

“A lo largo del pleno ordinario se votaron doce mociones”
Según el acuerdo, las tasas se han establecido por motivos socio-económicos ya que los precios ordinarios, según un informe del Servicio de Intervención municipal, son de 1002 euros para la cremación de cadáveres y 501 euros para la cremación de restos. En el pleno de junio y en relación con el cementerio estellés se aprobó también el contrato relativo al servicio de mantenimiento y limpieza por el cual se acordó contratar a la empresa Mármoles Bakaicoa. Par ello, salió adelante la aprobación del gasto de 22.743 euros (IVA excluido).

El pleno de junio se caracterizó por la presentación de un total de doce mociones, tres incluidas en el orden del día y otras doce con carácter de urgencia. Emma Ruiz abordó el Tren de Alta Velocidad, la defensa de derechos civiles y políticos y la asamblea de Ayuntamientos y electos municipales de Euskal Herria. Mediante sendas mociones, Jaime Garín mostró su rechazo a las medidas de recorte de Zapatero y apoyó un mayor fomento del Euskera. Por su parte, Iñaki Astarriaga (Nabai) denunció el ataque israelí en aguas internacionales y UPN condenó las extorsiones de las que los empresarios están siendo víctimas por parte de ETA.

Emma Ruiz presentó otra moción más sobre el ataque israelí a la flotilla humanitaria. Mediante una más denunció hostigamientos a la población de Oaxaca en México. Jesús Javier Martínez, de IUN, pidió que no se aplicara la rebaja de salarios a los trabajadores del Ayuntamiento. El partido socialista presentó las dos últimas mociones. La primera instaba a la alcaldesa a hablar con la consejera de Bienestar Social para que negocie con el Patronato de San Jerónimo con el objeto de levantar en sus terrenos una nueva residencia. La segunda moción pedía que se utilizaran 392.062 euros para la segunda fase del centro cultural San Benito.

Prosperaron 5 mociones
De las doce mociones, quedaron aprobadas la presentada por Jaime Garín sobre el fomento al Euskera (sólo UPN se opuso), la de Nabai sobre el ataque de Israel (UPN se opuso) y la de UPN sobre las extorsiones a ETA (Emma Ruiz se abstuvo. La moción sufrió alguna modificación). Las dos mociones socialistas se aprobaron por unanimidad.
Al término del pleno, amigos y familiares de los jóvenes encausados tras la batukada de fiestas intervinieron con el objetivo de entregar las firmas reunidas. La muestra de carteles, que no fueron retirados tras la petición de la alcaldesa, hizo que el equipo de Gobierno y buena parte de los corporativos municipales abandonaran la sala.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies